Por: Rogelio Guevara Cantillo

Vietnam ocupa hoy en día la posición número 105 de 171 en el índice de libertad económica de Heritage Foundation edición 2020. Cuenta con un respetable desarrollo en materia económica. El nombre de Vietnam hace recordar a la mayoría de las personas la guerra acaecida entre 1955 a 1975 entre Vietnam del Norte, apoyada por la Unión Soviética, y Vietnam del Sur, por los Estados Unidos. El conflicto termina con la derrota de Estados Unidos dibujada en la icónica caída de Saigón el 30 de abril de 1975. 

Durante cerca de una década, Vietnam transitó por los senderos del comunismo. Este modelo político y económico, trajo un alto nivel de atraso y subdesarrollo a una ya muy maltrecha sociedad que se vio envuelta en una guerra de amplia magnitud por cerca de 20 años. Hoy en día, este país asiático, según cifras del Fondo Monetario Internacional, tenía proyectado un crecimiento de su PIB de 3,2% antes de la pandemia COVID-19 y un nivel de inflación Neta de 2,7% para el año 2020.

Así mismo, según el Banco Mundial, el desarrollo de Vietnam en los últimos 30 años ha sido notable. Las reformas económicas y políticas con el “Doi Moi”, iniciadas en 1986, han estimulado un rápido crecimiento económico, transformando lo que entonces era una de las naciones más pobres del mundo en un país de ingresos medios y en vías de desarrollo. Entre 2002 y 2018, el PIB per cápita aumentó 2,7 veces y más de 45 millones de personas salieron de la pobreza. Las tasas de pobreza disminuyeron significativamente de más del 70% a menos del 6%. En 2019, la economía de Vietnam continuó mostrando una fortaleza importante, amparada por una sólida demanda interna y una fabricación orientada a las exportaciones. Datos preliminares indican que el PIB real creció aproximadamente un 7% en 2019. El actual presidente de Vietnam es Nguyen Phu Trong.

Antes del “Doi Moi”, la situación de la postguerra y las políticas marxistas de los ganadores de ese conflicto solo trajeron desgracias y calamidades. De todas maneras, una vez instalados en el poder, los representantes del Partido Comunista comenzaron una intensa campaña de colectivización del campo y de las pocas fábricas que quedaron en pie. Lo cierto es que las medidas implementadas fracasaron rotundamente, los serios problemas económicos y humanitarios continuaron afectando a la población. Luego de 10 años, las condiciones de vida prácticamente no habían mejorado y millones de personas huían del país hacia destinos con mejores oportunidades, algo parecido a lo que ocurre en la Venezuela de hoy. En este contexto histórico de Vietnam, las autoridades decidieron lanzar en 1986 un paquete de reformas que buscaban, según las propias palabras del VI Congreso del Partido Comunista, “configurar una economía de mercado orientado al socialismo”.


el desarrollo de Vietnam en los últimos 30 años ha sido notable. Las reformas económicas y políticas con el “Doi Moi”, iniciadas en 1986, han estimulado un rápido crecimiento económico, transformando lo que entonces era una de las naciones más pobres del mundo en un país de ingresos medios y en vías de desarrollo

Rogelio Guevara

Para subsanar las heridas, el partido comunista de Vietnam comenzó a realizar una serie de reformas económicas, ya que en lo político conservaban el poder y de hecho hoy en día es aun así. Estas reformas económicas se llamaron “Doi Moi”. Estas reformas buscaron la transición de Vietnam de una economía dirigida de tipo comunista a una economía de mercado encaminada por los socialistas. Las políticas económicas del “Doi Moi” se asemejan al modelo económico chino. Entre las primeras reformas que se aplicaron estuvieron la liberalización de precios, devaluación del “dong”, permiso paulatino para la iniciativa empresarial privada entre otras. 

Durante la década de los 90 se observaron ciertos progresos y cambios en el marco legal para el sector empresarial privado. En 1990 se promulgó la ley de empresas privadas que proporcionaba una base legal, mientras que la ley de sociedades reconocía a las sociedades anónimas y a las empresas privadas de responsabilidad limitada. La constitución nacional de 1992 reconoció el rol del sector privado en la economía, pero el poder político continuaba en manos del partido comunista de Vietnam. 

De transcurrir los años con la política implementada por el Gobierno en Venezuela, solo veremos fallos, errores y penurias en el manejo del país y en especial de su economía, que ha transitado por la vía del socialismo desde 1999. Otros países de Latinoamérica desde 1999 hasta hoy han avanzado respetablemente en el ámbito económico. De perpetuarse Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Tareck El Aissami, la familia Rodríguez u otro hombre o mujer fuerte en el régimen, ¿recurrirán tarde o temprano al “Doi Moi” estilo “venezolano” para sobrevivir económicamente? El devenir político lo dirá, pero siempre estarán públicamente aferrados a su ideología “marxista” sin reconocer la inviabilidad y derrota de la misma.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @rogeliogcmundo

Especialista en comercio internacional

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

3.65/5 (20)

¿Qué tan útil fue esta publicación?