29.4 C
Caracas
miércoles, 21 octubre, 2020

Las Presidenciales en Argentina: Macri vs Fernández

Entre los equipos de Macri y Fernández los ataques son feroces

-

Por: Rogelio Guevara Cantillo | @rogeliogc4

Este domingo 27 de octubre habrá elecciones presidenciales en Argentina. Muchos argentinos acompañaron a Mauricio Macri en la marcha del «Sí se puede». Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner no se quedan atrás. A pesar de las críticas al kirchnerismo, la dupla Fernández – Fernández tiene su capital político. Recuerden que las PASO fueron hace pocas semanas y el triunfador fue Alberto Fernández para sorpresa de muchos analistas y expertos en marketing político. A pesar de estos resultados, los candidatos que lideran las intenciones de voto siguen siendo Mauricio Macri y Alberto Fernández pero en las calles de Argentina, nadie da un ganador con seguridad. Detrás de los dos punteros, se encuentran José Luis Espert, Juan José Gómez Centurión, Roberto Lavagna y Nicolás del Caño.

En una investigación realizada por el prestigioso programa de opinión pública del periodista Fabián Doman, transmitido en la televisión argentina, 14 encuestadoras dan un piso de un 48 % y un techo de un 55,30 % para Alberto Fernández y un piso de 31 % y un techo de 38 % para el presidente Mauricio Macri y no apuntan ningún escenario de «balotaje». A pesar de esto, nadie se fía de las encuestas, porque las mismas trastabillaron con las famosas PASO.

Entre los equipos de Macri y Fernández los ataques son feroces. Se criticó mucho en el segundo debate presidencial el uso que dio Alberto Fernández a la reciente muerte del padre de Mauricio Macri para ganar puntos entre los electores. Por su parte, Mauricio Macri en ningún momento ha cuestionado la enfermedad de la hija de Cristina Fernández de Kirchner, Florencia, quien se atiende medicamente en Cuba, para hacer o atacar en la campaña presidencial a Alberto Fernández. Las acusaciones de corrupción fueron de los bandos de kirchnerismo y del macrismo y analistas políticos debaten abiertamente en la televisión argentina quiénes llegarán primero a «Comodoro Py», el célebre edificio en Buenos Aires que alberga los tribunales de justicia de Argentina. Las acusaciones de corrupción van y vienen de un bando y del otro. Según Alberto Fernández hay corrupción porque los empresarios son quienes promueven esto y los «políticos» son unas víctimas «presionadas por este cruel sistema empresarial». La corrupción en Argentina tuvo episodios dantescos, en especial durante la era de los Kirchner. En el pasado debate presidencial candidatos como José Luis Espert o Nicolás del Caño atacaron a os otros candidatos basándose en las estadísticas públicas y privadas tanto de las gestiones de Mauricio Macri como de Alberto Fernández mientras fue miembro del «clan» Kirchner.

Sobre el debate presidencial, muchos medios de comunicación argentinos han criticado el formato televisivo de los debates, pero aplauden que exista esta figura obligatoria por ley. Sería una buena idea para Venezuela y en especial para la gestión socialista, que tanto se jacta públicamente de tener 20 años de promover la participación del pueblo y la contraloría social, sancionar una ley así en la Asamblea Nacional. La corrupción kirchnerista es el gran talón de Aquiles de Alberto Fernández. Hay casos muy evidentes, inclusive el mismo Alberto Fernández en el momento de romper con Nestór y Cristina, criticó inmensamente la corrupción en estas administraciones. Por ironías de la política, hoy es Cristina Fernández de Kirchner su compañera de fórmula como posible vicepresidenta de Argentina. A pesar de esto, pareciera que así como en Argentina y en gran parte de Latinoamérica, esto no importa en el electorado al momento de votar, sus preocupaciones son de tipo económicas. En Argentina muchos ciudadanos se quejan de no poder llegar al fin de mes financieramente hablando. En esta guerra por la presidencia de Argentina, Alberto Fernández se defendió y recordó todas las causas penales en las cuales esta inmerso Mauricio Macri desde antes de entrar a la presidencia de Argentina.

- Advertisement -

Observando ambos debates presidenciales y analizando la opinión de expertos políticos de Argentina, los candidatos carecieron de propuestas serias y reales para la realidad que transita dicho país. José Luis Espert es el único que plantea ideas claras y critica la gestión de Macri y la posición de Alberto Fernández, usa la ironía y el sarcasmo pero sincero con los argentinos. Espert acusó a Macri y Fernández de ser el gran problema de la Argentina, a la vez que Espert los considera iguales. Declaró que no sugeriría a sus seguidores votar en una segunda vuelta por Macri ni por Fernández y se siente orgulloso de presentarle a los argentinos un plan innovador, transparente y sincero, en especial realista. Los analistas políticos y periodistas, critican que en el último debate del domingo 20 de octubre, no salió a colación el tema de la economía, que según muchos expertos es muy grave indistintamente de quien gane la Casa Rosada en los próximos días.

La candidata a vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, siguió siendo criticada por esconderse de los medios de comunicación para entrevistas a diferencia de Miguel Angel Pichetto, el candidato a vicepresidente de Mauricio Macri. En efecto, la misma Cristina fue reprochada al ser preguntada sobre que opinó del primer debate presidencial y su posición sobre la actuación de su compañero de fórmula, Alberto Fernández, porque respondió que no pudo apreciar todo el debate presidencial debido a que tenía «visita» en su casa esa noche, mostrando así públicamente un gran desinterés por la campaña. En el caso de Roberto Lavagna, fue criticado por casi todos. Se mostró inseguro y en especial en el  tema económico, área que maneja «bien» o debería manejar bien por su profesión de economista y por haber sido ministro de economía del país hace unos años atrás en las administraciones de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner. Por su parte, Nicolás del Caño, el candidato de la izquierda presentó su imagen de una Argentina «comunista» que muy pocos apoyan.

La sociedad argentina transita momentos muy álgidos y complicados en su historia política y económica. El libro «El atroz encanto de ser argentinos» de Marcos Aguinis refleja muchos aspectos clave de esta sociedad. Al parecer la «grieta» en Argentina sigue dividiendo a esta sociedad. La política de Argentina ha decepcionado a la sociedad de este país. En este proceso electoral se puede apreciar mucho desinterés y decepción porque a solo horas de estas elecciones, los argentinos no ven planes concretos para ellos que logren salvarlos.

Argentina presenta una crisis de desigualdad social, económica, estancamiento y ahora están experimentando un terrible desorden inflacionario que economistas como Javier Milei y Diego Giacomini, alertan que podría derivar tarde o temprano en una hiperinflación. A días de las elecciones, el gobierno ha reasignando partidas presupuestarias por un valor estimado de US$ 40.000.000.000. Las autoridades de Argentina están alerta ante el efecto «contagio» por los sucesos recientes de convulsión social en Bolivia, Ecuador y Chile. De hecho, hace días hubo un incidente frente al consulado de Chile en Buenos Aires. Diosdado Cabello desde Venezuela, habló en estos últimos días del «Huracán Bolivariano» e hizo alusión a que próximamente llegaría a Argentina. ¿Retornará Argentina a la senda del socialismo del siglo XXI el próximo domingo? Los argentinos lo decidirán en cuestión de horas.

El Banco Central de Argentina al día de hoy, continúa con sus ventas de divisas para mantener el tipo de cambio controlado cercano a los 60 pesos por dólar de los Estados Unidos de América y el Fondo Monetario Internacional (FMI) monitorea permanentemente la situación de este país. En Argentina saben políticamente que no hay postmacrismo sin Mauricio Macri. A pesar de las adversidades que enfrente Macri, goza de un respetable apoyo como se evidenció en la marcha del millón en el obelisco de Buenos Aires. Macri ha reflexionado a raíz de los resultados de las PASO y sabe que tiene que hacer una montaña de rectificaciones. El próximo presidente de Argentina asumirá el día 10 de diciembre de 2019. Hay tensión en Argentina y hasta el partido de fútbol River Plate versus Boca Juniors es motivo de riesgo político y seguridad de la capital del país. Las opciones más factibles serían Alberto Fernández o Mauricio Macri. Hasta las manifestaciones en Chile han tocado las elecciones de Argentina, Miguel Angel Pichetto aseguró que detrás de todo el caos social en Ecuador, Bolivia y Chile están las manos de La Habana y de Caracas y que los argentinos no deben permitir desastres y, por ende, no deben elegir la opción Fernández – Fernández que tiene como objetivo la destrucción de Argentina. El domingo veremos qué sucederá.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado