Los acuerdos de Pyongyang y Caracas. ¿Realidad o ficción?

57

Por: Rogelio Guevara

En días pasados, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) solicitó nuevamente al régimen de Nicolás Maduro explicar en qué consisten los acuerdos firmados con la sancionada Corea del Norte en septiembre de 2019. Fueron enviadas dos cartas al representante de Nicolás Maduro en la ONU, Samuel Moncada. Una carta data de octubre de 2019 y la más reciente es de junio de 2020. Estas acciones las gestiona un panel de expertos del organismo mundial, dirigido por Alastair Morgan, diplomático británico de amplia experiencia en relaciones del Reino Unido con países asiáticos.

Corea del Norte es un país controvertido por su afán de desarrollar armas nucleares. Esta ambición es de larga data y es heredada por el dictador Kim Jong-un, sobre quien se especuló acerca de su estado de salud, semanas atrás, y hasta se llegó a pensar en un posible escenario en el que su hermana, Kim Yo-jong, asumiera el poder. Donald Trump ha tratado de llegar sin mucho éxito a acuerdos que hagan desistir a Kim Jong-un de persistir en su programa de armas nucleares.

Al día de hoy, algunas de las sanciones de la ONU contra la dictadura norcoreana están basadas en la primera prueba nuclear de Corea del Norte en el año 2006; la resolución 1718, aprobada ese año, que exigió que Corea del Norte cesara las pruebas nucleares y prohibió la exportación de algunos suministros militares y artículos de lujo a Corea del Norte. En este sentido se estableció el Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad para Corea del Norte. La resolución 1874, aprobada después de la segunda prueba nuclear en el año 2009, amplió el embargo de armas. La resolución 2087, aprobada en enero de 2013 después del lanzamiento de un satélite, fortaleció las sanciones previas al aclarar el derecho de un Estado a confiscar y destruir la carga sospechosa de dirigirse hacia o desde Corea del Norte con fines de investigación y desarrollo militar. La resolución 2094, aprobada en marzo de 2013 después del tercer ensayo nuclear, impuso sanciones a las transferencias de dinero y tuvo como objetivo excluir a Corea del Norte del sistema financiero internacional. La resolución 2270, aprobada en marzo de 2016 después del cuarto ensayo nuclear, fortaleció aún más las sanciones y se prohibió la exportación de oro, vanadio, titanio y metales de tierras raras.


la Organización de las Naciones Unidas (ONU) solicitó nuevamente al régimen de Nicolás Maduro explicar en qué consisten los acuerdos firmados con la sancionada Corea del Norte en septiembre de 2019. Fueron enviadas dos cartas al representante de Nicolás Maduro en la ONU, Samuel Moncada. Una carta data de octubre de 2019 y la más reciente es de junio de 2020

Rogelio Guevara

Entre otras resoluciones, tenemos la 2321, aprobada en noviembre de 2016 y limitó las exportaciones de carbón de Corea del Norte y prohibió las exportaciones de cobre, níquel, zinc y plata. La resolución 2371, aprobada en agosto de 2017, prohibió todas las exportaciones de carbón, hierro, plomo y mariscos. La resolución 2375 del 11 de septiembre de 2017, limitaba las importaciones de petróleo crudo y refinado de Corea del Norte y prohibió empresas conjuntas, exportaciones de textiles, condensado de gas natural e importaciones de líquidos, además de prohibir a los ciudadanos norcoreanos, trabajar en el extranjero. La resolución 2397 de diciembre de 2017, después del lanzamiento de un misil balístico intercontinental Hwasong-15, impuso sanciones a las importaciones de petróleo crudo de Corea del Norte y productos de petróleo refinado.

Para el día 25 de septiembre de 2019, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) realizó un viaje a Corea del Norte. Según Cabello se firmaron acuerdos que traerían beneficios al país. Ya han transcurrido cerca de 10 meses desde la presunta firma de esos acuerdos y no se conoce nada sobre ellos. Los mismos medios de comunicación del Estado no han divulgado ningún detalle. Surgen muchas preguntas sobre esta reunión realizada en septiembre de 2019. ¿En qué consistieron dichos acuerdos? ¿Son acuerdos militares o tecnológicos que por su naturaleza no pueden ser revelados? Si es así, ¿qué beneficios trajo o podría traer esta alianza para Venezuela?

¿Fue este otro viaje y tiempo perdido para los venezolanos? Se usaron recursos del Estado venezolano para viajar a Corea del Norte para negociar y firmar acuerdos. Si fueron acuerdos exitosos, ¿por qué el mismo régimen no ha divulgado el desarrollo o victoria de los mismos? La misma opinión pública venezolana ya había olvidado este viaje de Cabello entre tantos problemas políticos, económicos, sociales y adicionales a las carencias de salud en Venezuela por el COVID-19.

¿En realidad con que políticos de alto nivel se reunió Diosdado Cabello? ¿Se negará Maduro a informar a la ONU sobre los acuerdos de septiembre de 2019 con Corea del Norte? Maduro, Cabello, Padrino, Moncada o Arreaza guardan silencio. Maduro debe responder a las autoridades de la ONU. De ser ciertos estos acuerdos en materia militar y tecnológica, ¿qué acciones tomaría la ONU contra Venezuela? En caso contrario, si son acuerdos que no ameritan riesgos o peligros, podrían informar y publicar sin muchas dificultades al mundo. ¿O será que, en realidad cual juego de póquer, Maduro y Cabello tenían solo naipes sin importancia y fue solo un engaño más de “apariencia de poder”?


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @rogeliogcmundo

Especialista en comercio internacional

Rogelio Guevara Cantillo es especialista en comercio internacional @rogeliogc4

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

3.67/5 (3)

¿Qué tan útil fue esta publicación?