Los nuevos estándares del Oscar ¿es lo correcto?

150

LA BUTACA DE ODA


Por: Odalin Martín

Tenemos más de una década viendo como los más importantes premios del mundo del cine se han convertido cada vez más en “políticamente correctos”, pero ¿a qué nos referimos exactamente con esto?

Cuando hablamos de políticamente correctos nos referimos a que principalmente las historias y creadores deben cumplir con un patrón que se adapte a las minorías, algo que muchas veces deja de lado la calidad del trabajo o de la narrativa de la misma. 

Las minorías pueden ser temas afroamericanos; actores, actrices o historias de la comunidad LGBTIQ+; razas, religiones e incluso, el sexo, aunque este último es de los más olvidados, pudimos verlo en las nominaciones de los Oscar que se celebraron este año donde en el renglón de “Mejor Director” no había ninguna mujer, aunque una de las mejores películas nominadas fue Mujercitas dirigida por Greta Gerwig.

Sin embargo, y como a La Academia le encanta ser polémica, hace muy poco anunciaron unos nuevos estándares –mejor dicho, requisitos– para las cintas que serán candidatas a “Mejor Película”, con el fin de que cumplan unos patrones mínimos de inclusión y diversidad racial. Aunque no serán obligatorios hasta el 2024, es posible que desde el 2022-2023 comencemos a ver los cambios.

Los requisitos son los siguientes, al menos uno de los protagonistas de la película deberá representar una minoría o que el 30% del reparto la represente, pero eso no es todo, además el equipo técnico deberá cumplir con el porcentaje. 

Los estándares serían la representación de alguna minoría en la pantalla, en el equipo técnico, deberá brindarse oportunidades de acceso a la industria audiovisual a dichas minorías y así como promoción a las audiencias. 

Para la historia y presencia en pantalla se deberá incluir uno de los siguientes requerimientos: al menos uno de los protagonistas deberá ser de una minoría racial, el 30% del reparto secundario deberá ser de comunidades poco representadas o el argumento base de la historia deberá centrarse en alguno de los grupos.

En el caso del equipo creativo se deberá cumplir con alguno de estos requerimientos: al menos uno de los puestos de dirección creativa deberá estar representado por una persona de minorías. Los representantes de los grupos de minorías deberán formar parte de seis posiciones diferentes y al menos el 30% del equipo deberá ser de estos grupos.

Pero eso no es todo, además impusieron estándares para la oportunidad de acceso y de promoción y de desarrollo en donde indicaron que debe haber cabida para los becarios y los aprendices de cine, así como los publicistas de las cintas deberán contemplar con los criterios de diversidad.

Ahora ¿a qué se refiere la academia con minorías raciales o colectivos poco representados?

Pues podemos decir que las minorías raciales son: las personas de origen asiático, latino o hispanos, afroamericano, indígena, personas del medio oriente, nativos de Hawái o del Pacífico, así como otras etnias o razas poco representadas.

En el caso de los colectivos poco representados están: las mujeres, las minorías raciales, la comunidad LGBTIQ+, así como personas con capacidad diversa.

Desde el punto teórico esta es una buena manera de ampliar la diversidad en el cine, pero si tomamos en cuenta cómo esto puede afectar a la historia, sobre todo a la presencia en la pantalla, pueden ser muchos los cambios. 

Se entiende el porqué y las razones por las que La Academia está haciendo esto. Estas declaraciones vienen tras las protestas en Estados Unidos por el tema del racismo contra las personas afroamericanas y todos los crímenes que se han cometido durante los últimos meses, así como también el movimiento Black Live Matters.

Sin embargo, al momento de llevar a la pantalla la historia podría verse afectada por estos requerimientos. Detrás de escena es algo que aplaudimos, pues sabemos que Hollywood es una industria muy complicada y cerrada para brindar oportunidades a las personas de otros países o con diferentes características; pero de ahí a restringir la creatividad al momento de escribir una historia en base a estos parámetros pueden ser muchos los cambios que veremos en el cine.

Tengamos en cuenta que esto no significa que estas reglas se aplicarán a todas las películas de Hollywood, estos estándares solo aplicarán a las cintas que quieran presentarse para la categoría de “Mejor Película”.

Será interesante ver cómo se adaptan estos estándares y el público. Recordemos que los premios Oscar han ido decayendo cada año en cuanto a la audiencia y a pesar de los máximos esfuerzos de La Academia por cambiar esto, no lo han logrado del todo.


ODALIN MARTÍN | @OdaMM

Escritora, crítica de cine y presentadora de televisión

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.