The Founder Institute en Venezuela

182

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

Las innovaciones son importantes para el desarrollo de un país y Latinoamérica no es la excepción. En Venezuela, a pesar de la grave crisis humana que padece, muchos jóvenes emprenden y buscan innovar. En días pasados The Founder Institute inauguró su capítulo Caracas, lo que representa una excelente oportunidad para miles de ciudadanos en el país que buscan apoyo y experiencia de este tipo de organizaciones. 

The Founder Institute es una incubadora de empresas y programa de lanzamiento de startups que se fundó en Palo Alto, California en 2009. Aunque tiene su sede en Silicon Valley, The Founder Institute mantiene capítulos alrededor en más de 180 ciudades del mundo. Ofrece programas para emprendedores y en etapa inicial que les ayuda a desarrollar sus ideas de negocios y edificar sus empresas. Una de las primeras misiones de la organización fue poner en marcha cerca de mil empresas por año.

The Founder Institute fue fundado por Adeo Ressi -empresario e inversor estadounidense que dirigió las empresas Method Five, Game Trust, Total New York y Expansive Ventures- en su garaje junto a su amigo y socio Jonathan Greechan, como respuesta a la caída del mercado financiero y economía estadounidense en 2008 y los fracasos constantes de numerosas empresas emergentes. Desde el principio, su objetivo principal fue proporcionar un lugar seguro para que las empresas se materialicen y los empresarios perfeccionen sus habilidades en un mundo competitivo. Adeo Ressi también quería globalizar Silicon Valley y hacer que la formación empresarial estuviera disponible para personas de todo el mundo.

Según The Founder Institute, entre los requisitos clave para la graduación de “emprendimientos” se encuentra la creación de una empresa en pleno funcionamiento al final del programa de cuatro meses. Para el año 2018 se habían creado más de 3.500 empresas a partir de este programa, que llegó a recaudar cerca de 800 millones de dólares en fondos para esta incubadora de negocios. La primera clase se graduó en octubre de 2009 en Silicon Valley y estaba compuesta por 66 emprendedores y 54 empresas.

El dólar en Venezuela y el precio de las criptomonedas

A mediados de 2010, The Founder Institute tenía delegaciones en diez ciudades de todo el mundo como Nueva York, San Diego, Berlín y Singapur. Para el año 2011, tenía más de 20 ubicaciones en todo el planeta y había graduado a 483 emprendedores con 415 empresas en total. También mantuvo alrededor de 700 mentores, una figura muy importante para el desarrollo y crecimiento de las organizaciones empresariales en fase de fortalecimiento.

The Founder Institute se ha convertido en la “incubadora más grande del mundo”. Adeo Ressi inició también el programa de becas para mujeres fundadoras para ayudar a impulsar la presencia de mujeres en la industria tecnológica. Las fundadoras representaron aproximadamente el 20% de todas las nuevas empresas y graduadas en The Founder Institute en 2011. Cada vez son más las mujeres que se suman al proyecto porque el trabajo, ideas, inteligencia y tesón femenino son necesarios.  

Cada emprendimiento está respaldado por una idea que busca simplificar procesos y trabajos complicados con el objetivo de que el mercado tenga una experiencia de uso simplificada y fácil. Generalmente son negocios que quieren innovar y desarrollar novedosas tecnologías y operan con el apoyo de empresas de capital de riesgo. No todo el mundo desea o tiene la oportunidad de trabajar en medianas o grandes empresas, y ese es el grado de importancia que tiene una startup, la concepción de nuevos proyectos empresariales.

Algunas de las características que tienen los startups es que desarrollan modelos de negocio innovadores, operan con costes mínimos, inferiores a las empresas tradicionales, un objetivo principal es crecer rápidamente, obtienen financiación principalmente a través de inversionistas privados o “business angels”. No requieren al inicio grandes inversiones de capital para su desarrollo. Sin embargo, el uso intensivo de la tecnología les permite generar economías de escala que mejoran sus ingresos y modifican la forma de hacer negocios en sus respectivos mercados.

En Venezuela se fundó el capítulo Caracas y algunos de sus participantes son mujeres y hombres que se han ganado un puesto en el mercado de los negocios del país por su constancia, trabajo e innovación como: Carlos H. Brand, Cody Isabel, Daniel Roitbarg, David Centeno, David Carrasquilla, Diego Borel, Federico Fernández, Fernando Ríos, Fiorella Torres, Gabriel Monroy, Guillermo Guzmán, Jean Clauteaux, Johana Duarte, José Miguel Farias, Jose Schmucke, José Rafael Gamero, Jose Ramon Campos Castillo o Juan Carlos Ruiz.

Sin innovación no hay futuro, por ende, no hay progreso. Todos los bienes y servicios con los que contamos en su génesis fueron innovaciones con mucho potencial, pero también con grandes desafíos y escollos por sortear y que con trabajo y disciplina han logrado sobrevivir y levantarse como soluciones para la humanidad.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.