UN PLAN VE | Con la mano levantada. Capítulo XVIII

584

Levante la mano quién tiene un Plan Ve. Conozcámonos. Apoyémonos. Intercambiemos ideas. Compartamos temores. Celebremos triunfos. Somos gente que le hace bien al país.

Astrid Avellaneda: Somos una tierra llena de energía

Internacionalista egresada de la UCV. Madre y esposa. Toda su familia, incluyendo sus padres, viven en Venezuela.

Trabajó durante 12 años en Nestlé de Venezuela, donde, entre otras cosas, dirigió el departamento de Compras para el área de Servicios y Materiales Indirectos.

A Venezuela me atan mis quereres. Mi pasado y mi presente. Mi familia, los amigos que me quedan y los familiares de mis amigos que se han ido, que cuentan con nosotros. Me atan sus sabores, sus olores, el cariño de la gente, la nostalgia de los recuerdos y la esperanza y la convicción absoluta de que vendrán tiempos mejores.

No me voy de Venezuela porque considero que todavía hay mucho por qué luchar. Es una tierra santa, llena de mucha energía, de gente inteligente, capaz, con fuerza, con ganas de echar para adelante. Tenemos que estar aquí para la reconstrucción. Debemos luchar y no podemos entregarlo todo.

Para estar en Venezuela lo más importante es la fe. Quien está cerca de Dios tiene la fuerza suficiente para resistir lo que estamos viviendo. Además, es necesario tener mucha bondad en el corazón”.

Cuenta IG: @astridavellaneda

Oscar Patiño: Venezuela es una oportunidad única para los jóvenes

Abogado de la República (ucabista), activista y defensor de los derechos humanos. Coordinador general de la ONG Un Mundo Sin Mordaza.

“Mi proyecto para Venezuela en este momento es la promoción de los derechos humanos y el empoderamiento juvenil a nivel nacional. Estamos extendiendo la organización a nivel nacional, ya que promover derechos humanos a través de la creatividad como el arte y la cultura es de las ideas innovadoras más potentes que no solo he visto sino también implementado. Todo esto no se debe quedar concentrado y por eso queremos llevarlo a cada rincón del país donde haya un joven que quiera aportar.

Me quedo aquí porque Venezuela vale la pena y es una oportunidad única para los jóvenes. Tenemos tanto que reconstruir, que trabajo habrá de sobra para crecer, aprender y aportar. Y qué satisfacción tan grande es saber que podemos apoyar en la reconstrucción de nuestro país.

Para quedarse en Venezuela hace falta resiliencia, inteligencia emocional y planteamiento de objetivos claros. Estas tres nos pueden dar la fuerza suficiente para resistir sin quitar, y no se critica, que hay puntos que nos llevan a irnos. Hay situaciones críticas como, por ejemplo, dejar de tener un plato de comida en la mesa o vivencias negativas con la seguridad que nos azota”.

Cuenta IG: @oscarpatinoh

Clementina Segovia: En materia de turismo lo tenemos todo

Más de 30 años en el gremio del Turismo. Mamá de Nico y Tavo. Esposa de Samy. Hermana de 5 que siguen en Venezuela. Fundadora hace 19 años @viajesolysombra, agencia de viajes que actualmente dirige.

“De niña quería viajar por el mundo y ser aeromoza, pero mi mamá me dijo que estudiara, así que me fui por Turismo. A pesar de todo, mi trabajo es gratificante. Vivir en Venezuela, con tantos cambios drásticos, es lo que me sigue motivando a seguir con esta hermosa carrera y estoy agradecida de hacer lo que me gusta, de ayudar, recomendar, conocer, viajar y saborear el mundo entero.

No me voy de Venezuela por mi familia, mi hogar, mi empresa y mis compañeras y porque además sueño con reconstruir esta bella tierra. Estoy convencida de que la mayoría de los que se han ido volverán con experiencia y visión de trabajo para que el país vuelva a ser lo que fue y debe ser.

En materia de Turismo lo tenemos todo. Con ganas, planificación y concientización lo levantaremos y daremos la pelea”.

Cuenta IG: @tintisegovia

DÉJANOS TU COMENTARIO