Tu negocio no apesta

113

Por: Ramón Chávez Rosas

Como empresarios digitales muchas veces somos demasiados exigentes con nosotros mismos y creemos que nuestro negocio o lo que hacemos apesta y a veces eso puede ser bueno o malo. Si eres un profesional maduro, responsable y consciente de que podemos superarnos es bueno. Pero a veces queremos tensar la cuerda y eso nos hace daño.

Cuando somos exigentes con nosotros mismo, corremos el riesgo de que muchas personas se alejen de nosotros o de ver a otras personas como de poco valor para nosotros. Nos fijamos más en defectos que en virtudes y eso hace que nos lleguemos a culpar por los errores cometidos.

Pero esta columna no trata de psicología, trata de ser empresario digital y del impacto que podemos causar en otros. El problema no es ser auto-exigente, el problema es que nos auto juzgamos por ser exigentes.

Y la verdad es que no es necesario. Tengo muchos clientes que les duele que los ataquen en las redes. Y debo decirte algo, no hay persona en la tierra que esté libre de pecado y si está que tire la primera piedra. Una vez que lo sabes y me refiero a que realmente te des cuenta, dejas de castigarte a ti mismo.

Empresarios asertivos que se transforman con sus conversaciones

Las cosas o personas que crees que apestan dejan de importarte porque empiezas a centrarte en aquello en lo que eres realmente bueno. Esta comparación siempre conduce a dos cosas: o te bajas a ti mismo o pones a los demás en un pedestal. ¿Y sabes qué es lo importante aquí? Que ninguno de los enfoques te va a llevar a ninguna parte.

A partir de ahora, piensa en tu negocio. En las posibilidades que tienes al ser empresario digital. En el trabajo de posicionamiento de tu marca y como ganar mercado con eso que sabes hacer.

Entonces, en lugar de juzgarte a ti mismo en función de lo que está haciendo la otra persona, concéntrate en ti mismo. Necesitamos ser honestos y conscientes de lo que podemos hacer y comprender que está bien ser malo en algunas cosas.

¿No puedes hacer contenido de video porque no eres bueno con la cámara? Genial: crea contenido escrito o inicia tu podcast. Cada uno de nosotros (si nos analizamos de forma consciente) sabemos nuestras fortalezas y debilidades en el trabajo de nuestra marca personal. Sabemos en lo que somos buenos y eso marca la diferencia.

¿Cuál es el consejo para hoy? Si estamos comparando nuestro negocio constantemente o te sientes mal contigo mismo, recuerda: Concéntrate en lo que eres excelente y no te concentres demasiado en lo que no eres bueno. Con esto en mente, espero que este sea un verdadero punto de quiebre y te anime a convertirte en un empresario digital.


RAMÓN CHÁVEZ | @chavezrosas

Comunicador social, posibilitador, capacitador y fundador de la plataforma de Alianza Internacional de Empresarios Digitales.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.