Francois Zimeray: «Guaidó es el Macron de América Latina»

9

Es muy temprano en París, apenas amanece y Monsieur Zimeray, exembajador y defensor de los derechos humanos, nos espera con buen café y galletas en su casa. En un par de horas arrancará su día de trabajo que no se detiene hasta que caiga la noche y un poco más. Tiene una agenda bastante apretada, así que agradecemos su tiempo y acto seguido ya estamos inmersos en Venezuela. Él ha estado pendiente del desarrollo político de esta nación desde el año 2006, gracias a amigos venezolanos que comenzaban a desesperar viendo el caos de su país.

El embajador de Francia a cargo de los derechos humanos, fue embajador de Francia en Dinamarca. Zimeray trabajó por primera vez durante más de 20 años en una gran empresa francesa y ha sido miembro del Parlamento Europeo. Sus tuits son cientos de veces retuiteados.

Él y Jessica Finelle son abogados registrados en la Corte Penal Internacional. Después de participar juntos, en 2003, en una iniciativa por la paz en el Medio Oriente, y ejercida por los mismos motivos (Camboya, África Central), se encontraron alrededor de la causa de la justicia internacional. Luego, en 2018 , con la ambición de crear un bufete que combine sus habilidades complementarias: derechos humanos, derecho mercantil (protección de las libertades fundamentales y RSE), derecho penal y resolución de conflictos.

P : ¿Cómo ve el escenario actual a nivel internacional?

FZ : Lo más importante ahora es la evolución en las últimas semanas. Hasta hace 15 días nadie había escuchado hablar de Guaidó, y ahora todos hablan de él. Dentro de mi análisis está que para los gobiernos de Europa cuando observan a Venezuela les recuerda Túnez y Egipto, es la Primavera Árabe, con todas sus diferencias. Es el modelo histórico que comprenden y que conocen.

P : ¿Cree que en los próximos días la UE podría darle asilo a Maduro?

FZ : No, pero creo que ellos están haciendo un estudio de sus fuerzas, pensando en viajar a Cuba.
Lo que yo puedo hacer es dialogar el tiempo de la justicia con el tiempo de la historia, el tiempo de la justicia es largo, el otro es corto. Es como ver el mecanismo de un reloj: hay una aguja grande que trabaja muy rápido y otra que va más lento, es un trabajo de engranaje.

P : ¿De qué manera y cuándo usted se manifiesta contra el gobierno ?

FZ : Llevo muchos años pero últimamente cuando la ministra Iris Valera publica un tuit amenazando con la cárcel a Juan Guaidó, le respondí de inmediato que terminaría en la Corte Penal, que estaba mostrando la cara del régimen, etc. Fue un tuit muy retuiteado en tres versiones. No es una tontería que un abogado francés haga un llamado al orden judicial, es así que uno utiliza el tiempo corto de la vida cotidiana del tuit y el tiempo largo de la historia, dos horas después fue liberado, no sé si la presión ejercida desde Francia ejerció un poder importante, pero ellos saben que están siendo observados y la justicia internacional puede esperar. Tenemos el tiempo puesto, pues los crímenes son imprescriptibles, imperdonables e inadmisibles; se lo estamos diciendo, cuidado, hay límites.

P : ¿Cómo se percibe al presidente interino Juan Guaidó ?

FZ : Guaidó es el Macron de América del Sur, al menos esa es la percepción que ofrecen los medios, las redes sociales; él es joven, no tiene miedo, es guapo, es valiente y comprometido. El autoproclamado es Nicolás Maduro, no Juan Guaidó.

P : ¿Qué acciones han ejecutado últimamente para ayudar a conseguir la libertad en Venezuela?

FZ : Estuve en La Haya para encontrarme con el equipo de la Fiscal encargado de Venezuela y sé con exactitud qué estamos vigilando. La prioridad es la detención por los crímenes cometidos. Para que la Corte Penal Internacional sea competente y legítima hay que demostrar el carácter sistemático de los asesinatos, de la tortura. Fundamentar judicialmente, no cometer los errores de Costa de Marfil.

P : ¿Cómo percibe a la oposición ?

FZ : La gran dificultad a la cual nos enfrentamos desde fuera es la división de la oposición. Antes de que apareciera Guaidó nos ha tocado lidiar con esta división y es realmente fatigante, confuso. Esa es la fuerza del régimen de Maduro. Ahora han logrado una unidad importantísima, la solución la están mostrando los venezolanos en la calle, tienen que resistir.

P : La represión es terrible ¿Qué pueden hacer ustedes ?

FZ : No tengo ninguna duda que terminarán bajo la justicia internacional, ninguna duda, y yo me comprometo a trabajar en ello. Ellos no escaparán, puede ser en unos años , pero serán atrapados. No puedo saber qué va a pasar en el futuro inmediato, pero en un futuro un poco más lejano les aseguro que nosotros los vamos a atrapar.
Esto es comparable a ciertos crímenes en América Latina y África, son crímenes contra la humanidad.

P : La Francia Insumisa y Jean Luc Melanchon, líderes de izquierda que defienden dictaduras.

FZ : La izquierda francesa ha apoyado la izquierda fascista de Chávez, no es la primera vez, es stalinista, queda fascinada por la autoridad no por la libertad. Ellos la apoyan públicamente.
Cuando esto cambie iré a Venezuela, seguiré apoyándolos para hacer justicia. Sin justicia no hay perdón ni reconciliación. Lo primero será hacer justicia.

Puede consultar el comunicado del escritorio de abogados Zimeray & Finalle del 25 de enero (Versión original en francés)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO