Pdvsa Gas Comunal: la corrupción y la ineficiencia sí matan

630

LOS PITAZOS DEL DIRECTOR


Por: César Batiz

Un ejemplo claro de que la corrupción y la ineficiencia sí matan lamentablemente lo observamos en el caso de los nueve fallecidos por la explosión de bombonas de gas del 28 de diciembre en Monagas. Este viernes falleció la novena persona. Rutselis Leonett murió tras una larga agonía. Antes perdieron la vida una niña de 13 años y un niño de 4, miembros de la misma familia. 

Ese 28 de diciembre, en Caño de Los Becerros, sumaban más de 10 meses sin recibir las bombonas de gas. Ese periodo de espera se parece al que manifestaron los encuestados en el estudio realizado entre octubre y noviembre de 2020, por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos. De acuerdo con la nota publicada en la página de la organización, 43,7% de los entrevistados obtienen la bombona de gas una vez cada tres meses o más; mientras que a 20,4% no le llega nunca el cilindro.

Para subsanar la falta de gas, en las comunidades venezolanas cocinan con leña. En noviembre de 2020, el director regional de la firma Gas Energy Latin American, Antero Alvarado, estimó en 4.000.000 la cantidad de venezolanos que usan pedazos de madera para encender el fuego con el cual cocinan los alimentos. 

Ese modo de resolver la escasez de las bombonas genera enfermedades respiratorias en los venezolanos, pero también mata. En febrero de 2019, la legisladora transgénero del Psuv en Aragua, Ronny Antonio Ortega, sufrió quemaduras cuando trataba de encender una leña. A los días murió. En octubre del mismo año, un niño de un año y medio falleció tras un accidente con un fogón. 

Los descritos son dos ejemplos de una mortal realidad que vive un país que se da el lujo botar el gas en los campos de Monagas y el Zulia, pero que además derrochó planes y dinero en proyectos que se quedaron en enunciados o en acciones que se convirtieron en la demostración más fuerte de la corrupción y la ineficiencia.

Derroche de planes y dinero 

La Pdvsa presidida por Rafael Ramírez, en 2004 anunció que invertirían Bs 90.000.000.000 en la gasificación de sectores populares. Según el cambio oficial de la época, eran unos 15,6 millones de dólares. Se usarían en la construcción de 46 miniplantas de gas, seis en Caracas y 40 en el resto del país. 

Tres años después, Pdvsa anunció 10 planes de la Revolución Gasífera de Venezuela. Uno de ellos lo llamaron Bombona Comunal, que incluía el arranque y puesta en servicio de nueve plantas de llenado de cilindros de gas licuado, que serían manejadas por las comunidades organizadas. 

Ese mismo año, por orden de Hugo Chávez, Pdvsa compró Tropigas y Vengas, empresas privadas que envasaban y distribuían el gas por bombona a través de unas 35 plantas en diferentes partes del país. 

Para septiembre de 2012, Pdvsa, según Ramírez, despachaba 36.000 barriles diarios de gas en bombonas, de los 40.000 que era la demanda nacional para ese momento. A través de Pdvsa Gas Comunal, la estatal petrolera contaba con 64 plantas de llenado.


Para subsanar la falta de gas, en las comunidades venezolanas cocinan con leña. En noviembre de 2020, el director regional de la firma Gas Energy Latin American, Antero Alvarado, estimó en 4.000.000 la cantidad de venezolanos que usan pedazos de madera para encender el fuego con el cual cocinan los alimentos

César Batiz

Pasados nueve años, quedan varias preguntas. ¿Qué pasó con esa inversión de 15,6 millones de dólares anunciada en 2004? ¿Por qué nunca se ejecutaron los 10 planes de la revolución gasífera? ¿En qué quedaron las plantas compradas a Tropigas y Vengas? ¿Dónde están los 36.000 barriles diarios de gas que, según Ramírez, se distribuían en 2012? 

Muchas son las interrogantes sin respuestas, ya que lo que sí tenemos es la certeza de los venezolanos que pasan tres meses o más sin poder comprar un cilindro de gas y de aquellos que enferman o mueren por cocinar con leña, mientras otros se aprovechan de la necesidad y el desespero de los venezolanos para enriquecerse.

De acuerdo con Tarek William Saab, fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Yohandry José Guevara Álvarez, Oriana Alejandra Betancourt Corales, Eder Alexis Urgarte y el presidente de Pdvsa Gas Comunal, Jacob Grey, participaron en una trama de corrupción que vendía en dólares, en centros de distribución no autorizados, bombonas de gas en un país donde se han invertido millones de dólares en proyectos que no llegaron a nada.

Contradicciones del presidente de Pdvsa Gas Comunal

El presidente de Pdvsa Gas Comunal fue hasta la semana pasada una ficha cercana a Nicolás Maduro Guerra. De acuerdo con una fuente de la estatal petrolera, Grey, miembro de la Juventud del Psuv y exdirector general de Prevención del Delito del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia, pasaba informes periódicos a Maduro Guerra sobre el estatus del suministro de gas por bombonas. 

En octubre de 2020, Grey acompañó a Maduro Guerra durante una actividad de campaña por la Asamblea Nacional en Vargas. Entonces no se frenó en lanzar loas a Maduro Moros y al hijo, de quien dijo: “El vivo ejemplo de su padre, que ha logrado levantar las banderas de la victoria, en momentos de tristeza, de desesperación y de angustia, ha logrado generar tranquilidad a nivel alimenticio, ha logrado la tranquilidad en materia de la gasolina y ha logrado mantener el gas, ahora que nosotros somos los responsables de garantizarle a nuestro pueblo el gas a las familias venezolanas”. 

Según lo que dijo Tarek William Saab y por lo visto en las comunidades venezolanas, Grey solo logró garantizar su enriquecimiento. 

Por eso, mientras la familia de Rutselis Leonett llora la muerte del tercero de sus miembros tras la explosión del 28 de diciembre, el expresidente de Pdvsa Gas Comunal huye tras la orden de captura en su contra.

En definitiva, la corrupción y la ineficiencia sí matan. A veces de una forma lenta y silenciosa. En algunas ocasiones con el estruendo de una explosión que arrasa con las vidas que se encuentran alrededor, como ocurrió en Caño Los Becerros de Monagas. Esto tenemos que entenderlo los venezolanos, para exigir una Venezuela decente.


CÉSAR BATIZ | @CBatiz

Periodista egresado de la Universidad del Zulia, especializado en Periodismo de Investigación. Director de El Pitazo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.