22.1 C
Caracas
viernes, 27 mayo, 2022

UN PLAN VE | Daniel Matheus: La desilusión es nuestro mayor enemigo

-

Levante la mano quien tiene un Plan Ve. Conozcámonos. Apoyémonos. Intercambiemos ideas. Compartamos temores. Celebremos triunfos. Somos gente que le hace bien al país.

Daniel Matheus: La desilusión es nuestro mayor enemigo

Estudiante de Ingeniería Civil e Ingeniería Química en Caracas. Amante de los deportes y apasionado por el fútbol. Asesor Académico de MetroMUN, la delegación de Modelo de Naciones Unidas de la Universidad Metropolitana de Caracas que asiste todos los años a la conferencia más prestigiosa organizada por la Universidad de Harvard. “A través de esta actividad, buscamos dejar en alto el nombre del país y demostrar que Venezuela tiene mucho potencial.

Tuve la oportunidad de irme y no pude dejar atrás todo lo que me amarra a este país, al que le debo todo lo que soy actualmente. Porque Venezuela me enseñó que el humor no solo es alivio, sino que es vital para enfrentar nuestros problemas. Porque irse sería como dejar un edificio a la mitad de la construcción. Porque no hay como estar en familia y amigos. Porque no podemos dejar lo que es nuestro.

Para quedarse en Venezuela se necesita principalmente esperanza, porque la desilusión es nuestro mayor enemigo. Resiliencia, ya que debemos tener la capacidad de seguir adelante a pesar de las adversidades. Y, por último, las ganas de querer un mejor país”.

Cuenta IG: @danielmatheush

Kike Bermúdez: Hay que devolverle el favor al país

Licenciado en Administración, montañista, jugador de rugby retirado, endurero y aprendiz de bajista punk. Artista plástico a tiempo completo, conocido por el cuadro tricolor con los siete pájaros. “Luego de verme obligado a cerrar mi propio negocio de 20 años, comencé a experimentar con el arte y después de cuatro años puedo decir que vivo de crear.

También soy director y creador de @proyectomadiba, un programa social de la @funcacionflordelaesperanza donde trabajamos con 50 niños de la escuela Monseñor Romero en El Trompillo, Barquisimeto. Todos los sábados llevamos una práctica de rugby, aplicando un sistema que enseña los valores de nuestro deporte, es decir, integridad, solidaridad, pasión, disciplina y respeto, al tiempo que aprendemos a jugarlo en un ambiente seguro y divertido.

A Venezuela me atan mi familia, mi casa, mis panas, mi comida, mi cerro, mis niños del proyecto que me han hecho valorar lo que soy, lo que tengo y lo que puedo hacer. Ellos también son Venezuela y estamos trabajando por ella.

Para estar hoy aquí hace falta conectarnos con algo que amemos, que no necesariamente produzca beneficio económico, sino enfocado en construir, ‘devolver el favor’ y algo que inspire a otros a devolverlo también. Todos tenemos una gran esperanza de que este país mejore, pero pocos se mueven activamente en mejorarlo”.

Cuenta IG: @kikerto6

Adele Rizzi: Ocuparse y no preocuparse

Licenciada en bioanálisis y microbiólogo en el Centro Médico de Caracas. Propietaria de la peluquería Violeta, también en Caracas, y madre de dos hijas.

“No me voy de Venezuela porque hay muchas cosas que me atan a ella. El amor a mi país, donde nací y crié a mis hijas. Mis dos viejitos: Mi madre, de 86 años, y mi padre ciego, a quienes no puedo dejar solos. Soy hija única, pues mi hermano falleció hace 12 años, y ellos no quieren irse de su Venezuela querida, donde tienen más de 70 años.

También me ata al país mi hija mayor, quien a pesar de la situación difícil en la que vivimos estudia en la UCV y se ha convertido en una persona con una gran vocación social. Como todos los estudiantes de Medicina, está dispuesta a seguir luchando por su país y su hermana quiere seguir su ejemplo. Hasta que ellas no se gradúen de médicos y mientras estén mis viejitos vivos, yo seguiré luchando por este país.

Hoy en día hay que ocuparse y no preocuparse y perder el miedo a hacer las cosas. Nos ha tocado vivir esto y algo tenemos que aprender. Debemos luchar por nuestro país y no dejarlo perder”.

Cuenta IG: @arizzibon

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a