Vuelve la crisis de la gasolina, diésel y jet fuel en Venezuela

738

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

Venezuela vive un nuevo episodio de escasez de gasolina. Se pueden ver nuevamente las terribles colas y pernoctas por el preciado combustible. Los complejos refinadores producen una semana sí y otra no, pareciera que cumplen también el esquema de flexibilización de 7 + 7 de Nicolás Maduro, aunque la lúgubre realidad es la caída libre del sistema refinador venezolano, donde no se ven soluciones de corto y mediano plazo. 

El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac) ha dado permiso para retomar vuelos internacionales a destinos como México, República Dominicana, Panamá, Turquía o Irán y continúa negando el uso de las terminales aéreas domésticas, con excepción del aeropuerto del Gran Roque. Las rutas internacionales son de interés para el régimen de Maduro, por eso dicha prioridad. A su vez, en próximos días se le sumará Cuba a la agenda aeronáutica. La gasolina jet fuel, por su escasa producción e importación, es para este tipo de vuelos internacionales y no se les dará prioridad a vuelos internos usando terminales como Caracas, Valencia, Maracaibo o Barquisimeto.

El experto en energía del Instituto de Estudios Superiores en Administración (Iesa), Oswaldo Felizzola recuerda que Venezuela era uno de los países con mayor tradición petrolera del mundo. “No existía ningún tipo de combustible o derivado que no se hiciera en el país, de hecho muchos fueron inventados aquí. En el caso del jet fuel, se producía en El Palito y en el Centro Refinador Paraguaná. El jet fuel no tiene ese componente grasoso y es más poderoso y estable que la gasolina, por lo que permite usarlo a grandes alturas, por eso su uso en aviones sin que se degrade. En el caso de la gasolina iraní que llegó al país, se mezcla con otros aditivos en Venezuela por parte de Pdvsa, ya que ese combustible los tiene muy bajos. Por supuesto, a nivel productivo no es lo mismo aplicar estos aditivos en el proceso de creación de combustible en las fórmulas de producción, que colocarlos posteriormente una vez importado de Irán. Lo que se hizo con la gasolina iraní fue tratar de ‘tropicalizar’ la misma al mercado venezolano”, indica Felizzola.  


Las rutas internacionales son de interés para el régimen de Maduro, por eso dicha prioridad. A su vez, en próximos días se le sumará Cuba a la agenda aeronáutica. La gasolina jet fuel, por su escasa producción e importación, es para este tipo de vuelos internacionales y no se les dará prioridad a vuelos internos

Rogelio Guevara Cantillo

Lo que llama la atención en este nuevo episodio de escasez de gasolina es saber si realmente, a la fecha, el régimen de Maduro compró otro cargamento de gasolina con su aliado iraní, Hasán Rohaní, y lo mantienen en secreto. Estamos cerca de concluir 2020 y Maduro ha expresado públicamente su intención de realizar una “flexibilización navideña” en diciembre, mes de alto consumo y movilidad ciudadana y de producción.

Aunado a la crisis de producción e importación de gasolina, se suma la sanción al famoso diésel, combustible necesario para la logística de camiones e imprescindible para distribuir los alimentos y un sinfín de productos y realización de servicios y, por supuesto, su relevancia para poner en marcha la industria eléctrica de muchas ciudades de Venezuela. El diésel es esencial para la producción de energía en occidente donde se producen la mayoría de los cortes de suministro de energía, lo cual lleva a proyecciones negativas para los ciudadanos que residen en estas localidades para el año 2021.

Elliott Abrams, representante especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Venezuela e Irán, confirmó en días pasados que ya no será posible que la administración de Maduro continúe con el intercambio de petróleo por diésel. La exención era hasta este mes de octubre del año en curso. Se ha logrado tener evidencia de buques petroleros en vías a Venezuela, para lograr vender al menos algo de crudo y que el régimen pueda contar con algo de flujo de caja para sus intereses de fin de año.

En este orden de ideas, el veterano analista Luis Vicente León, de la firma Datanálisis, comentaba en su cuenta en la red social Twitter lo siguiente: “Uno de los sectores más afectados por la decisión de eliminación del convenio de intercambio de diésel por petróleo será el agrícola, que tiene una elevada dependencia al producto. Es quizás la más evidente demostración de afectación a la población, incluso sin buscarlo”.

Igualmente, León agrega que: “Los estimados de Gas Energy Latin America (Gela) indican que, en 2021, con mayor flexibilización en el fin del Covid, se demandará en Venezuela alrededor de 105 mil barriles diarios de diésel, 25 mil más que en 2020 y la producción nacional se reducirá a sólo 20 mil barriles”. Empresas como ENI, Repsol o Reliance han estado abasteciendo de diésel a Pdvsa a través de algunos acuerdos de canje por petróleo, por lo que junto con otras compañías han estado adelantando gestiones ante la Oficina de Control de Activos Extranjeros de EE. UU. (Ofac) para continuar con las mismas, aunque ahora están temerosas por las sanciones.


Elliott Abrams, representante especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Venezuela e Irán, confirmó en días pasados que ya no será posible que la administración de Maduro continúe con el intercambio de petróleo por diése

Rogelio Guevara

En este sentido el analista político y económico, Tomás Socias destaca: “Al menos nueve tanqueros navegan hacia Venezuela con la finalidad de cargar crudo en las próximas semanas, a objeto de dinamizar las ventas que en octubre cayeron drásticamente, a niveles de hace 80 años”. Así mismo, el analista Socias destacó que hay otros cinco buques de bandera de Camerún que cruzan actualmente el océano Atlántico hacia Venezuela y dos enormes tanqueros de PetroChina Co Ltd., que tienen capacidad para transportar unos dos millones de barriles cada uno. Estos serían los que están cerca del terminal de José a la espera de carga. Adicionalmente Tomás Socias destaca que: “Debido a la crisis y a las sanciones es que Pdvsa, con Tareck El Aissami a la cabeza, optó por maniobras como transferir cargamentos entre tanqueros en el mar, hasta entregar el petróleo a sus clientes. Lo cierto es que, con estas estrategias, el ejecutivo espera obtener recursos para afrontar gastos, sobre todo para diciembre”.

Los primeros meses de 2021 podrían ser críticos en inventarios de diésel de no existir respuesta inmediata por parte de Maduro. Ante esta escasez, la prioridad sería Caracas en primera instancia y con el sacrificio del interior del país. En Estados Unidos, Joe Biden dice que ganó y a su vez el actual presidente Donald Trump dice que ganó si se cuentan los votos legales y no los “fraudulentos”. En caso que tome posesión Biden, ¿qué decidirá en este aspecto sobre el diésel y otras sanciones, en especial las energéticas?

¿Qué le ofrecerá Maduro a la administración Biden como “acciones de buena fe” para demostrar que está dispuesto a mejorar las relaciones? Creo que Biden no comenzará su nueva administración realizando sanciones, debe esperar algunos meses a ver que hará u ofrecerá Maduro. De continuar la sanción al diésel, ¿qué hará el venezolano? Porque un alto porcentaje de la logística empresarial de bienes y servicios se realiza en vehículos que usan diésel. Aumentarán aún más los costos y por ende los precios de los productos. El sufrimiento del venezolano continuará.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.