27.5 C
Caracas
lunes, 19 octubre, 2020

Los Pitazos del Director | De Roberto Antonio a la decadencia de Pdvsa

César Batiz reflexiona sobre la relación entre un conocido intérprete de merengue y la empresa petrolera estatal

-

Roberto Antonio Rosales Arrieta. Dicho así, ese nombre de seguro no le suena a nadie. Pero si lo dejamos solo en Roberto Antonio, escucha Noches de Fantasía y además se entona un gaitero ayayayay llevado a la interpretación de un tecnomerengue, entonces, de seguro sabrá de inmediato de quién le estamos hablando. Pero si ha sido un lector inadvertido de las últimas publicaciones de El Pitazo, tal vez no entenderá por qué hacemos referencia al artista y lo asociamos a la decadencia de nuestra principal empresa, Pdvsa, en Los Pitazos del Director.

Por eso, lo invitamos a que antes de seguir adentrándose en este artículo, revise en el reportaje escrito por las periodistas Patzzy Salazar y Catherine Medina y publicado por El Pitazo el domingo pasado.

La búsqueda de datos comenzó hace cinco meses, motivados por una curiosidad que expresamos con la siguiente pregunta: ¿Cómo un cantante que tiene más de dos décadas que no pega una canción, tiene recursos para grabar un videoclip con más de 100 personas en escena en La Habana? De inmediato, entre los primeros hallazgos saltó la relación con Pdvsa, específicamente con la Faja del Orinoco y el llamado Zar de la Faja, Pedro León, así como con Jonathan Marín y los hermanos Urbano Fermín. Todos ellos señalados por el fiscal designado por la Asamblea Nacional, Tarek William Saab, como implicados en casos de corrupción en el sector petrolero.

LEE TAMBIÉN

Al cantante Roberto Antonio se le acabaron las noches de fantasía

Un fiscal de la gestión de la fiscal general Luisa Ortega, funcionario del Ministerio Público que investigó la corrupción en la Faja del Orinoco, nos informó que Roberto Antonio no aparecía en el expediente que ellos trabajaron, pero sí nos llama la atención de que en las alertas migratorias a las que tuvimos acceso, Roberto Antonio Rosales Arrieta figura como buscado por la Fiscalía General de la República, la Dirección General de Contrainteligencia Militar y el Servicio Bolivariano de Inteligencia.

Por cierto, hasta aquí no les he contado -y me permito hablar en primera persona, lo cual no es un hábito en mis textos publicados en este medio- que mientras escribo este artículo me encuentro en Puerto La Cruz, donde vine a realizar una serie de actividades periodísticas que me llevaron incluso a hablar con aguerridos dirigentes sindicales del sector petrolero como Eudis Girot, Jaime López y José Bodas, a quienes la administración del actual presidente de Pdvsa, Manuel Quevedo, el mismo que prometió aumentar la producción petrolera, jubiló prematuramente por sus posturas en defensa de los beneficios colectivos de los trabajadores de nuestra principal industria, como salud, vivienda y remuneraciones salariales.

Cuando tocó el turno de preguntarles si habían leído el reportaje sobre Roberto Antonio, Girot actuó como si le hubieran dado play. Señaló al cantante de ser testaferro de Pedro León y los otros involucrados en los turbios negocios en la Faja. “Roberto Antonio tiene que estar preso”, lanzó el dirigente sindical, declaraciones que la periodista Giovanna Pellicanni recoge en esta nota publicada por El Pitazo. Girot, López y Bodas en los últimos días han liderado manifestaciones en contra de la gerencia de Pdvsa. Lo mismo han hecho otros dirigentes sindicales en el resto del país, todos hoy enfrentados al presidente de la Federación Única de Trabajadores la Empresa Petrolera Venezolana, el compadre de Carlos Ortega y protegido de los hermanos de Chávez, el barinés Wills Rangel.

- Advertisement -

De acuerdo con la dirigencia sindical, más de 200 trabajadores y jubilados petroleros han fallecido este año en el país sin atención médica. Afirman que en las calles de Anzoátegui deambulan al menos 800 obreros quienes trabajaron en el traslado de las montañas de coque en el complejo de Jose, con enfermedades en la sangre que los llevarán a la muerte.

Todo esto ocurre mientras en Pdvsa Oriente pululan las denuncias de corrupción, de robo del combustible que llega importado, del despacho de barriles de petróleo sin control, lo que trae grandes beneficios económicos a algunos jefes, personal no gerencial de la matriz petrolera, de militares y miembros de los organismos de inteligencia, que, como dicen los dirigentes sindicales, se quedan con tajadas en dólares de este negocio, que permite que incluso obreros, cuyos salarios rayan casi en el mínimo nacional, compren camionetas año 2018, lo que demuestra que en Pdvsa existe una mafia que premia al corrupto y persigue a quienes denuncian, todo esto desarrollado en más de 20 años de chavismo.

En medio de este escenario, con la producción petrolera que ha caído cerca de 1.800.000 barriles diarios en los últimos seis años, corren ahora los rumores de que Pdvsa pasará a los rusos. Expertos no ven posible que eso ocurra. Pero para la dirigencia sindical sí parece claro que existe un plan estructurado para que sin planes de jubilación, sin cajitas felices, sin ningún esfuerzo gerencial, los trabajadores petroleros abandonen la industria y, peor aún, los beneficios laborales que lucharon desde aquella huelga por una panela de hielo y agua potable en en Lago de Maracaibo en el año 1936. Desestructurada la lucha colectiva por los beneficios, vendría luego la entrega de Pdvsa al mejor postor, lo que sería un escupitajo directo a la cara del chavismo, sobre todo porque fue Chávez en 1998 quien denunció la caja negra que era Pdvsa y el peligro de privatización. El mismo chavismo lograría lo que profetizaron que harían otros.

Como nieto e hijo de trabajador petrolero, criado con la salud, la educación y la alimentación de la que proveyó un obrero petrolero de las plantas de gas de Lagoven en el Lago de Maracaibo, saber de la decadencia de Pdvsa causa un dolor profundo y un clamor de que se aplique la justicia a todos aquellos que colaboraron con la destrucción de la principal industria del país.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado