Ser empresario digital, más que un negocio, un sentimiento

123

Por: Ramón Chávez Rosas

Buscar en Google qué es una marca te da un concepto muy simple: algo que hace una persona o empresa que es reconocible, memorable y genera confianza.

Marca personal, para mí, es una una idea bien abstracta que define, por excelencia, la personalidad de la marca. Por eso, es tan importante: porque personifica y glorifica aquello que eres. Ser empresario digital es lo mismo. Es basar tu negocio en el posicionamiento que te personifica.

Estamos en un mundo cada vez más interconectado, donde las redes sociales están presentes en todos los momentos de vida y es allí donde las marcas penetran en la sociedad a todos los niveles, crean tendencias e influyen en nuestros estilos de vida.

Creemos tener el control, creemos que determinamos racionalmente nuestro viaje en la vida, las cosas que hacemos y los productos que compramos. Pero quien realmente tiene el control es la marca.

Aquí surge la pregunta relevante: ¿Cómo construir un negocio digital que se enlace con una marca que enamore a la gente y la conecte? ¿Cómo construir un negocio que deje huella?

La realidad es que las marcas más poderosas son también las más complejas, porque no son solo un nombre, un producto o un slogan. Una marca es todo esto y muchas cosas más.


Creemos tener el control, creemos que determinamos racionalmente nuestro viaje en la vida, las cosas que hacemos y los productos que compramos

Ramón Chávez Rosas

Lo que vemos de las marcas es solo la punta del iceberg. Es decir, lo que la gente ve, siente y recuerda. La marca entonces es algo más que una marca, es un sentimiento.

Y ese componente es tan poderoso, como débil a la vez. Puede ser muy memorable o fácil de olvidar.

Al trabajar tu negocio digital, a veces no importa lo extraordinario que pueda ser el posicionamiento que estamos haciendo bajo la superficie. Necesitamos de la punta del iceberg, sin eso, todo lo que hacemos se desperdicia. Es importante no descuidar este aspecto.

Desarrollar una conversación consciente (me referiré a esto en futuros artículos), que busque provocar resultados a partir de nuestro propósito es fundamental. Cada vez que voy a rondas de negocios, las preguntas son siempre las mismas: ¿Cómo hacer marca sin gastar un centavo? Y mi respuesta es la misma. Sin inversión la MARCA no existe.

Seamos pragmáticos, pensar en la inversión teniendo en mente la respuesta a la pregunta: ¿La conversación que desarrollamos con nuestras audiencias es relevante para ellos?

En general, cuando hago esta pregunta a las personas que se me acercan, me terminan diciendo que tienen un amigo que es buenísimo en manejo de redes o diseño de página web y que le hicieron una página espectacular muy barata, pero creen que no atraen clientes.

El aprendizaje es simple: no basta saber colocar mensajes en las redes y saber diseñar las páginas, eso hoy lo hace cualquiera. Para ser diferente, las comunicaciones de tu empresa no pueden ser dejadas al azar. Si tienes un plan de negocios, si tienes una estrategia de venta, si tienes un manejo financiero y una cadena de abastecimiento clara. ¿Por qué la comunicación la dejas a la deriva o al azar?

Y cuando empezamos a planificar nuestras comunicaciones y a escribir nuestro DIARIO DE MARCA, es cuando dejas de ser un negocio y te conviertes en un sentimiento.


RAMÓN CHÁVEZ | @chavezrosas

Comunicador social, posibilitador, capacitador y fundador de la plataforma de Alianza Internacional de Empresarios Digitales.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.