¿Permitirá Nicolás Maduro la defensa de la Unesco en Canaima?

237

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) aprobó una resolución el día 24 de julio que exige al régimen de Nicolás Maduro permitir el ingreso de una comisión de monitoreo para inspeccionar la situación del Parque Nacional Canaima y constatar su estado, de acuerdo con lo informado por la organización no gubernamental SOS Orinoco.

El Parque Nacional Canaima constituye uno de los territorios más antiguos y mejor conservados del planeta. Fue declarado parque nacional el 12 de junio de 1962 y en 1994 fue incluido en la lista del patrimonio mundial, título conferido por la Unesco a sitios específicos del planeta. Su objetivo es catalogar, preservar y dar a conocer sitios de importancia cultural o natural para la herencia de todos nosotros.      

Algunos patrimonios de la humanidad ubicados en nuestro país son Coro y su puerto, Ciudad Universitaria de Caracas, Diablos Danzantes de Yare, La Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire. Sin embargo, el patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos, comprende también expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados, como tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza, el universo, saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional. El patrimonio cultural inmaterial o patrimonio vivo es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural. El Parque Nacional Canaima está catalogado con el número 701 desde 1994.

La Asamblea Nacional liderada por Juan Guaidó acordó en primera instancia notificar a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Unesco, que el Parque Nacional Canaima está en peligro debido al ecocidio de la minería ilegal en los estados Bolívar y Amazonas, protegida por el régimen de Nicolás Maduro, generando un daño difícil de corregir que compromete a la naturaleza, a los venezolanos y en especial a los pueblos indígenas.

María Gabriela Hernández, diputada por Monagas y presidente de la comisión de ambiente de la Asamblea Nacional y vicepresidente del Parlamento Amazónico, expresó: “Hay momentos en que los ciudadanos estamos solos o incomprendidos en la lucha por la libertad, ante un sistema perverso que aniquila valores de vida y la libertad”. Así mismo añadió que para el año 2016 cuando el régimen de Nicolás Maduro diseñó la política del “Arco Minero del Orinoco”, el poder legislativo y expertos multidisciplinarios alertaron sobre las consecuencias perversas de la minería aurífera.

La ONG SOS Orinoco lleva 3 años investigando y publicando información técnica y precisa, obtenida a través de imágenes satelitales de muy alta resolución que muestran con precisión la ubicación, tamaño y fecha de toda la huella minera en el Parque Nacional Canaima, así como de gran parte del sur de Venezuela. Esta información la reciben todos los miembros del Comité de Patrimonio Mundial, así como embajadores y jefes de delegaciones que forman parte del citado comité.

Un punto importante en este debate, es que se debe resaltar que el régimen de Nicolás Maduro en su propio informe dirigido a la Unesco, reconoce la existencia de minas dentro del Parque Nacional Canaima y coincide en su cálculo con el de SOS Orinoco: 1033 hectáreas destruidas. En donde no coinciden ambas partes es que el régimen dice que esas minas ya existían desde el año de 1995 y desestima el impacto negativo de estas minas ilegales sobre áreas mucho más extensas de los ecosistemas y grandes extensiones a lo largo del Río Caroní.

Recalca la ONG SOS Orinoco que se debe hacer valer y seguir ejerciendo el deber que le ha impuesto el artículo 127 de la Constitución Nacional: “Es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro”.

La ONG SOS Orinoco rechazó el ataque absurdo e injurioso de la primera secretaría María Luisa Medina de la Misión del régimen de Nicolás Maduro ante Unesco el día 24 de julio después que el vocero de la ONG “World Heritage Watch”, el Observatorio de Patrimonio Mundial, leyera la declaración de SOS Orinoco, resumiendo el contenido del comunicado que fue enviado a la directiva del Comité de Patrimonio Mundial de Unesco con motivo de la aprobación sin enmiendas de la resolución 44 COM 7B.199 sobre el Sitio de Patrimonio Mundial Parque Nacional Canaima.

En dicho comunicado de la ONG SOS Orinoco manifestó su apoyo a dicha resolución e hizo comentarios y recomendaciones técnicas para la Comisión de Monitoreo Reactivo que Unesco solicita al régimen de Nicolás Maduro. “Rechazamos la agresión de la Primera Secretaria Medina cuando afirma que SOS Orinoco ha demostrado ser una ONG que responde solamente a intereses políticos y la autodenominada ONG SOS Orinoco, que se presenta como una ONG imparcial, que es en realidad una organización paraestatal dedicada a la injerencia política, trabaja en estrecha vinculación con los sectores fascistas de la oposición venezolana, que opera desde la ciudad de Washington D. C., por eso hace denuncias infundadas sobre el Parque Nacional Canaima”, afirma la destacada ONG que defiende la naturaleza venezolana.

Las denuncias sobre minería ilegal han sido reiteradas. El fiscal de Nicolás Maduro, Tarek William Saab está al tanto de la situación, pero no ejerce sus funciones y en defensa de Miraflores no las ejercerá. ¿Qué hará Nicolás Maduro ante esta exigencia de la Unesco? ¿Negarán la entrada de esta comisión especial? ¿Achacarán la culpa de la destrucción en Bolívar y Amazonas a la oposición?

Por años se han realizado muchas denuncias, pero Miraflores no se ha molestado en negar estas acusaciones. Hasta los momentos personajes del ejecutivo nacional de Nicolás Maduro no se han pronunciado al respecto, ministros a cargo del Ministerio de Turismo y Comercio Exterior, Ecosocialismo, Comunicación y la Información, Cultura, Pueblos Indígenas. Entes ligados a la extracción del oro como el Banco Central de Venezuela desde hace años no actualizan estos movimientos que deben apreciarse por ejemplo en las reservas internacionales, que al día de hoy siguen según datos del ente emisor estancadas en 6.237 millardos de dólares.

Los ciudadanos de Venezuela y el mundo debemos apoyar a la Unesco en la protección y salvaguarda de los bienes del patrimonio mundial y fortalecer el papel de la sociedad civil y los pueblos indígenas en el marco de la Convención del Patrimonio Mundial de la Unesco por nuestro hogar, que es el planeta tierra.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.