30 C
Caracas
domingo, 18 abril, 2021

Quiebre rápido | El deporte cambió con el COVID-19

-

Todo cambió desde que el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró el brote de coronavirus como pandemia global. Ese miércoles, 11 de marzo de 2020, quedará inscrito en la historia. Al final de la mañana vimos con alarma el anuncio que se hizo desde Ginebra. Paradójicamente, unas horas después observábamos con asombro como en Liverpool decenas de miles de personas se apretujaban en el estadio de Anfield para ver al equipo local enfrentar al Atlético de Madrid, en los octavos de final de la Uefa Champions League. Algo no estaba bien. 

Nos preguntamos si estábamos sobredimensionando el llamado de alarma de la OMS o si la disputa de ese juego en suelo inglés, a casa llena, era un acto de irresponsabilidad. El número de contagiados por el COVID-19 en los cinco continentes, y sobre todo los muertos que ha provocado este virus en la última semana, nos dio la respuesta.

La noche del miércoles 11 de marzo fue cuando entendimos la magnitud del aviso hecho por Adhanom Ghebreyesus. A las 9:00 pm, horario estelar, observamos al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciar desde Washington fuertes medidas para evitar la propagación del virus, como la suspensión de los vuelos desde Europa. Por redes sociales y en la propia cadena CNN nos enteramos que Tom Hanks escribió desde Australia que tanto él como su esposa, Rita Wilson, habían dado positivo por COVID-19. Para cerrar el día, la NBA informó acerca del contagio del francés Rudy Gobert, jugador del Jazz de Utah. Y mientras se enfrentaban en Texas los Mavericks de Dallas y los Nuggets de Denver se pospuso definitivamente la temporada. Fue mucho para una sola jornada.

Conocíamos lo que pasaba en China desde enero pasado, pero con las novedades de ese día en Europa, Norteamérica y Oceanía, con un artista y un deportista de fama mundial contagiados, entendimos que todos somos vulnerables al nuevo coronavirus. Más allá del concepto formal, esta generación comenzó a entender en ese momento el significado de la palabra pandemia.

LEE TAMBIÉN

Cuba suspende la Serie Nacional de Béisbol por el COVID-19

La crisis de salud provocada por el COVID-19 es global. Hasta este 19 de marzo son 166 países afectados, una expansión temida por la OMS, que hace un año había advertido que una amenaza de pandemia por gripe estaba latente. Por ello, la NBA suspendió la temporada y espera reanudarla en mayo, si se logra controlar el virus.

Según estimaciones de Forbes, las pérdidas que sufrirá la principal liga de baloncesto mundial serán por el orden de 1,2 millardos de dólares por concepto de venta de boletos, concesiones, patrocinios y derechos de televisión. A la MLB, que apenas estaba en los juegos de pretemporada, no ingresarán 2 millardos de dólares. El básquetbol universitario de la Ncaa dejará de percibir 1 millardo de dólares, un poco más que la liga de hockey (NHL), la de fútbol (MLS) y el campeonato de automovilismo Nascar.

- Advertisement -

En Europa, vemos a las estrellas del fútbol en las redes sociales, pero haciendo llamados para que nos quedemos en casa. Mientras pasan los días, en las principales ligas piensan cómo afrontar la nueva realidad económica ante la suspensión forzada que dejará números en rojo. La Premier League de Inglaterra pudiera quedarse sin 1,2 millardos de euros; en España estiman que la caída será de 1 millardo; en la Bundesliga, 750 millardos; el Calcio, 650 millardos, y la liga de Francia, unos 400 millardos. Todo eso sin contar los circuitos de divisiones menores.

LEE TAMBIÉN

La NBA maneja opciones para reanudar la temporada pese al coronavirus

La Eurocopa, al igual que la Copa América, fueron postergadas para 2021. Como es lógico, no hay ninguna actividad deportiva que se salve del coronavirus. Todo eso sin contar el campeonato de Fórmula Uno y el de Moto GP. Por otro lado, los Juegos Olímpicos Tokio 2020, cuyo inicio está pautado para el 24 de julio, pudieran disputarse a final de año.

En Venezuela, un país fuertemente afectado en los últimos años por una crisis económica y humanitaria sin precedentes, apenas se disputaba la liga de fútbol. Las cifras en el deporte profesional venezolano nunca han sido públicas, y mucho menos en la actualidad, cuando hay inversiones de dudosa procedencia.

Durante este lapso de cuarentena vemos al deporte desde otra óptica. Incluso pudiéramos decir que la mayoría de nosotros, ante las dificultades económicas que sufren países como el nuestro para enfrentar la amenaza que representa el nuevo coronavirus, ahora piensa que es desproporcionada la cantidad de dinero que se maneja en las ligas profesionales. 

Además de las estrellas del deporte y del espectáculo, deberíamos también exaltar a unos héroes anónimos que siempre nos han ayudado. Pudiéramos crear un salón de la fama con los médicos, enfermeras, funcionarios y especialistas que hoy unen esfuerzos para frenar en el avance del COVID-19. 

Como sugiere nuestro título, el nuevo coronavirus cambió la dinámica del deporte como una de las principales industrias del entretenimiento mundial. Con lo cual también la postura de los fanáticos respecto al hecho deportivo sufrirá un cambio. Es hora de ver más allá de cancha.

Williams Brito es periodista especializado en deportes. Graduado en la Universidad Central de Venezuela con experiencia en el diario El Nacional y Líder en deportes. Coordinador de la sección de Opinión de El Pitazo. @willibrito

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado