25.7 C
Caracas
lunes, 17 enero, 2022

OPINIÓN | Nada consciente cero eficiente

-


Durante los últimos seis años la propaganda del régimen ha estado engañando a la nación con su “Uso Racional Eficiente de Energía Eléctrica” (UREEE), un programa con doble moral. Dicha propaganda ha servido para: 1) subir inmoral, ilegal e injustamente las tarifas, 2) asignar topes de consumo por estados, 3) referirse a un falso “ahorro energético”, porque los usuarios son derrochadores. Hablemos claro, no es ningún ahorro, es des-electrificación, que se traduce en destrucción económica y pérdida de calidad de vida: menos salud, educación, transporte, agua, comunicaciones y más inflación.
Obviamente, la naturaleza propagandística del mencionado programa, propulsado por la hegemonía mediática y la agresiva opacidad del régimen desde la palestra del poder, busca capitalizar en aquel viejo axioma de “que una mentira dicha mil veces comienza a sonar como una verdad”. Dicha propaganda, con el transcurrir de estos años, ha mutado a diferentes versiones como el “cambio climático”, “la sequía”, el “Fenómeno de El Niño”, pero no importa cómo se quieran vender los sabores de la circunstancia y la ocasión, todos son exculpatorios del régimen, que nunca asume su responsabilidad.

El presente escrito demuestra la gran burla a una nación indefensa ante el abuso sin parangón en materia energética con el caso más reciente de las múltiples violaciones del régimen contra más de 14 millones de venezolanos en los estados Alto Apure, Barinas, Mérida, Portuguesa, Táchira, Trujillo y Zulia

El presente escrito demuestra la gran burla a una nación indefensa ante el abuso sin parangón en materia energética con el caso más reciente de las múltiples violaciones del régimen contra más de 14 millones de venezolanos en los estados Alto Apure, Barinas, Mérida, Portuguesa, Táchira, Trujillo y Zulia, con el tema del embalse Camburito-Caparo, que alimenta la Central Fabricio Ojeda, La Vueltosa, para producir hasta 514 MW de generación hidroeléctrica y que fue secado adrede por su sobreexplotación para encubrir la debacle termoeléctrica en los mencionados estados.
Dicho embalse tiene un período de regulación anual cuyo factor de utilización oscila entre el 25 al 33 por ciento, lo que lo convierte en un embalse para las horas pico o puntas y debería durar doce meses. Pero al abusarlo como si fuera un embalse de carga base (Guri, donde el período de regulación es treinta y dos meses), fue secado en cuatro meses, desatando los peores racionamientos en la historia, que desde marzo azotan a la región de los Llanos, Zulia, Centro y Sur Occidente.
Usando la ingeniería se demuestra el abuso contra el embalse Camburito-Caparo y la buena fe de toda una nación. Se contrasta a través de una simulación la evolución entre el usar el embalse como corresponde (verdadero uso racional y eficiente) vs. el negligente uso que le dieron las altas autoridades de Corpoelec, bajo la consigna de “Soy Consciente Consumo Eficiente” para el período que va desde enero de 2017 hasta el pasado 9 de mayo.
Lo resultados para el período indicado son:
Durante 43 por ciento del período, el ministro mantuvo el embalse por debajo de su cota mínima de operación, los 290 metros sobre el nivel del mar, msnm, exponiendo las turbinas a daños por cavitación un acto negligente, ya que daña la eficiencia de las mismas y al final estas terminan siendo más ineficientes y por lo tanto agotan el embalse más rápido. Un embalse que, como he alertado, pierde cerca del 25 % de sus aportes por fugas peligrosas que no fueron atendidas. Ambas, condiciones que se mantienen.
De respetarse el factor de carga del diseño para el uso del embalse, aún con la peligrosa fuga, que tiene en riesgo más de 95 mil vidas, al cierre del 9 de mayo de 2018, el embalse tendría ¡casi 17 metros y medio más de nivel!, lo que permitiría la generación de energía para el Centro y Sur Occidente y la eliminación de los actuales severos racionamientos.
¡El embalse hubiese producido casi el doble de la energía!
No hay nada consciente y menos eficiente en el accionar del régimen para la operación y mantenimiento de nuestros embalses en los Andes, destruyendo así la economía y calidad de vida de esa importante región de Venezuela.
La ética es insustituible. Este abuso, detrás del peor apagón de todos, el apagón informativo del Sector Eléctrico Venezolano, SEV, tiene a Venezuela en completa indefensión, situación que se aplica en forma continuada por los últimos 2.750 días y seguirá extendiéndose, gracias a un grupito que con sus operadores políticos afines, bien sea por error, omisión, complicidad o corrupción, le alargan la agonía a toda una nación y esa es una suprema demostración de la antiética.
Para que Venezuela tenga electricidad abundante y confiable es hora del conocimiento, honradez extrema, para hacer las cosas como son y no como sea.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A
- Advertisement -

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a