¡Un diálogo que apunte reinstitucionalizar el país!

119

Por: Marcos Hernández López

Para el sociólogo francés Alain Touraine el debilitamiento general de la democracia en muchos países tiene como causa última la progresiva separación entre la efectividad de la gestión pública y las demandas lógica de los ciudadanos. En el caso venezolano, la significación que debe tener el espacio del derecho de la ciudadanía es casi inexistente por intereses mezquinos del decadente proyecto ideológico continental llamado Socialismo Siglo XXI.

La naturaleza de la crisis política, económica y social convoca cualquier escenario electoral; no se puede descartar, con garantía del voto y elecciones competitivas, los comicios generales. En el país se observa el agotamiento de su clase política y sus dirigentes. El ciudadano en un 65,4% se identifica más con un escenario de cambio del gobierno central, a través de la vía democrática y constitucional; es una opción para resolver la problemática política inmediata frente a discurso ideológico trasnochado sin visión de futuro, deslizándose en lo aburrido y repetitivos que encuentran rechazo casi unánime por parte de 82%, es decir, en la mayoría de los venezolanos. La situación de Venezuela está conectada a una crisis económica en ascenso por ahora indetenible, como consecuencia de un modelo económico reconfigurado sobre la base de un incomprensible capitalismo, articulado en su dinámica a la ingobernabilidad y la corrupción, teniendo como consecuencia inevitable el fracaso en lo económico y social.

Además, los compromisos que tiene a lo interno Maduro por diversos intereses endógenos y exógenos, han derivado en una profunda complejidad política. No obstante, la crisis económica acelerara el proceso de la descomposición social, la caída en la anomia, las protestas, saqueos y lo delincuencial que sirve de justificación para activar el dispositivo de represión y criminalización en la población. 

Caracterizando nuestra crisis de gobernabilidad democrática, se revela que tiene muchos entramados y potenciados por la ausencia de decisiones de las instituciones para solucionar democráticamente los conflictos localizados y que ponen en evidencia las tensiones existentes entre los requisitos de la democracia y los de la gobernabilidad.

En su laberinto, el primer mandatario nacional sigue gravitando nacional e internacionalmente en busca oxígeno a través del diálogo o diálogos inducidos, lobby, renunciando a ver el “bosque” de la crisis económica y política que transita el país… Lo grave es que el futuro Venezuela es abstracto, Maduro prefiere seguir siendo interpelado negativamente por el pueblo, no se inmuta, mantiene la antipostura democrática en vez de hacer una comprensión final, objetiva de la naturaleza de la magnitud de la crisis convoca la urgencia de elecciones generales, como alternativa inmediata para refundar el país…Venezuela tiene que salir de este abismo… cada minuto, hora, día, mes, cuentan en las reconfiguraciones y posturas que pueda tomar un pueblo abrumado por una situación política y económica que perturba su paz y equilibrio emocional. 

Ahora bien, el tercer intento de un diálogo debería apuntar a reinstitucionalizar el país. La oposición y el régimen venezolano confirmaron su disposición para un nuevo diálogo en México con la mediación de Noruega y el visto bueno de Estados Unidos. En el centro de las conversaciones, previstas para mediados de agosto, está la agenda electoral de Venezuela y las sanciones estadounidenses a la economía del país caribeño. Por el momento se conocen algunas demandas de la oposición, que busca garantías para las elecciones de finales de este año, mientras el chavismo pide que se levanten las sanciones impuestas por Estados Unidos. «Lo que buscamos es que haya diálogo y acuerdos entre las partes», declaró López Obrador.

No son las primeras conversaciones entre el régimen venezolano y la oposición del país, pero, de prosperar, serían pioneras en tener éxito, dentro de una lógica los opositores conociendo el enemigo político debe contar con la sabiduría y la tolerancia en sus máximos niveles sin olvidar.

«Nunca se rindan, nunca cedan, nunca, nunca, nunca, en nada grande o pequeño, nunca cedan salvo por las convicciones del honor y el buen sentido. Nunca cedan a la fuerza; nunca cedan al aparentemente abrumador poderío del enemigo». Winston Churchill.

MARCOS HERNÁNDEZ LÓPEZ | @Hercon44

Sociólogo, docente universitario | PhD Gestión de Procesos | CEO Consultora Estudios de Opinión.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.