21.5 C
Caracas
martes, 17 mayo, 2022

PROSUR, el nuevo foro de desarrollo y progreso regional de la «Diestra latinoamericana»

-

PROSUR cuenta con la iniciativa creadora de Sebastián Piñera y con un fuerte apoyo de Colombia a través de su presidente, Iván Duque, poderoso crítico de la caduca UNASUR. Chile liderará la creación del organismo, como lo ha comunicado con mucha vehemencia y fuerza el mandatario chileno.

El presidente Piñera comento: “Lo qué estamos convocando es un foro de todos los países de América del Sur sin ideologías, porque todos los países tienen derecho a escoger sus propios gobiernos, y sin burocracia porque eso es lo que ha matado a muchas de las iniciativas de integración en América del Sur”. El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez dio a conocer que asumirá fuertes labores para impulsar la conformación de la organización.

Entre los seis objetivos de PROSUR plasmados en su carta declaratoria de intención de creación están puntos tales como cooperar sin excluir a ningún país, indistintamente de sus ideologías y que se contribuya al progreso socio – económico sudamericano, profundizar el diálogo y debate de ideas y proyectos de desarrollo humano y en especial de carácter inclusivo. Así mismo fomentar estructuras flexibles de debates y graduales para fortalecer las ideas que promuevan el crecimiento de la organización.

Uno de los puntos fundamentales y no negociables como requisitos esenciales para participar en este espacio, serán la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los poderes del Estado y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la soberanía e integridad territorial de los Estados, con respeto al derecho internacional.

Como todo el planeta sabe, salvo penosas excepciones como Cuba, Bolivia, Turquía, China ó Rusia, que aún defienden la dictadura de Nicolás Maduro más qué todo por intereses de negocios personales entre los mandatarios y grupos de interés de estos países que acabo de mencionarles, el presidente Sebastián Piñera de Chile declaró al respecto lo siguiente: «Está excluido solamente Venezuela porque no cumple con los requisitos ni de democracia y Estado de derecho, ni el de respeto a las libertades y los derechos humanos de sus habitantes».

El naciente organismo PROSUR, tiene como prioridad brindar soluciones en materia de infraestructura, salud, energía, seguridad y defensa, lucha contra el crimen organizado, corrupción y legitimación de capitales y ecológicos en la región. La presidencia «pro tempore» recae en Chile por un período de doce meses, la misma luego será cedida a Paraguay.

La vetusta Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), creada por el extinto Hugo Chávez Frías, nace en el año 2008 y comienza a operar formalmente en 2011. Su sede es Quito, Ecuador. La UNASUR nace con una mayoría de países con ideología socialista y comunista, concebida para ser un mecanismo de fuerza para evitar la influencia de los Estados Unidos de América en Sudamérica.

UNASUR cuenta en la actualidad solo con la presencia de Bolivia, Uruguay, Surinam, Guyana y Venezuela paises qué deambulan en la obscuridad socialista que los carateriza. Nuestro país pertenece aún a UNASUR por las labores de la usurpación madurista que impiden su salida, una salida qué más temprano qué tarde se terminará por cumplir. UNASUR ha ido menguando lentamente, es un organismo qué no generá soluciones sociales para los sudamericanos.

El continente ha visto un giro creciente de ideologías de centro-derecha qué buscan revertir los daños causados por el socialismo en la región y qué causaron fué involución, daños que pueden contemplarse tristemente en la pobreza generada y en casos extremos como lo demuestra hoy en dia la caótica crisis humanitaria y las graves cifras económicas en la Venezuela dictatorial de Nicolás Maduro y el Partido Socialista Unido de Venezuela y partidos politicos y grupos aliados del mismo.

Actualmente el proyecto PROSUR tiene entre sus princiaples detractores a las dictaduras de Cuba y Venezuela. El presidente Tabaré Vásquez de Uruguay navega entre dos aguas en Sudamérica en este tema, de hecho a tenido fuertes diferencias de conocimiento público con los presidentes de Chile, Argentina y Paraguay porque la nación uruguaya se niega a dejar morir a la ya muy debilitada y maltrecha UNASUR y aunque abiertamente ha mostrado sus dudas sobre la viabilidad de PROSUR, esto como es del saber en los pasillos del poder latinoamericano por sus cercanias ideológicas y económicas con Raúl Castro y Nicolás Maduro, de hecho el mandatario uruguayo no asistió a la reunión del viernes en la capital chilena.

Venezuela constitucional y legalmente está en manos de la administración interina de Juan Guaidó Márquez, quién ha mostrado su interés en formar parte de PROSUR. Es una misión que tendrá que asumir el presidente encargado del país y un próximo gobierno de transición en el corto plazo.

En efecto, Guaidó, en referencia a la invitación sobre el grupo de creación de PROSUR declaró: «Agradezco la invitación de países hermanos a ser parte de este día histórico en la unión de nuestros pueblos. Nos encontramos organizando a toda Venezuela para cesar la usurpación, que será el triunfo de la democracia, la libertad y el retorno de la estabilidad en América del Sur».

PROSUR debe asumir grandes retos en una Sudamérica qué poco a poco esta avanzando en desarrollo mundial. UNASUR fué perdiendo su norte, si es que realmente lo tuvo en algún momento y terminó siendo utilizada como un club de autoritarios socialistas más qué de los intereses de los sudamericanos, en una organización defensora de los intereses criminales y económicos de las bandas que con su socialismo han destruido a sus países como son los casos de Cuba, Bolivia y Venezuela y otros que fungen como cómplices para tratar de ocultar estas terribles realidades como Tabaré Vásquez por sus vínculos directos con personajes como Raúl Castro y Nicolás Maduro.

De esta forma fallece UNASUR. La extinta UNASUR «no podrá descansar en paz», porqué será recordada en la historia latinoamericana como un triste fracaso de integración de la región que en realidad promovió fué la «integración de crimenes organizados» concebidos, coordinados y ejecutados desde los palacios de gobiernos de países que hoy en día tienen secuestradas las libertades ciudadanas de sus habitantes como Cuba y Venezuela.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a