Ser demócrata…

99

Por: Gloria Cuenca

Cuando dejé de ser comunista, me pregunté muchas veces: ¿soy demócrata? ¿Estaré haciendo lo correcto? En familia, muchas veces hicimos discusiones y debates al respecto. Ser democrático al interior de la vida cotidiana es un auténtico reto. Escribí un folleto sobre eso: Democratización del poder cotidiano. Esto ocurrió después de un interesante Foro en el Ateneo de Caracas, con la entonces candidata a la Presidencia de la República, la Dra. Ismenia Villalba, en 1988. Comprendí en aquel momento que la gente pide democracia, pero no está dispuesta a actuar como demócrata. En aquellos años había un ambiente en los que se respiraba y auspiciaba democracia y, sin embargo, con sinceridad muchas de las presentes (la mayoría del público era femenino) plantearon su desagrado por haber pensado, léase bien, solo pensado, que debía democratizarse el poder cotidiano.


. Comprendí en aquel momento que la gente pide democracia, pero no está dispuesta a actuar como demócrata

Gloria Cuenca

¿Qué pasa ahora? Es mucho peor lo que hemos visto con motivo de las elecciones norteamericanas. Primero, se agarraron el tema como si se tratara de Venezuela. No debería sorprenderme, ya que, por supuesto, 22 años de dictadura, de autoritarismo, de intentos totalitarios, han puesto a la gente en una actitud francamente revanchista y violenta, lo que se puede notar por las expresiones que por las redes dicen unos y otros, en contra de quien adversan. He pensado que cada quien, por su parte, debería responder algunas preguntas para saber si son demócratas. Y, con sinceridad, darse cuenta de cuál es su grado de democracia. En una próxima oportunidad haré un auto test y lo divulgaré.

Me preocupa la gente que piensa que porque Leopoldo López se va del país, después de 7 pesados y horrorosos años, estuvo 3 en la terrible Cárcel de Ramo Verde, y donde en diversas oportunidades lo intentaron desaparecer, se olvidó de Venezuela. (Llegará el momento cuando el ex prisionero cuente esto). Lo trasladaron a su casa, como cárcel, en una situación bastante difícil y finalmente a la embajada de España. Su familia estuvo desunida, pretendieron difamarlos, lo que no han dejado de hacer los enemigos de la verdadera democracia y la libertad. No puedo evitarlo, me molestan mucho los que hablan y pretenden dirigir y no hacen sino molestar. ¿Creen que no nos damos cuenta de sus acciones? Algunos no entienden nada de la verdadera política. Creo que no saben ni siquiera politiquería, pues eso sería algo donde basarse para explicar y entender de alguna manera, lo que aquí pasa. 

Lo peor, no entienden que estamos en un nivel de crecimiento y aprendizaje mucho más elevado de lo que nuestros contendores se imaginan. Los tirapiedras, diría Teodoro Petkoff, que lamentablemente no está, tampoco comprenden nada. Deberían quedarse callados, dan pena ajena. Solo se atreven a salir cuando hay un grupito a quien se le pegan. Ni entienden, ni atienden, ni saben nada. ¡Dios al mando, siempre preciso y sabio! Él, el más demócrata de todos nos dio el libre albedrío, además: Misericordioso y Perdona a todos. Los que no entiendan ¡corran!


GLORIA CUENCA | @editorialgloria

Escritora, periodista y profesora titular jubilada de la Universidad Central de Venezuela.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.