22.1 C
Caracas
domingo, 26 junio, 2022

Sobre el Intrusismo

-

Por: Karina Monsalve

Intrusismo, “acción de ejercer actividades profesionales sin título legal para ello” (Diccionario Larousse). El intrusismo, técnicamente, se ha definido como la acción de introducirse sin derecho en una dignidad, jurisdicción, oficio o propiedad. En el ambiente cotidiano el intrusismo es el ejercicio de una profesión sin título para ello.

Pareciera que en estos tiempos el acto de usurpar funciones o de auto adjudicarse profesiones es algo fácil y común en nuestro país. Cada semana de este año hemos visto declaraciones de las autoridades denunciando a personas que se han dedicado al ejercicio ilegal de actividades profesionales, en su mayoría, en el área de la salud, tales como odontólogos, médicos, psicólogos, nutricionistas, entre otros. Lo que ha generado una alarma y preocupación entre los ciudadanos venezolanos que acuden por atención médica.

Actualmente, personas inescrupulosas utilizan las redes sociales y las páginas Web para ofrecer ofertas en servicios de salud en general. Es un medio que permite libremente crear un “producto” y ofrecerlo a la comunidad sin ningún tipo de requerimiento previo. Así podemos encontrar sitios y profesionales muy prestigiosos en su área, pero al mismo tiempo, encontrar charlatanes y aprovechadores de oficio que buscan la oportunidad de obtener ganancias gracias al desconocimiento de los “consumidores”. 

Se ha vuelto común, el hecho de ver médicos bailando, psicólogas mostrándose en trajes de baño, nutricionistas posando como modelos de revista, todo con tal de vender o simplemente recolectar los muy valorados “likes”. Ante este escenario, cuando uno se atreve a mirar las redes y realiza una reflexión sobre el mundo profesional que nos rodea,  genera cierto desasosiego. Esta nueva práctica, o nueva  manera de comunicarnos con el Otro, se presta para cruzar la fina línea de lo que es ético y lo que no. Entonces cabe cuestionarse si este tipo de  conductas de los profesionales de la salud, en vez de “humanizarlos”, desfigura la profesión y  permite, de alguna manera, la participación de personas que osan ejercer como profesionales.

Esta situación es sumamente grave, ya que dichas prácticas atentan contra la salud de las personas. Promocionar dietas mágicas o milagrosas, sin conocer los requerimientos individuales de cada persona va en detrimento de su salud. Ofrecer evaluaciones psicológicas o psicoterapia siendo coach es un delito, puede disparar procesos psicológicos complejos que pueden dañar la salud mental y emocional del consultante sin tener las herramientas para subsanarlo.

En el área de la psicología, la oferta de tratamientos con pseudoterapias es una gama amplia y peligrosa puesta al alcance de todos; una estafa, que brinda la falsa promesa de una solución rápida e inmediata a un problema.

El intrusismo hoy en día es un problema multidimensional, ya que interviene el entorno social, el factor económico, la falta de educación y ética, el vacío en nuestras leyes que penalice de manera certera a este tipo de personas, entre otros.

Es necesario la concientización de la colectividad al respecto. La población debe estar informada y alerta contra este tipo de engaños. Es importante que los pacientes soliciten al especialista  el número de su gremio o colegiado que los identifica como tal.

La invitación también es para que todos los profesionales de la salud mantengan una actitud ética tanto fuera como dentro de las redes sociales, ya que esto representa una obligación moral y ética que ayuda a la no proliferación de este problema.


KARINA MONSALVE | TW @karinakarinammq IG @psic.ka.monsalve

Psicóloga clínica del Centro Médico Docente La Trinidad.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a