¿Por qué se hacen llamar influencers?

188

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

El pasado 28 de marzo la opinión pública venezolana se sintió consternada por el deceso del apreciado animador de televisión Dave Capella a causa del COVID-19. Su señor padre, Ulises Capella, también había fallecido por esta enfermedad, que mantiene en vilo a todo el planeta. Dave Capella había creado una campaña en el famoso sitio GoFundMe para levantar recursos para su tratamiento. La recaudación fue “torpedeada” por algunos personajes de medios de comunicación, siendo los más resaltantes la columnista apodada “Chepa Candela”, Jean Mary Curró y Álex Goncalves. Personas queridas y odiadas a la vez, como es normal por ser personajes polémicos.

Pero ante las consecuencias de este hecho, en realidad ¿qué significa ser influencer hoy en día? ¿Qué hacen o deben hacer las personas para ser consideradas como tal? Para destacar y sobresalir a como dé lugar en un mundo competitivo de redes sociales con millones de contenidos que se crean por minuto, ¿hasta qué punto debe ser un chiste un caso en concreto? Un influencer es una persona que tiene credibilidad y, por ende, autoridad sobre determinado tema o especialidad en las redes sociales y/o medios de comunicación.

Tras la muerte de Dave Capella, ¿valen en verdad las disculpas? ¿Por qué tú como profesional de los medios tuviste que llegar hasta ese punto para llamar la atención? ¿La vida de una persona no vale nada con tal de sobresalir en las métricas de las redes sociales? Si eres un “profesional” que lleva décadas en los medios y no eres ninguna o ningún novato frente a un micrófono o una cámara, ¿por qué recurrir a esto y caer así? ¿Dónde queda tu prestigio, reputación y credibilidad ante el país? ¿Qué les costaba usar su poder en medios para simplemente desearle una pronta recuperación? Curró y Goncalves ahora están en una posición difícil ante el Ministerio Público, ya que sus declaraciones futuras podrían ser usadas en su contra por este organismo.

El Ministerio Público en Venezuela, liderado por Tarek William Saab, aprovechó la ocasión para ejercer acciones legales ante este caso, tema que también es objeto de debate sobre si es legal o no el papel de este ente del Estado en esta situación en particular. Extraña también por parte del ministerio público, cual es la “metodología” para actuar en unos casos sí y en otros no, porque para todos en Venezuela hay asuntos muy sonados ante la opinión pública nacional donde no se ejercen acciones legales de ningún tipo. El Ministerio Público recurrirá al delito de instigación al odio con el uso de las redes sociales para actuar. Por su parte el Ministro de Comunicación e Información de Nicolás Maduro, Freddy Ñáez, volvió a mostrar oficialmente la intención de concretar una ley que regule de forma más efectiva el uso de las redes sociales por parte de los venezolanos.

Un punto de gran interés en la Venezuela de hoy es que si no aparece en las redes sociales el caso “no existe”. ¿Qué han inventado o aportado a la sociedad los influencer para ser exaltados? ¿Por qué en el país la vida o la salud tiene que ser considerado un juego o un chiste? Y si en lugar de padecer de COVID-19 Dave Capella y familia, quienes estuviesen en esa situación fuesen Jean Mary Curró o Álex Goncalves o alguno de nosotros quienes leemos estas palabras, ¿cómo se sentirían estos influencer al ver que su salud o la de sus seres queridos es tomada como un chiste?


Tras la muerte de Dave Capella, ¿valen en verdad las disculpas? ¿Por qué tú como profesional de los medios tuviste que llegar hasta ese punto para llamar la atención? ¿La vida de una persona no vale nada con tal de sobresalir en las métricas de las redes sociales?

Rogelio Guevara Cantillo

¿Qué sucede en los corazones y mentes de los venezolanos? ¿Por qué han de pensar que es una mentira o estafa tragedias así? La vida es invaluable, todos tenemos tantas cosas por hacer y el tiempo no alcanzará para todo lo que tenemos en mente planeado. Dave Capella tenía cientos de proyectos en Venezuela y Estados Unidos, según él mismo relataba a sus fans por medio de sus redes sociales.

¿Por qué personas de los mismos medios, es decir “compañeros de trabajo”, deben atacarse así? ¿Los influencer venezolanos son el ejemplo que quiero como arquetipo de mi propia vida, de mis hijos o personas de mi entorno? ¿Qué hay de chistoso en atacar una campaña de recaudación de fondos de una persona sea famosa o no? Tienes como ser humano y profesional una responsabilidad inmensa ante tu audiencia y el país.

Son momentos difíciles para los venezolanos por la crisis humanitaria, política, económica, social y ahora de salud, debido a la pandemia y el ser humano trata de buscar unos minutos de “felicidad” en el epicentro del caos con algo de risa, humor, alegría, provenga de amigos, familiares, pareja o aquellas personas que sigues en diversas redes sociales, pero no puedes no estás autorizado para hacer “comedia” con la desgracia de otros, porque el día de mañana puedes ser tú quien esté en esa posición adversa en tu vida.

El GoFundMe de Dave Capella no era ninguna estafa, pero muchas personas dentro y fuera de Venezuela se abstuvieron de ayudar por los comentarios arrojados de forma despectiva e inhumana por las redes sociales. Lo que empezó siendo un chiste para Jean Mary Curró y Álex Goncalves, hoy es motivo de preocupación por las repercusiones que podría acarrear este error innecesario. 

Otro caso reciente tuvo como centro al diputado y perseguido político Freddy Guevara, que también tenía abierto un GoFundMe para atender la salud de su suegra. Lamentablemente la señora no sobrevivió a esta terrible enfermedad mundial. 

Como lo he mencionado en artículos pasados, el poder de las redes sociales actualmente tiene mucho peso en las acciones de las personas, en especial en los más jóvenes. Ser influencer puede ser un arma de doble filo, y en Venezuela hemos sido testigos de ello. El comunicado de Jean Mary Curró se ve algo más pensado, no así el de Álex Goncalves, quien al día de hoy ha tenido una posición poco clara desde la muerte del apreciado Dave Capella. 

La vida no es un chiste y menos sus desgracias. Debemos respetarnos. No se puede hacer gracia de las tragedias de los demás y menos de tus adversarios y/o enemigos. En los medios de comunicación, no se puede abrir la boca para decir cualquier cosa, sin medir consecuencias por el simple hecho de tener miles de “likes”, “seguidores”, “retweets” o ganar dinero, recuerda que te debes siempre a tu audiencia.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.