Les presento a mi campeón olímpico preferido

244

Por: Luisa Pernalete

Más de uno dirá que ya las olimpíadas se acabaron y, además, que Jean Pierre Wyssenbach, mi preferido medallista de siempre, no estaba en la delegación venezolana. Pero les digo que a pesar de su nombre y de no haber nacido aquí, es más venezolano que muchos.

Les cuento quien es este “campeón olímpico” que todos debieran conocer.

Wyssen, como le decimos con cariño, es un sacerdote jesuita, nacido en el país vasco, y muy joven lo mandaron a Venezuela, en 1960, para ser precisos. Estudió unos años en Alemania, otros en Roma… Es profesor de teología desde hace décadas. Tiene una memoria prodigiosa… pero no es por eso que llega a las olimpíadas, sino porque en 1979 se muda a vivir a La Vega, esa comunidad popular de Caracas, y empieza a vincularse con las escuelas del sector. En 1988, comienza a animar a los maestros y estudiantes de la comunidad, a participar en las Olimpíadas de Lengua y Matemáticas, que tienen como características, que no son competitivas sino de superación.

Es muy interesante. Los chicos desde primer grado se van preparando con juegos instructivos, muchos recopilados por él y hasta inventados por él. Los juegos instructivos sirven para repasar, reforzar elementos que ya se han trabajado en el aula. A mí hay unos que me encantan y los practico, ayudan a aprender, a repasar, jugando, como ese de sacar “el título de locutor”, que ayuda a los chicos a la comprensión lectora, pero como si estuvieran sacando un título para trabajar en la radio. No hay problema con los estudiantes, si no lo pudo sacar esta semana, se inscribe nuevamente la próxima semana hasta que lea sin equivocación, con buena entonación. Operaciones humanas es otro juego instructivo de Wyssenbach que me encanta: dos equipos, de 10 estudiantes cada uno, se juega desde identificar los números – para los más pequeños – ordenar cifras, hasta trabajar con las 4 operaciones básicas. Yo invité una vez al padre a dar un taller de juegos instructivos a una escuela de Fe y Alegría que está en medio de la selva, al sur del estado Bolívar, y los maestros de la etnia hoty y hibi quedaron encantados con esas dinámicas didácticas. 

Para las olimpiadas de matemáticas se trabajan problemas que parten de la visa real. Normalmente, son los estudiantes de 5to grado los que participarán, y sus compañeros de clase los seleccionan, aunque todos habrán practicado. 

Las madres también necesitan formación y acompañamiento

En las olimpiadas de La Vega llegaron a participar 30 escuelas, y el padre recuerda que 1.800 alumnos participaron. “Llenamos las tres escuelas de la Plaza de La Vega”. Y añade Wyssen que  “el secreto del éxito de La Vega fueron los clubes de matemáticas. Los alumnos recibían 20 problemas semanales. Los participantes los escogían en el salón”. Wyssen creó el grupo Utopía con los voluntarios que cooperaban con él en animar a las escuelas. Ellos pasaban quincenalmente por las 30 escuelas y les decían a los alumnos que estaban preparándose, cuál era su posición, para estimular su superación. “Un año llegamos a corregir 2.238.180 problemas. Récord nacional y quién sabe si internacional”. Recuerda, seguro que con una sonrisa, nuestro “medallista” mayor. Por cierto, Fe y Alegría hizo una publicación con problemas, de esos que sirven de base para las olimpiadas.

Jean Pierre Wyssenbach | Foto cortesía UCAB

Lo más importante, como apuntaba arriba, es que los chicos van haciendo sus problemas para competir consigo mismos, para superarse, no para ganarle a nadie.  Así, Wyssen recuerda que hubo escuelas en La Vega que fueron superando su propio récord y en 18 años fueron pasando de 53%  a 56%, luego 70%, después 75% y llegaron a 83%. El nivel olímpico está en 7 problemas sobre 10 correctamente resueltos. ¿Qué tal?

Las olimpiadas se complementaban con el Liceo de vacaciones: estudiantes de bachillerato ayudando a los de primaria, o de los años superior ayudando a los de los primeros años… ¡Solidaridad escolar! Pero aparte de ello, una gran forma de aprender de manera entretenida, pues enseñar a otro es una estrategia pedagógica muy útil y eficaz para aprender.

Pero Wyssen no se quedó ahí. En el año 2007, lo trasladan a Maturín, y al poco tiempo comenzó con su trabajo de animación en centros educativos de oriente. Maturín, Uracoa, Temblador, Barracas, después Tucupita… Comenzaron las olimpíadas con 5 escuelas, con dos mil participantes. ¡No tiene límites este campeón! Y en Fe y Alegría Zona Oriente fueron incorporando centros de los tres estados Monagas, Anzoátegui y Sucre. Yaritza, coordinadora pedagógica de la institución para aquellos años iniciales, recuerda que sirvió para renovar a todos, niños y maestros, pues si bien el primer año hubo escuelas que no lograron que ningún alumno clasificara, luego se fueron superando. Recuerden que los resultados no se hacen públicos, pero a cada colegio si les da para su plan de mejora.  Era un reto para los alumnos y para los maestros. Comenta Yaritza que voluntarios del Instituto Radiofónico de Fe y Alegría, así como alumnos de los quintos años, cooperaban con la corrección de los problemas. ¡Toda una movida pedagógica!

No sé ustedes, pero cuando ordeno estos datos, generados por ese trabajo extraordinario Wyssen, lo veo en el pódium recibiendo su medalla de oro por todo el bien que ha hecho en la educación de los más sencillos 

¿No creen que estas olimpíadas serían muy útiles para todas las escuelas del país?


LUISA PERNALETE | @luisaconpaz

Educadora en zonas populares por más de 40 años. Utiliza el sentido del humor como herramienta pedagógica.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.