¿Olimpiadas en pandemia?

94

Por: Paulino Betancourt

Un grupo de investigadores japoneses, incluidos algunos de los asesores más importantes del país nipón sobre la pandemia del COVID-19, advierten que permitir la presencia de espectadores en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio propiciaría que el virus se propague. Su recomendación, aún no publicada, es prohibir o al menos limitar la asistencia de los espectadores a las instalaciones deportivas. Esta situación representa un desafío para los asesores científicos del gobierno y el Comité Olímpico Internacional (COI), que se mantienen firmes en seguir adelante con los juegos, a solo 6 semanas de la celebración de la ceremonia inaugural, prevista para el próximo 23 de julio. Venezuela cuenta hasta el presente con una treintena de atletas que asistirán a Tokio. 

Los Juegos Olímpicos, originalmente programados para el verano de 2020, se pospusieron debido a la pandemia. Tokio y otras ciudades importantes permanecen aún en cuarentena y con un lento programa de vacunación que ha llevado a solicitar la postergación e incluso, la cancelación total de los juegos. Encuestas de opinión pública recientemente realizadas indican que alrededor del 70% está a favor de la cancelación de los Juegos. Sin embargo, los funcionarios del COI y algunos políticos japoneses, conscientes de los miles de millones de dólares en juego, no desean suspender. Cuando se le preguntó el 21 de mayo en una conferencia de prensa virtual sobre los juegos, John Coates, vicepresidente del COI, dijo: “La respuesta es un sí absoluto”.

Japón y el COI ya han prohibido a los turistas el ingreso. Pero varios millones de personas en Japón podrían asistir a las competencias en más de 40 lugares en Tokio y sus alrededores. “Eso sería una mala idea”, dice el grupo de 20 expertos en salud pública. Les preocupa que su advertencia caiga en oídos sordos. Puede que sea demasiado tarde “para considerar cambios drásticos en la forma en que se organizan los Juegos Olímpicos de Tokio”. Dicen que la agencia gubernamental de control del coronavirus, que depende de la Presidencia, nunca ha discutido públicamente los riesgos de realizar los juegos.

Shigeru Omi, presidente del principal panel asesor del COVID-19, ha indicado que dará a conocer las recomendaciones antes del 20 de junio. No está claro si Omi presentará un informe respaldado por científicos expertos. La tensa relación entre los expertos, políticos japoneses y funcionarios del COI, se puso de manifiesto cuando Omi compareció ante los comités legislativos. La celebración de los Juegos Olímpicos “no es normal en las circunstancias actuales”, dijo en su declaración del 2 de junio, según informó la prensa japonesa. 

Al día siguiente, le dijo al comité de salud que los organizadores olímpicos deberían imponer “preparativos estrictos” para minimizar el riesgo de propagación de infecciones. Añadió que dar opiniones no tiene sentido, “a menos que lleguen al Comité Olímpico Internacional”. Pero el Ministro de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón, hizo caso omiso a los comentarios de Omi y los calificó como un “informe malintencionado”.


…funcionarios del COI y algunos políticos japoneses, conscientes de los miles de millones de dólares en juego, no desean suspender. Cuando se le preguntó el 21 de mayo en una conferencia de prensa virtual sobre los juegos, John Coates, vicepresidente del COI, dijo: “La respuesta es un sí absoluto”

Paulino Betancourt

Una de las preocupaciones que veo es que los juegos podrían aumentar el contagio de las variantes de COVID-19, particularmente dada la gran cantidad de atletas, entrenadores, oficiales, medios de comunicación, voluntarios locales y espectadores que darán vida a los juegos. Las pautas del Comité Olímpico Japonés le están exigiendo a los atletas y al personal de apoyo que se limiten a las áreas de alojamientos y lugares oficiales, eviten el transporte público, las atracciones turísticas, los restaurantes y bares, además deben retornar a sus países de origen en un plazo menor a dos días, posterior a su participación en las competencias. 

Hasta el momento, no existen planes de contingencia para manejar un incremento de casos que puedan sobrecargar las instalaciones de atención médica. Debido a la escasez de camas de hospital y suministros de oxígeno durante la reciente cuarta ola de infecciones. Afortunadamente, los casos nuevos diarios han caído de un máximo de 7056 el 12 de mayo a 1728 para el 9 de junio.

La campaña de vacunación tardía y lenta de Japón se suma a estas preocupaciones. Este país ha administrado más de 17 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19, principalmente a trabajadores médicos y personas de 65 años o más, lo que cubre aproximadamente el 6,8% de la población. La vacunación comenzará para los menores de 65 años a mediados de este mes. 

El impacto de cualquier infección que ocurra durante los Juegos Olímpicos podría extenderse por todo el Japón e incluso a nivel mundial. Durante el último año y medio, los casos nuevos aumentaron después de los períodos de vacaciones, como el Año Nuevo y la Semana Dorada de primavera, cuando la mayoría de los trabajadores pudieron tomarse una semana libre. Los Juegos Olímpicos se estarán realizando justo en  el período de vacaciones de verano en agosto, cuando muchos residentes urbanos regresen a sus lugares de origen para visitar a sus familiares. El año pasado, una campaña de información convenció con éxito a muchos de pasar sus vacaciones en casa y los casos nuevos no aumentaron significativamente. Pero con la emoción que rodea a los Juegos Olímpicos, no es seguro que los japoneses escuchen las recomendaciones para limitar sus viajes. Crucemos los dedos para que todo salga bien.


PAULINO BETANCOURT | @p_betanco

Investigador, profesor de la Universidad Central de Venezuela, miembro de la Academia Nacional de Ingeniería y Hábitat

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.