23 C
Caracas
martes, 18 mayo, 2021

LOS PITAZOS DEL DIRECTOR | Cinco señales de que Maduro tiene el juego en su contra (audio)

-

Volvemos a la metáfora del fútbol. Pero esta vez nos vamos al campo de juego de Nicolás Maduro, el ocupante del Palacio de Miraflores, cuya presidencia tiene en contra el hándicap del rechazo de 60 países.

Vemos a la oncena de Maduro desorientada, cansada, sin un 10, un armador del juego definido, con los defensas aferrados al arco y el portero de un lado a otro tratando de tapar los huecos por donde se puede colar el gol. Solo le queda esperar un golpe de suerte o un error del contrario.

En la tribuna, el alto mando de la barra brava, con las amenazas, mantiene la guerra psicológica, aunque sus miembros se muestran desanimados, molestos por el juego que ven en el campo, por esos sus cánticos son débiles y prefieren no agredir a los futbolistas contrarios a quienes ven mover con destrezas.

Más allá, como los rusos también juegan, en la tribuna principal donde se sientan los entrenadores de otros equipos y de vez en cuando beben una cubalibre, se trata de negociar un armisticio en un partido que pudiera llegar hasta la ruleta rusa de las penas máximas.

Dicho esto, al igual que lo hicimos en Los Pitazos del Director de la semana pasada, al analizar la figura del presidente encargado Juan Guaidó, veamos las cinco señales que indican que Maduro tiene el juego en su contra:

  1. Disminución en el uso de la represión
    La gran noticia de la concentración nacional del 2 de febrero fue que solo tres personas sufrieron la detención forzosa por participar en la jornada de protestas. No hubo heridos ni leves ni mortales. En Barquisimeto, miembros de la Policía Bolivariana Nacional se retiraron y abrazaron a los manifestantes y en otras zonas del país se observó la cara amable de policías y guardias nacionales. Esto sucede luego de que del 21 al 28 ocurrieran más de 40 asesinatos en el marco de las acciones de calles en contra de Maduro, la mayoría de los homicidios protagonizados por el Faes.
    ¿Qué ha pasado? La observación de los países del mundo, sobre todo de la Corte Penal Internacional y la deserción de militares que se fueron del país o se dieron de baja, pueden haber llevado a Maduro y su entorno a pensar mejor sus acciones para no empeorar sus escenarios.
  2. Nadie le cree el llamado a diálogo
    La carta del papa Francisco fue la lápida que faltaba para cerrar el camino al llamado a diálogo que ha hecho Maduro con insistencia ante oídos sordos de la oposición, donde están muy de acuerdo con lo dicho por el jefe de Estado del Vaticano. Maduro no cumple los acuerdos, no tiene palabra.
    Ya el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, fracasó en sus intentos, junto a los aliados de México y Uruguay, de establecer un puente al encuentro; y desde el mismo oficialismo pareciera que se sabotearan los amagos que se hacen para conversar madurismo y oposición en la búsqueda de una salida.
    Sin embargo, del lado de la Asamblea Nacional y de los países que apoyan a Guaidó lo tienen más claro. Se sentarán en una mesa con el propósito de negociar la salida de Maduro, para intentar una transición con el menor costo posible. Pero en Miraflores solo quieren ganar tiempo.
  3. Las amenazas alocadas
    En los últimos días hemos escuchado a Diosdado Cabello amenazar con bombardear aviones que entren con ayuda humanitaria. Por su parte, Freddy Bernal, protector del Táchira, y la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, tratan de impulsar una campaña en contra de los alimentos que vienen de EEUU enviados por la Usaid, con el argumento de que esos productos son cancerígenos.
    A esto se une lo que están haciendo las milicias en barrios como Petare. Contó una fuente, estudiante de una misión, que en días recientes llegaron miembros de las milicias a su salón. Cerraron la puerta y comenzaron a gritar que los marines vendrán a violar a las mujeres -porque las venezolanas son las más bellas del mundo-, asesinarán a los hombres y niños y provocarán el caos y el hambre. El loco psicoterror en acción.
  4. Adiós Citgo
    Era un golpe anunciado sobre el principal bastión económico internacional que tenía el Gobierno. No solo es la sanción de EEUU que congeló los fondos, sino que también ahora Guaidó nombró una junta interventora que tiene el claro objetivo de negociar la deuda y tratar de mantener el flujo de casi 1.000 millones de dólares mensuales de esa empresa de Pdvsa.
    El fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, anunció la apertura de un proceso, pero la mayoría de los nombrados, tanto en Citgo como en el equipo de Pdvsa, viven fuera del país.
  5. Maduro se desgasta en lo doméstico
    Sin mucha plata, sin el reconocimiento de la mayoría de los países con las economías más grandes del mundo y las democracias más sólidas, con una excesiva carga de problemas sociales, políticos y económicos, Maduro, desorientado, usa su tiempo en mediar en peleas entre sus partidarios.
    El actor prooficialista, presidente de la Casa del Artista, Roberto Mesutti, se enfrentó al merenguero Omar Enrique, a quien Migración Colombia no dejó ingresar por su cercanía con el habitante de Miraflores. El cantante abjuró de su chavismo, Mesutti lo insultó y le ofreció caerle a golpes. Esta historia tuvo un primer final cuando Maduro le pidió al presidente de la Casa del Artista preparar una defensa a favor de Omar Enrique, a quien consideró víctima del presidente colombiano, Iván Duque.

Si bien estas cinco señales pintan un escenario complicado para Maduro, en el cual su equipo está encerrado en el arco, queda claro que la pequeña ventana para voltear la partida no está en la capacidad técnica y manejo de balón de sus jugadores, sino en los errores que cometa la otra oncena.
Por eso, para el madurismo, aguantar y esperar son sus alternativas, incluso esperar por una salida honrosa como la que se le trata de ofrecer desde algunos sectores internacionales.

- Advertisement -

Pitazos de Salida
Una fuente informa que en Caracas el Gobierno reducirá la entrega de cajas y bolsas Clap debido a los pocos recursos que maneja la administración de Maduro. Ahora serán entregados por los hogares de la patria unos 400.000 combos. Antes eran más de 900.000.

Por otra parte, las caraotas desaparecen de los productos Clap. Una fuente de proteína vegetal muy útil en este momento.

En la oposición no todo es un jardín de rosas. Algunos políticos ven con preocupación que la generación de 2007, de la cual proviene Guaidó, crea que ellos solos pueden hacerlo todo, sin necesidad de contar con el apoyo de las otras partes de la oposición. Dicen que el presidente encargado parece haber entendido que no puede haber un sectarismo generacional.

En Houston, un grupo de veteranos trabajadores de Citgo y de Pdvsa Services International están preparados para ser convocados a trabajar en la recuperación de la industria petrolera. Confían en que la junta interventora de Citgo reconozca la experiencia que tienen para, desde EEUU, ayudar a levantar al país.


meta_value
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado