Nueva excusa para la represión y la persecución en Venezuela

132

Por: Jesús Hermoso Fernández

Vista la entrega casi total de la dirigencia opositora al escenario electoral, la dictadura venezolana avanza nuevamente hacia un modelo represivo con el aval, negociado mediante, de sus supuestos antónimos políticos. El llamado de Nicolás Maduro a las Fuerzas Armadas, que de forma diligente atendió Ceballos, dirige nuevamente artillería contra cualquier manifestación de descontento. La excusa: sabotaje al Sistema Eléctrico Nacional.

Pero los principales «presuntos indiciados» que han sido detenidos, perseguidos y acusados en las últimas horas han sido maestros, líderes indígenas, jubilados, pensionados, trabajadores y hasta enfermeras. La más reciente noticia fue de la enfermera María Suárez, coordinadora del Hospital Pastor Oropeza Riera de Carora, quien fue sometida a estar esposada por al menos dos horas, luego de exigirle el uso de mascarillas a dos oficiales de policía. Pero este es el caso menos complejo.

Tras la solicitud de Maduro, el ministro Ceballos declaró: «Mantenemos seguimiento a los grupos generadores de violencia, con conexiones extraterritoriales, para ponerlos a orden de la justicia». Tres días antes cae asesinado por desconocidos Virgilio Trujillo Arana, líder indígena del municipio Autana, en Amazonas, defensor de la selva y coordinador de los Guardianes Territoriales Uwottuja que ha enfrentado las políticas extractivistas del Gobierno de Maduro y a las fuerzas irregulares que ampara el régimen en la zona.

Pero los planes de este líder no tenían relación con ataques al sistema eléctrico. Durante años denunció la presencia de grupos armados en la selva, minas y territorios indígenas. Incluso denunció la instalación de pistas clandestinas para el traslado ilegal de oro extraído de nuestro territorio y traficado de forma ilegal. El indígena, de hecho, fue clave en una investigación publicada en el portal Armando.info, en el que develan estas pistas clandestinas en la Amazonía.

En días recientes y previo a las declaraciones de incremento de la represión, el régimen chavista ha detenido, amenazado y perseguido a dirigentes sindicales y de trabajadores. En Sidor destacan cuatro trabajadores del área de Palanquillas y tres del área de Planta de Pellas de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) quienes recibieron, a través de dos fiscales de la Inspectoría del Trabajo Alfredo Maneiro, un decreto de medida cautelar dictada por el mismo ente, que inicia un procedimiento de “autorización para despedir” que la compañía solicita en su contra.

La directiva de la empresa estatal considera que estos trabajadores son los “cabecillas” de la huelga de brazos caídos que se inició el día viernes 17 de junio. La huelga es por el incumplimiento de un aumento salarial del 186% prometido por el presidente de la compañía, Néstor Astudillo.

También son emblemáticas las imágenes de funcionarios del Sebin y de la Policía Nacional amedrentando la protesta de trabajadores de Supra en la zona de Las Mayas en Caracas. Más detestable ha sido el amedrentamiento que colectivos y grupos paramilitares del oficialismo han hecho contra pensionados y jubilados en protestas recientes, y la amenaza directa al dirigente sindical Pablo Zambrano por parte del líder del grupo La Piedrita.

El día lunes, 4 de julio, nos enteramos del secuestro del dirigente de Bandera Roja en Caracas, el maestro y artista plástico Alcides Bracho. La acusación: haber participado en protestas en 2014 y 2017 como «terrorista». A quienes conocen a Bracho les es sumamente fácil desechar esta acusación, aunque ciertamente Bracho ha sido dirigente revolucionario y popular de Caracas desde su juventud, en la cuarta y en la quinta. Hoy está secuestrado por la policía política, incomunicado y sin derechos.

La represión está dirigida desde diversos instrumentos, contra quienes comienzan a levantarse contra el régimen y sus políticas desde las fábricas, pueblos e instituciones, en su lucha por salarios dignos, condiciones de vida y de trabajo y respeto a nuestra integridad territorial.

Ninguno ha tenido relación con el sistema eléctrico, pero muy seguramente encontrarán la excusa para establecer el vínculo. Entre tanto, la Plataforma Unitaria mantiene esfuerzos por restablecer la negociación entre el régimen de Maduro, los EEUU y la representación del G10 de cara a las elecciones presidenciales de 2024.

JESÚS HERMOSO FERNÁNDEZ| @Jesus_Hermoso
Periodista de investigación. Editor. Escritor

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.