Los náufragos de Güiria olvidados en la memoria y cuenta de Maduro

233

POLITEIA


Por: Nehomaris Sucre

Ver la vida hundirse entre las olas, sentir la tempestad del mar mientras se escapa del hambre y no poder salvar a sus hijos ni del hambre ni del mar, eso vivieron los náufragos de Güiria. 

Aquel nefasto día del zarpe los tripulantes del bote “Mis recuerdos” no imaginaron que serían parte de una tragedia marítima tan lamentable, pues todos viajaban con la esperanza propia del migrante, aquella que hace soñar que más allá de la frontera aguarda un futuro mejor.

Aunque son apenas 138 kilómetros los que separan a Güiria de Chaguaramas (localidad occidental de Trinidad y Tobago), resulta muy peligroso navegar entre ambos puntos a bordo de embarcaciones no aptas para esta travesía. Sumado a esto, la altamar suele ser inhóspita y ante cualquier incidente es poco probable contar con ayuda inmediata.

Además, el viaje requiere cruzar una zona llamada La Boca del Dragón, compuesta por una serie de estrechos donde chocan las aguas del mar Caribe con las del Océano Atlántico ocasionando cambios bruscos en la marea y haciendo más riesgoso el paso de los botes. 

La pobreza medida y desmedida 

Según datos aportados por Nicolás Maduro durante su memoria y cuenta de 2020, en Venezuela hay sólo 17% de pobreza en general y 4% de pobreza extrema. Estas cifras no explican el éxodo masivo de venezolanos y contrastan con otras como las ofrecidas por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB que sostiene que en el país  79,3% de las personas viven en pobreza extrema.

Indudablemente la pobreza, más allá de los números, representa un obstáculo para la libertad de quienes deseando estar seguros en un lugar, optan por ir a otro bajo condiciones inciertas, solo para escapar del hambre y las penurias, como fue el caso de los náufragos de Güiria.

En este sentido, lo que ha obviado Nicolás Maduro en su memoria y cuenta no son cifras, ni porcentajes exactos, sino rostros, situaciones y sobre todo vidas que se apagaron en medio de un país en decadencia. 

Asimismo, Maduro no mencionó que, tal como reseña la  Acnur, durante su gobierno ha habido un incremento de 8 mil por ciento en la cantidad de venezolanos solicitantes de refugio en todo el mundo. Tampoco habló de las cifras de inflación que desgastan la calidad de vida de los ciudadanos, ni de lo casos de violación de derechos humanos reportados por la ONU. 

Definitivamente, a la Venezuela descrita en la memoria y cuenta le faltaron trazos de realidad, sobre todo en honor a quienes perecieron lidiando con los males de políticas públicas desacertadas durante un año difícil en el que solo un gobierno eficiente hubiese podido marcar la diferencia. 

En definitiva, como señala el Nobel de Economía Amartya Sen: “A veces la falta de libertades fundamentales está relacionada directamente con la pobreza económica, que priva a los individuos de la libertad necesaria para satisfacer el hambre, para conseguir un nivel de nutrición suficiente, para poner remedio a enfermedades tratables, para vestir dignamente o tener una vivienda…”. 


NEHOMARIS SUCRE | @Neho_Escribe

Politóloga, militar retirada y cursante de la Maestría en Literatura Venezolana (UCV).

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.