22 C
Caracas
miércoles, 21 abril, 2021

Molestias en sectores del Psuv causó el nuevo CNE

-

El régimen de Nicolás Maduro con la designación de un nuevo CNE por parte del Tribunal Supremo de Justicia colocó el último clavo en el ataúd que entierra, casi definitivamente, la posibilidad de una transición política pacífica en Venezuela.

Nuevamente la cúpula que gobierna al país, integrada por Maduro, Tareck El Aissami, Diosdado Cabello y los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, al sentirse acorralados deciden huir hacia adelante con una temeraria acción, que no solo le da la espalda a los dirigentes del Psuv, sino también a la comunidad internacional, que apostaban que el Comité de Postulaciones designado por la Asamblea Nacional en acuerdo con la tolda roja, generaría un consenso en torno a un Poder Electoral que diera las mínimas garantías para realizar las elecciones parlamentarias, previstas por la Constitución para el mes de diciembre.

Este nuevo atentado del TSJ contra la democracia en Venezuela, no es sólo inconstitucional, sino aberrante, puesto que designan a Indira Alfonso Izaguirre, actual presidenta de la Sala Electoral de esa institución; Galdys Rodríguez, expresidenta del organismo; y ratifica a Tania D’Amelio, quienes  son “rodilla en tierra” con el régimen de Maduro y cómplices de todas las arbitrariedades que se han cometido durante los últimos 20 años desde esos dos poderes del Estado.

Dentro del Psuv consideran que esta decisión va agravar más la crisis humanitaria e institucional del país, siendo los ciudadanos a pie los que van a seguir sufriendo. Esperan dirigentes de ese partido que las sanciones no sólo se mantengan, sino que se van ampliar, ya que una eventual no participación en los comicios parlamentarios por parte de la oposición va a terminar aislando más a Venezuela. 

Para dirigentes del Psuv, de haberse llegado a un acuerdo en el Comité de Postulaciones que allanara el camino a las elecciones hubiera sido un duro golpe para la oposición radical, ya que significaría  la derrota del mantra: cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones presidenciales.

Por supuesto que dentro del Psuv hay dirigentes que consideran la decisión de la cúpula de Maduro como un paso incorrecto, puesto que se corre el riesgo de una salida violenta que termine con todo el capital político que han acumulado en todos estos año de lucha y que en estos momentos  les garantiza seguir siendo una opción electoral.

- Advertisement -

Igualmente la detención del empresario colombiano Alex Saab, presunto testaferro de Maduro y su familia, les pone las bardas en remojo a los dirigentes del Psuv, ya que algunos tienen sanciones por parte de Estados Unidos, por lo que consideran que pueden ser víctimas de una operación similar dentro o fuera del país.

Maduro con su lenguaje desenfrenado dijo que llegó la hora de hacer grandes cambios y que cada quien presente sus listas de candidatos, da por sentado que las parlamentarias van como sea. Ahora, sería un error desestimar la estrategia de Maduro, ya que debe estar bien analizada por sus asesores cubanos. Tenemos todavía el recuerdo de la Asamblea Nacional Constituyente, que pareció algo descabellado al principio, que se caería por su propio peso y terminaron imponiéndola. La advertencia es para todos los venezolanos, especialmente para la oposición, en este caso encabezada por Juan Guaidó.

No es suficiente con declarar que se desconoce el falso CNE, que no se va aceptar un nuevo fraude electoral, eso no va a detener a Maduro en su plan de realizar las elecciones, donde de seguro participaran sus aliados de la “mesita de la unidad” y viejos dirigentes políticos. 

Es un hecho que el régimen de Maduro cerró cualquier posibilidad de una salida electoral o de un diálogo que de paso a un gobierno de transición. Se nombró un CNE a su medida. No habrá el cese de la inhabilitación a partidos y dirigentes. No habrá la liberación de los presos políticos, simplemente no habrá garantías democráticas.

Como siempre María Corina Machado salió pidiendo una fuerza militar del hemisferio que venga a liberar a Venezuela, cosa que hoy día parece más que improbable. Entonces no queda otra que movilizar la sociedad, el país completo con una sola agenda en el camino: la salida de Maduro. Hasta ahora sólo ha habido una protesta entusiasta de los estudiantes y de una franja de la población. Es necesario que se sumen los sectores empresariales,  medios de comunicación, sindicatos y  gremios. Llegó la hora de la verdad.

Marco Hernández es periodista y fundador de la ONG Periodistas por la Verdad. @hmarcovalor

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado