21.9 C
Caracas
lunes, 18 enero, 2021

¿Una conflagración entre estadounidenses y persas?

-

Por Rogelio Guevara Cantillo

El año 2020 comenzó con tensión entre Estados Unidos y la República Islámica de Irán. La embajada de los Estados Unidos en Bagdad fue atacada por simpatizantes proiraníes durante los últimos días de diciembre de 2019. La Casa Blanca respondió el 3 de enero de 2020 dando de baja a su general clave de las fuerzas Quds, Qasem Soleimani, en las adyacencias del Aeropuerto Internacional de Bagdad. A raíz de este asesinato, los iraníes juraron venganza por el deceso de su connotado general.

El general Ismail Ghaani sustituye a Soleimani en su responsabilidad y lealtad con Irán. Los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI) efectuaron la semana pasada un ataque con misiles a las bases de Ain Al-Asad y de Irbil en Irak, donde se encuentran tropas estadounidenses. Las dos naciones viven un momento de tensión en el Medio Oriente. Los Guardianes de la Revolución son para el gobierno de los Estados Unidos un grupo terrorista. El mismo presidente Donald Trump en un arrebato de ira amenazó con destruir sitios históricos y de alto valor cultural para los iraníes, hecho que no pasó desapercibido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La administración Trump rompió el acuerdo nuclear con Irán en mayo de 2018. Por su parte, el Gobierno iraní declaró que retomaría su programa nuclear en retaliación a la conducta estadounidense. Estas declaraciones ponen al mundo en vilo, en especial a países como Arabia Saudita, liderado por Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud, y a Israel, por Benjamín Netanyahu. Estas naciones se disputan el poder con los iraníes en la región. Irán es mal vista por Occidente debido a su apoyo a grupos terroristas islámicos como: Hezbolá, Hamás o Houthis. El país persa quería responder contra las acciones de los Estados Unidos, pero no contó con el trabajo de inteligencia que le permitiera conocer la ubicación de personajes claves como generales, altos oficiales militares o personal diplomático norteamericanos que estuvieran quizás a la altura de la pieza perdida por como Soleimani.

Donald Trump declaró que las bases en Irak no sufrieron grandes daños. El aparato de propaganda iraní, durante las primeras horas del ataque, divulgó la muerte de 80 personas, hecho que fue negado rotundamente por la Casa Blanca. Aunado al ataque, Irán sufrió en esas horas dos terremotos cerca de la central nuclear de Bushehr. Además, el gobierno de islámico admitió el derribo de un Boeing 737 de Ukraine Airlines y alegó que el avión comercial fue atacado por error humano. La administración Trump, por los momentos, se dedicará a ejercer mayores sanciones de tipo económico contra Irán para que renuncie a sus intereses bélicos, nucleares y terroristas. El Congreso de Estados Unidos y en especial la Cámara de Representantes liderada por la demócrata Nancy Pelosi indicó que votarían para evitar cualquier tipo de evento que implique una guerra con Irán.

¿Como afectaría esto al mundo y a Venezuela? En las primeras horas al ataque de Irán contra los Estados Unidos el precio del petróleo tuvo un aumento y hubo altibajos que perturbaron la calma de los mercados financieros adormecidos aún por las fiestas de Navidad y de Año Nuevo. Retornando a Venezuela, debemos recordar que las relaciones entre nuestro país e Irán comenzaron a fortalecerse con Mahmud Ahmadineyad y Hugo Chávez Frías. Miraflores se ha aproximado mucho a Teherán, pero a su vez sus vínculos son secretos. Es poco lo que divulga en realidad Miraflores sobre la cooperación con el país persa. Se vincula a grupos terroristas como Hezbolá en territorio venezolano que cuentan con un fuerte apoyo por parte de Irán.

- Advertisement -

Venezuela desde los tiempos de Chávez y con la continuación de Maduro ha buscado siempre aliarse con dictaduras o gobiernos antiestadounidenses. Desconocemos el alcance real de la posición militar que tenga Irán aquí, pero la administración Trump está consciente de la alianza y a la hora de un escenario bélico no dudará en aplicar algún tipo de sanción, que en mayor medida sería de tipo económica, salvo que ocurriese algún hecho extraordinario que conlleve a aplicar la fuerza militar. Recientemente Diosdado Cabello, Pedro Carreño, Vladimir Padrino, Jorge Arreaza y otros connotados miembros del régimen juraron públicamente “participar en la venganza” por la muerte del general Soleimani. Dudo que tengan tiempo para dicha venganza, están más ocupados en tratar de sobrevivir políticamente dentro de Venezuela y a las sanciones de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

Rogelio Guevara Cantillo es periodista de economía y especialista en comercio internacional @rogeliogc4   

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado