Tu marca está al borde de un ataque de nervios

75

Comunicar contenido de valor para que nuestra marca tenga esas conversaciones relevantes en nuestra audiencia nos genera estrés. Y a veces es vista como una inversión muy grande, y no por el dinero que representa, sino por el tiempo que conlleva desarrollar ese contenido. Requiere pensar la comunicación, escribirla, reescribirla y publicarla. Es la pura verdad. Pero, por otro lado, los resultados son positivos cuando lo hacemos alineado a nuestros principios y valores porque nos genera reputación, que a la larga será positivo para nuestro negocio.

A veces no queremos prestar atención a la generación de contenido y creemos que únicamente debemos enfocarnos en los clientes de hoy (empujar venta, simplemente) sin pensar en el crecimiento del futuro de nuestro negocio.

¿Cómo generar contenido de valor sin caer en estrés?

Hay dos palabras mágicas que debemos considerar: tiempo y planificación. Cuando nos organizamos en términos de tiempo, el trabajo se hace fácil. Sabemos que debemos dedicar una cantidad de horas a la semana a hacerlo y lo ponemos en nuestra agenda. Nos disciplinamos y preparamos todo el contenido con antelación. Nosotros, por ejemplo, dedicamos en nuestra agenda cuatro horas semanales a este tema. Es un tiempo que tenemos bloqueado en nuestra agenda y siempre lo respetamos.

Después está la planificación. Si conocemos bien lo que hacemos, entonces podemos preparar un calendario de publicaciones. Definamos los días, conociendo, por supuesto las preferencias de nuestras audiencias. Teniendo estos dos elementos, igual siempre nos preguntan: ¿cómo saco la marca de ese ataque de nervios?

Te dejamos cuatro tips sencillos. Si los respetamos, podremos minimizar esos ataques:

1. Frecuencia en las publicaciones: tenemos ya definida las redes que usaremos en nuestra comunicación. Definamos bien una frecuencia, es decir, las veces que publicaremos semanalmente. Mantengámonos activos y ajustemos esa frecuencia a nuestro público.

2. Estrategia de contenidos: nosotros siempre diremos que la conversación de nuestra marca en las redes debe ser provocada. Definamos nuestros mensajes, nuestras ideas centrales y enfoquémonos en esos mensajes en los contenidos. Pensemos en calidad y relevancia en nuestra comunicación.

3. EL valor diferencial de nuestra marca: utilicemos esos elementos que nos diferencian de los demás para destacar y conectar emocionalmente con nuestros seguidores. Es importante que personalicemos las respuestas a nuestro público para que se sienta más valorado.

4. Vendamos experiencias: reforcemos cada vez que podamos nuestra imagen de marca y vendamos esas experiencias para que quieran seguir siendo nuestros clientes. Que se conviertan en nuestros embajadores a través del boca a boca y que compartan lo que hacemos.

En definitiva, el posicionamiento de nuestra marca dependerá de nosotros. Por eso debemos organizarlo, hacerlo de forma provocada y con impacto en las audiencias. Solo así nos alejaremos de esos ataques de nervios.


RAMÓN CHÁVEZ | @chavezrosas

Comunicador social, posibilitador, capacitador y fundador de la plataforma de Alianza Internacional de Empresarios Digitales.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe necesariamente las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.