Marketing venezolano en pandemia: lo que debes saber para tu negocio en 2021

189

Por: Ángel Rivero

El 2020 fue el año más complicado de la última década. Entre la cuarentena provocada por un virus mortal, el aislamiento y la decadencia del mercado, no solo nuestras vidas cambiaron, sino que la manera en la que trabajamos y vemos el mundo, no volverá a ser lo que era antes, y los venezolanos para nada estamos exentos.

Las claves del mercadeo venezolano siguen siendo el precio, la inmediatez y la buena atención, además de la anticipación y la innovación, pero, yendo a lo que nos compete, es importante analizar qué ha cambiado, cómo ha cambiado y por qué ha cambiado. En este sentido, hablaremos de lo que tú, como comerciante o dueño de negocios y emprendimientos, debes saber y entender para afrontar este 2021 junto a tu empresa.

Hay que trabajar en semana radical

El gobierno lo entendió rápido: si dejamos de trabajar, morimos todos, por eso es común que la gente siga haciendo vida aun cuando están prohibidas muchas actividades en semana radical. Sin embargo, sigue siendo peligroso, por eso es importante contar con tapabocas, antibacterial y con el debido distanciamiento social en los establecimientos para que los clientes o posibles clientes se sientan más seguros.

Perder oportunidades de vender, anunciar, promocionar o participar en un tópico, es perder dinero y visibilidad. Ya lo decía Luis Bassat: está prohibido perder oportunidades en el marketing, porque luego estas se vuelven tendencia, y si no estás presente, tu negocio deja de ganar alcance.

Métodos de pago

Zelle, pago móvil y PayPal son tres maneras de pagar que se han posicionado en el mercado por excelencia, también en consecuencia de la escasez de divisas en sencillo o cash; por ende, mientras más rápido un negocio se adapte a estos métodos, más dinero entrará a su “caja registradora” en menos tiempo, lo que le dará menos chance a la competencia de posicionarse.

Muchos establecimientos han tenido que buscar distintas opciones para que más clientes puedan consumir sus productos y no se dirijan a la competencia, pero las ventas que pudieron concretar, se esfumaron por no contemplar otras opciones de pago. Allí, la anticipación brilla.

Soluciona problemas a tus clientes

Para una sociedad que enfrenta tantos conflictos internos y externos como la venezolana, ya sea en casa, en el trabajo o personalmente, cualquier “pero” es una montaña. Esto ha provocado que lo exclusivo sea desplazado, lo que significa que los venezolanos ya no nos adaptamos a las marcas, sino que las marcas deben adaptarse a nosotros, y así funciona en internet debido a la cantidad de cuentas que existen.

Por ejemplo, si un restaurante no tenía delivery porque su clientela potencial prefería ir a consumir en persona, hoy este mismo restaurante se habrá visto en la necesidad de abrirles las puertas a los servicios de entrega para poder subsistir, además de que la competencia es tan abrumadora que siempre habrá una opción más barata, más cercana, quizás de mejor calidad y hasta con más variedad, y es allí donde debes analizar críticamente tu producto o servicio para saber en qué puedes mejorarlo.

Sucede igual con los métodos de pago ya mencionados; cada vez los venezolanos se rebuscan más con distintos tipos de billeteras digitales y dejar de aceptar esos métodos es cederle oportunidad a la competencia de mantener o ganar más clientes que tú.

La meta es ser rentable

El glamour y el gourmet no son rentables en Venezuela, y comprar ideas poco realistas, puede terminar dejándote quebrado. En muchos casos, es preferible vender un producto de calidad media que es más barato, a vender uno de excelente calidad que nadie puede pagar; por eso, si tienes disposición para ofrecer distintas gamas, mejor, porque puedes satisfacer más estratos sociales.

Pasa exactamente igual con los servicios de redes sociales, en los que, algunas agencias, ofrecen sus servicios entre $300 y $500 mensuales, pero las ventas que les generan a los clientes a través de Instagram no superan ni la mitad de eso, lo que se convierte en un gran gasto. Es vital que los servicios sean autosustentables en cuanto a ventas se refiere, sino, están destinados a fracasar.

Hamburguesas a dólar (y cómo cambiaron el mercado)

¿Recuerdas Ávila Burger? Pues, ahora es solo un recuerdo, al igual que McDonald’s, Burger King y cualquier restaurante de hamburguesas que no logró adaptar su cantidad y calidad a su precio. Que un rubro se dispare, como sucedió en pandemia con la tecnología, el antibacterial y el delivery, no significa –necesariamente- que tu negocio va a mejorar.

En el caso de Sony, por ejemplo, al ser el único fabricante de PlayStation, el aumento de consumo de videojuegos le benefició enormemente en pandemia, pero en un mercado como Venezuela, que existan hamburguesas muy económicas, solo significa que los restaurantes con hamburguesas de hasta 8$ (y sin incluir delivery), tendrán que adaptarse bruscamente o sufrir las consecuencias.

Esto significa que el precio sigue siendo el deal breaker venezolano por sobre todas las cosas, y aquí quedó bastante claro.

La fidelidad de marca no es un matrimonio

Todos queremos muchas cosas en internet, y cuando se trata de variedad, nunca alguien puede ofrecerlo todo. Pasa mucho en restaurantes, y el mejor ejemplo son las ferias de los centros comerciales. Puedes ir mil veces, y mil veces puedes comer algo distinto. Un día puede provocarte pollo frito, otro día sushi, la semana siguiente hamburguesa, y quizás ninguna elección dependa de la calidad del producto, ni de su publicidad ni de la marca sino de tu antojo y de tu bolsillo.

Sin embargo, esto puede variar dependiendo del rubro, ya que Chevrolet nunca será Toyota, así como Samsung nunca será iPhone, pero en un mercado en el que Xiaomi, en tan solo tres años, arrasó la industria de la telefonía con su acertada “calidad-precio”, todo puede pasar. No es lo mismo gastar $7 en un almuerzo a comprar un teléfono inteligente de 200$, pero la manera de hacer branding cambia constantemente, y lo importante es el deseo que sienta el cliente en tener o consumir lo que ofreces.

Sobreexposición de marca y el marketing de interrupción

No puedes obligar a la gente a que te compre, debes atraerlos, y cuando eso pase, aprovechar al máximo la oportunidad de generar una experiencia tan buena que los invite a seguir comprando a futuro, sin ser apabullante. Hay un ejemplo que siempre utilizo: el de los mercados y minitiendas en Caracas, ya sea en Chacaíto, Sabana Grande, el mercado de Guaicaipuro o El Cementerio. Ese exceso de atención por parte de los vendedores que raya en lo invasivo, se revierte en contra de las mismas tiendas, y termina repeliendo a posibles clientes, más en un país donde el estrés y la incomodidad son pan de cada día.

En cuanto al mercadeo de interrupción, un comercial trascendental era el de limpiador de pocetas Más, que desmancha más, que desinfecta más, que limpia más, y no daña (imposible olvidarlo). Era tan pegajoso el speech, y a la vez tan amable, que podía interrumpir la novela del prime time de nuestras madres sin ser molesto. De esa fama no disfrutan todas las marcas, y Yummy es un gran ejemplo de ello. El chamo en monopatín en Youtube y los ADS en Google, invadieron tanto los espacios, que, en vez de dar curiosidad sobre la app y el servicio, la gente se hartó de verlos en todos lados, lo que rompió ese interés del que gozaban al principio y le permitió a PedidosYa posicionarse más rápido todavía.

Los “influencers” ya no influencian:

Ninguna estrategia funciona óptimamente por demasiado tiempo, y eso es algo que debemos aceptar apenas tengamos una buena idea para llevar a cabo. Pareciera hace apenas meses cuando todas las figuras públicas comenzaban a promocionar productos como sacados de una chistera mágica, dignos de tele comerciales, y diciéndonos que solucionarían todos nuestros problemas, pero ya eso se acabó. La migración de las marcas al internet con la misma estrategia publicitaria, ha provocado que la gente se sienta saturada con esta información de venta a través de los influenciadores.

Además de eso, y haciendo énfasis en lo que es Instagram ahora, los influencers eran una competencia directa para la plataforma, lo que les hizo recortar el alcance de estos mismos para que las personas no los contrataran a ellos para hacer publicidad, sino que tuviesen que pasar a través de Facebook Business, aunado a que ya nadie siente interés en comprar estos productos porque cada vez son más, y pareciera falso lo que ofrecen.

Cuida tu trabajo, cuida a tus trabajadores

Una realidad innegable en Venezuela es que cada vez se hace más difícil trabajar. Trasladarse es complicado, y ahora, con el COVID-19, también es peligroso. El transporte público está escaso y abarrotado, los repuestos de los vehículos están sumamente caros y, la gasolina, es cara, mala y escasea. Eso nos ha configurado en una especie de simbiosis: tú me pagas bien y yo trabajo bien, además de plantear un concepto clave en los flujos de trabajo: la confianza y la fidelidad.

Nadie trabaja tan bien como al que le duele su puesto de trabajo, y aún mejor, como al que le duele la empresa a la que pertenece. Sin dolientes, no hay sacrificios ni ideas nuevas, y aunque la demanda laboral ha aumentado, es complicado encontrar a alguien que sea responsable, no solo porque las virtudes que posea su puesto de trabajo sean suficientes, sino porque la paga quizás sea muy baja. Polar es líder en este concepto, y lo ha denotado con publicidad en televisión exclusivamente para comprometerse con sus trabajadores.

Los benditos algoritmos de Instagram

Actualización significa adaptación, y las redes sociales evolucionan a vuelo de pájaro. Este factor de programación en Instagram, puede ser tu mejor aliado y tu peor enemigo en simultáneo, por eso no tiene punto quejarse ante sus constantes actualizaciones, porque no podemos controlarlo. Mi consejo: adaptarse rápido, leer los parches, buscar información cada vez que haya una actualización pesada y estudiar muy bien los próximos pasos para saber hacia dónde nos está llevando Facebook (Instagram).


ÁNGEL RIVERO | @angelriverosg

Periodista venezolano | Fotógrafo | Director de Marketing | Productor Audiovisual| Bajista | Comparto fotografías, análisis cinematográficos y música.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.