Trasfondos de la invasión de Vladímir Putin a Ucrania

250

Por: Nehomaris Sucre

La superioridad militar de Rusia es clara, pero el dominio de las operaciones psicológicas por parte de Ucrania y las complejidades del combate urbano han sido un obstáculo para el Kremlin. En este sentido, Putin no ha podido lograr su objetivo de forma rápida, aunque cuenta con un arsenal bélico sorprendente en comparación a su adversario.

Las fuerzas rusas tienen más de 15.800 vehículos de combate blindados, mientras que Ucrania cuenta con aproximadamente 3.309. Asimismo, Rusia tiene 49 submarinos, en tanto que Ucrania no posee ninguno. Además, la mayor ventaja la lleva la Fuerza Aérea rusa con una cifra que supera los 1.300 aviones frente a los 128 del país invadido.

Por si fuese poco, el Estado ruso, a diferencia de Ucrania, tiene en su poder armas nucleares, un elemento que puede ser determinante en la contienda bélica. Vladímir Putin ha acusado al gobierno de Zelenski de querer adquirirlas, pero no hay evidencia de que los ucranianos realmente estén buscando eso.

Por su parte, el jefe la diplomacia rusa Serguéi Lavrov afirmó que sus contrincantes cuentan todavía con tecnología nuclear soviética y los medios para obtener ese tipo de armas.

Recordemos que al finalizar la Guerra Fría y disolverse la Unión Soviética, Ucrania era el tercer país con más armas nucleares después de Rusia y Estados Unidos. No obstante, declaró su soberanía y renunció a este tipo de armamento a cambio de ser reconocida como un Estado independiente. En 1994 el país ucraniano firmó el compromiso de adherirse al Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares y entregó a Moscú las ojivas que estaban en su territorio.

Otro elemento a considerar es que, aunque la resistencia de Ucrania y las dificultades del combate urbano suponen un obstáculo para el Kremlin, ya Vladímir Putin cuenta con experiencia en escenarios similares. La Segunda Guerra Chechena es uno de estos casos.

En febrero del 2000 con Putin recién llegado al poder, las tropas rusas tomaron Grozny, la capital chechena, y en mayo declararon su control desde Moscú. Chechenia fue incorporada a la Federación Rusa en 2003.

La crueldad de esa guerra asombró al mundo y varias estimaciones sugieren que hubo cientos de miles de muertos. Sin embargo, la conquista le sirvió a Putin para incrementar su popularidad interna, ganándose la fama de hombre fuerte.

Actualmente Chechenia está controlada por Ramzan Kadyrov, un gobernante afín a la Federación rusa y que dirige un régimen político con rasgos de autoritarismo, ¿Le espera la misma suerte a Ucrania? es la pregunta que muchos nos hacemos.

La guerra no solo se libra en las calles invadidas de Ucrania. Junto a los continuos bombardeos también surgen operaciones psicológicas que se diseminan en gran medida a través de las redes sociales, haciendo partícipe del conflicto a las audiencias de Occidente.

Las fuerzas de operaciones psicológicas tienen la tarea de diseñar y transmitir mensajes, definir acciones con el fin de influir en grupos extranjeros y promover temas que pueden cambiar el comportamiento de esos grupos. Además, las operaciones militares de apoyo a la información son capaces de disminuir el poder de combate del enemigo, minimizar daños colaterales e incrementar el apoyo de la población hacia las operaciones.

Hasta el momento las fuerzas de operaciones psicológicas de Ucrania arrojan ventaja sobre sus adversarios, al punto de que Vladímir Putin busca satanizarlas, mostrándolas como algo más dañino que los bombardeos de aviones rusos donde mueren civiles inocentes.

En el próximo artículo de nuestra columna analizaremos las operaciones de información de ambos bandos, la promoción de noticias falsas y la creación de dudas en torno a hechos verdaderos.


NEHOMARIS SUCRE | @Neho_Escribe

Politóloga y militar retirada.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe necesariamente las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.