Promising Young Woman, una película imperdible

464

LA BUTACA DE ODA


Por: Odalin Martín

Ninguno de nosotros quiere retroceder al 2020, lo sé, pero vale la pena ver películas de ese año que quizá no pudimos disfrutar en el momento. Ese es el caso de Promising Young Woman, un largometraje imperdible desde los primeros dos minutos.

Una prometedora joven, su nombre en español, está dirigida por Emerald Fennell, actriz, escritora y autora; además, está protagonizada de una manera pulcra e inolvidable por Carey Mulligan. Cuenta la historia de Cassandra, una mujer con un pasado que la atormenta y que le impide seguir adelante con su vida. Para solucionarlo va a bares para atrapar a predadores. 

Bajo esa sinopsis es muy posible que la película no sea completamente novedosa; incluso tiene la actitud perfecta para ser una película de venganza, pero Promising Young Woman lo vende de una manera diferente, sutil y extremadamente perfeccionista.

Estamos acostumbrados a ver este tipo de cinta y que no sean prolijas en los aspectos necesarios, pero en el largometraje de Fennell vemos una fotografía impecable, una dirección atenta y muy bien manejada en todos los momentos y una dirección de actores realmente impecable.

Mulligan, quien interpreta a Cassie, es una actriz que sorprende mucho en esta película. La hemos visto en cintas como Shame o Drive, pero nunca había resaltado lo suficiente, a pesar de ser candidata a premios Oscar en varias ocasiones. En Promising Young Woman, esta chica demuestra que no es una más del montón y que puede lograr muchas cosas en un futuro cercano.

Algo que me dejó encantada fue el soundtrack, muy de los 2000, con canciones que toda chica que creció en la primera década del milenio tenía en su dispositivo MP3. Eso le da una vibra excelente a la película, porque se va desarrollando con canciones que también cuentan parte de la historia y eso es fascinante.

Ok, tengo que decirles algo: la cinta sí tiene fallas, lo sé… Nada es perfecto. En este caso, la falla principal se nota en el segundo acto, cuando pierde el dinamismo y se vuelve un poco lenta y pesada para seguir viendo, pero cuando arranca el tercer acto vuelve a levantar, así que si le pueden perdonar ese pequeño error, verán un final impresionante.

Porque sí, el final de esa cinta te dejará con la boca abierta; en lo personal no lo esperaba. Hay gente que comenta que Promising Young Woman tiene dos finales y tienen razón, sí tiene dos finales, pero en lo personal yo me quedo con el último, porque nunca lo esperé.

Definitivamente, hay joyas en el cine que pasan por debajo de la mesa, pero que hay que ver para disfrutar y refrescar un poco nuestras mentes del contenido muy comercial o muy indie que hay durante estos meses mientras esperamos por los premios de la Academia.


Odalin Martín | @OdaMM

Escritora, crítica de cine y presentadora de televisión.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.