¿Somos responsables de las lluvias extremas?

199

Por: Paulino Betancourt

Las lluvias extremas y las inundaciones dejaron caminos de destrucción en comunidades en todo el país, causando afectaciones en estados como: Mérida, Yaracuy, Apure, Miranda, Vargas, Bolívar y Carabobo. Los datos preliminares muestran que cayeron algo más de 400 mm de lluvia en 24 horas. ¡Cuando lo usual es de 700 mm al año! Lo que convirtió los arroyos en ríos que inundaron cientos de casas, generaron deslizamientos de tierra, heridos, desaparecidos e incluso fallecidos.

Mucha gente se pregunta: ¿Fue el cambio climático el responsable de estas lluvias extremas? Responder a esta pregunta no es tan simple. En ocasiones hemos experimentado condiciones de clima extremo en Venezuela, pero el calentamiento global causado por la humanidad puede aumentar la frecuencia y severidad de estos eventos. Por ejemplo, las investigaciones muestran que las actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles, está calentando inequívocamente al planeta y sabemos que el aire caliente contiene más humedad.

Las graves inundaciones fueron causadas por lluvias muy fuertes durante un período de unos pocos días, condiciones de saturación del suelo, factores geográficos locales y falta de mantenimiento del sistema de drenajes. Además, hay que resaltar el hecho de que algunos sistemas de monitoreo hidrológico están fuera de servicio y actualmente no se dispone de datos certificados, en la cantidad necesaria, para la toma de medidas preventivas. 

Si bien el aumento del nivel del agua en los ríos fue el efecto directamente relacionado con las inundaciones, quisiera enfocarme en su principal origen: las fuertes lluvias. Hace una década, los científicos no podían relacionar ningún evento meteorológico individual con el cambio climático, a pesar de que las tendencias eran claras. Hoy, los estudios pueden mostrar si los eventos extremos se vieron afectados por el cambio climático o si son explicables únicamente por la variabilidad natural. Con los rápidos avances de la investigación y el aumento de la potencia de cálculo informático, la correlación de estos eventos extremos se ha convertido en una nueva rama floreciente de la ciencia climática.

El último estudio de correlación, publicado el 23 de agosto de 2021, analizó las lluvias de la tormenta europea que mató a más de 220 personas cuando las inundaciones azotaron Alemania, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos en julio de 2021. El equipo de científicos del clima del World Weather Attribution analizó la tormenta, apodada Bernd, centrándose en dos de las áreas más gravemente afectadas. El análisis encontró que el cambio climático inducido por el hombre hizo que la tormenta tuviera una intensidad de 3 a 9 veces mayor, a la que tendría sin la intervención humana. Aún no se han realizado estudios similares sobre la reciente tormenta en Venezuela.

El último informe sobre un mundo en calentamiento

¿Cómo hacen los científicos estas estimaciones? Los estudios generalmente involucran cuatro pasos:

El primero es definir la magnitud y la frecuencia del evento en función de los datos de observación. Por ejemplo, las lluvias en Mérida y Apure batieron récords por mucho. Según los datos recopilados por los científicos del Instituto de Geografía y Conservación de Recursos Naturales de la ULA, no había una lluvia similar desde 2005.

El segundo paso es usar programas de computadora para ejecutar modelos climáticos y comparar los resultados de esos modelos con datos de observación. A fin de tener confianza en los resultados de un modelo climático, este debe poder simular de manera realista tales eventos extremos en el pasado y representar con precisión los factores que ayudan a que ocurran estos acontecimientos.

El tercero es definir el entorno de referencia sin el cambio climático, en esencia, crear un mundo virtual de la Tierra, como sería si ninguna actividad humana hubiera calentado el planeta. Las diferencias entre el segundo y el tercer paso representan el impacto del cambio climático causado por el hombre. 

El último paso, consiste en cuantificar estas diferencias en función de la magnitud y frecuencia del evento extremo, utilizando los métodos estadísticos.

Empleando esta metodología, se han examinado más de 400 estudios donde el cambio climático aumenta la probabilidad de que se produzcan determinados fenómenos meteorológicos. Por ejemplo, cuando los investigadores evaluaron el huracán Harvey en agosto de 2017, hallaron que había un patrón climático único interactuando para producir la tormenta récord. Dos estudios de correlación encontraron que el cambio climático causado por el hombre, aumentó la probabilidad de tal evento en aproximadamente un factor de tres y aumentó las precipitaciones en un 15%. Mientras que, otro estudio determinó que el calor extremo del oeste de América del Norte a fines de junio de 2021, habría sido prácticamente imposible sin el cambio climático causado por los humanos. 

Toda la evidencia disponible tomada en conjunto, incluida la comprensión de las variables, las observaciones sobre una región y los diferentes modelos climáticos regionales, brindan una alta certeza de que el cambio climático inducido por el hombre ha aumentado la probabilidad y la intensidad de que ocurran estos eventos. Estas fuertes lluvias continuarán en un futuro, es preciso tomar las medidas que permitan minimizar los efectos del cambio climático sobre nuestro país y la Ciencia es el factor clave para ello.


PAULINO BETANCOURT | @p_betanco

Investigador, profesor de la Universidad Central de Venezuela, miembro de la Academia Nacional de Ingeniería y Hábitat.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.