Reunión con el Niño Jesús

77

Por: Luisa Pernalete

Querido Niño Jesús:

Debes estar súper atareado, por eso agradezco que te hayas querido reunir conmigo en este día, estando tan cerca tu cumpleaños y, además, en una coyuntura donde hay tanta gente pidiéndote regalos de todo tipo. Pero no creas que yo sólo vengo a reunirme contigo solo para pedirte, también te he traído unos regalitos.

Comencemos diciendo que, en este país, con miles de problemas, que no empezaron con la pandemia, seguimos siendo una tierra con mucha gente buena y que saca alegría de donde otros sólo ven dramas. Eso llamo yo saber mirar con los dos ojos: el que ve el dolor, el drama, elementos para denunciar, y el que ve las velitas en medio del apagón. Una de esas velitas, es que el Dios Padre Bueno, tu papá pues, cuando repartió los dones, a nosotros nos puso en el ADN la música. Aquí, si estamos alegres, cantamos, pero si estamos muy bravos, también cantamos y hasta en los aguinaldos y parrandas, propias de la Navidad, podemos protestar cantando. ¡Así somos! Además Jesús, precisamente, por lo mal que están las cosas, necesitamos sacar fuerzas para seguir construyendo tu Reino.

Comienzo por regalarte todas esas iniciativas solidarias, unas pequeñitas –como esa señora que carga en su carro paquetes de galletas, y las da a niños y personas mayores que piden en las esquinas. ¡Siempre se alegra la gente! Hasta ayudas más grandes, como esas organizaciones que trabajan en los hospitales, como Prepara Familia, o Convite, o Médicos Unidos, que se la pasan pendientes de lo que en los centros asistenciales hace falta. Eso lo hacen todo el año, no sólo en diciembre.

Ya Tú sabes, tanto en los hospitales, como en las escuelas, como en los hogares, se está adoleciendo de muchas cosas, no sólo medicinas, equipos, también de algo tan elemental como el agua.
Entonces, aquí comienzo yo con mis estrofas navideñas. Una vez leí que cuando se canta, se reza dos veces. Voy con las primeras:

Al Niño Jesús / le vengo a pedir / que el agua por tubo / nos vuelva a salir
El Ángel Gabriel / escuche mis males / traiga medicinas / a los hospitales
Manda bendiciones / a Prepara Familia / que trabajan mucho / siempre de vigilia

Otro tema es el de la educación. De regalo te traigo todos esos esfuerzos de miles de maestros, que ganan salarios miserables, no les da ni para comprar un cuaderno ni un lápiz, tampoco les da para dar de comer a sus familias, y sin embargo, son muchos los que han perseverado, saltando decenas de obstáculos: pidiendo teléfonos inteligentes prestados, pasando a mano guías instruccionales para atender a los alumnos, yendo a pie a visitar a estudiantes que no se han reportado, en fin, son muchos regalitos que te traigo al pesebre y que sé que Tú los sabrás valorar. Uno sabe de niños y adolescentes haciendo sus tareas, con mucho esfuerzo, de ellos y de sus madres y abuelas, algunas muy bonitas, a pesar de las penurias que pasan.

Palabras bonitas / traen en el morral / todos esos niños / que van al portal
Al Niño Jesús / pido por mi escuela / y por mi maestra / con sonrisa bella
Se oyen unos cantos / son unos pastores / que están apoyando / a los educadores
Ahí están los niños / haciendo tareas / pasan su trabajo / Ven para que veas
San José y María / oigan mi oración / que el Niño proteja / nuestra Educación

Claro que no todo es pura belleza. Seguimos teniendo violencia en las calles, en las redes sociales, en los hogares, y eso nos preocupa. Yo sé que Tú lo sabes, es para que nos cuides.

El Ángel Gabriel / alzando sus alas / Dijo: ya está bueno / recojan las balas
Lo leí en el tuiter / del Ángel Gabriel / suelten esos puños / y pórtense bien
Al Niño Jesús / en la Navidad / pido que nos traiga / solidaridad
San José, María / es una emergencia / haz que en los hogares / no haya más violencia
Mira Niño Lindo / danos pues la paz / y tal vez de ñapa / trae también el gas

Tienes que disculpar que mezclemos regalos con peticiones, pero es de verdad, las necesidades son muchas. Fíjate que este año habrá mucha gente que no podrá visitar a sus familiares, y no lo decimos solamente por el tema de la pandemia, y la necesidad de que nos movamos poco, lo digo también por la escasez de gasolina. Caminamos todo lo que podemos para ahorrarla:

País petrolero / y sin combustible/ día y noche en cola / ¡Esto es increíble!
Yo le dije ayer / a una vecina / vengase a la cola / de la gasolina
Ahí va la gente / ¿por qué caminando? / no hay autobús / Todos batallando

Bueno Niño lindo, ante Tí me rindo, como dice el villancico que se canta en todas las escuelas, una última petición, porque lo más que quiero, es que los venezolanos podamos tender puentes entre los que pensamos distintos, hay mucha gente sufriendo, necesitamos ponernos de acuerdo para conseguir salidas a los problemas comunes, necesitamos sembrar esperanza, necesitamos que Herodes no siga matando niños por desnutrición, por falta de tratamiento, de medicamentos…
Necesitamos que los niños no se quieran ir del país porque estén flaquitos, por eso:

San José, María / Nada de venganza / lo que aquí queremos / es que haya esperanza
Mira Niño lindo / danos una mano / que nos comportemos / todos como hermanos


LUISA PERNALETE | @luisaconpaz

Educadora en zonas populares por más de 40 años. Utiliza el sentido del humor como herramienta pedagógica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.