La visión del Club de Finanzas del IESA

242

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

La crisis económica en Venezuela no se detiene. La hiperinflación acumulada en lo que va de año refleja un alza de 333%, según el Observatorio Venezolano de Finanzas (Ovf). A su vez el tipo de cambio muestra un comportamiento, según el Banco Central de Venezuela, cercano a los 4.000.000 de bolívares y en un entorno que a partir del 1° de octubre experimentará una reconversión monetaria reflejada en el próximo bolívar digital. Es costumbre y se aprecia día a día que el venezolano resuelva sus finanzas con cierto toque de “malabarismo monetario” para extender su dinero y poder cubrir gastos esenciales de su hogar.

A pesar de la crisis actual en las finanzas de los venezolanos debido en su origen en la conflictividad política, persisten muchos hombres y mujeres en cimentar su formación académica y profesional como es el caso del Instituto de Estudios Superiores en Administración (Iesa), fundado en 1965 y que por medio del Club de Finanzas del prestigioso ente académico busca aportar soluciones al país.

La misión del Club de Finanzas del Iesa es proporcionar a los estudiantes los recursos, la información y el apoyo para su desarrollo profesional. Creando valor conectando a la comunidad Iesa con profesionales influyentes. En este sentido, tuve la oportunidad de conversar con jóvenes como Alejandro Cercio, presidente del Club de Finanzas del Iesa, Marcos Antonio Capote y Carlos Figueredo, vicepresidentes de este club enfocado a brindar análisis y debate sobre el intrincado mundo de las finanzas.  

En palabras de Alejandro Cercio, el Club de Finanzas del Iesa es el primer club de egresados, estudiantes y profesores adscrito al ente académico. “Buscamos tender puentes entre la teoría y la práctica profesional de las finanzas, así como generar oportunidades de networking para sus miembros, promover la ética y buenas prácticas en el ejercicio profesional, además de impulsar la educación financiera en el país”, añade el experto y presidente del club.   

Cercio explica que el club nace de la inquietud de un grupo diverso de estudiantes y egresados por complementar el conocimiento académico de calidad mundial brindado en las maestrías del Iesa, con un conocimiento más práctico de la mano de profesionales en ejercicio. Desde sus inicios contó con el apoyo del profesor Carlos Jaramillo, director académico del Iesa.

Un tema recurrente en las finanzas es la hiperinflación venezolana y su vínculo con ella. ¿Cuándo se podrá controlar? Cercio nos comenta que la respuesta corta, es cuando tengan una política y un plan macroeconómico coherente. Para eso hace falta una serie de reformas integrales en el frente cambiario, fiscal, monetario y financiamiento externo, entre otras medidas. Por ejemplo, hay que acabar con una de las causas que originó la hiperinflación, “el financiamiento monetario del déficit fiscal”, es decir, emitir bolívares para gastar lo que no podemos respaldar con nuestros ingresos.

¿Por qué han de ser importantes las finanzas y más en un país como Venezuela? Marcos Antonio Capote sostiene que tener control de nuestros ingresos y gastos, ahorrar e invertir, tener acceso a financiamiento son aspectos fundamentales para cualquier persona, empresa o gobierno. Las finanzas brindan un conjunto de herramientas que permiten optimizar la administración del dinero a lo largo del tiempo.

En materia de educación financiera, Venezuela figuraba como uno de los países con mayores rezagos de América Latina según estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y del Banco de Desarrollo de América Latina (Caf). Esto debe ser abordado con urgencia, ya que tiene efectos muy negativos para la economía, la calidad de vida de las personas y un mayor índice de inequidad en la distribución del ingreso, enfatiza Capote.

El mercado de valores en Venezuela está tomando nuevamente auge, pero Marcos Antonio Capote considera que aún hace falta mucha cultura bursátil. Desde el punto de vista del inversionista, apenas alrededor de 40.000 venezolanos tienen cuenta para invertir en la Bolsa de Valores de Caracas, eso es mucho menos del 1% de la población. En contraste, en un país como Estados Unidos que sigue siendo el centro financiero mundial, cerca del 50% de las personas invierten en el mercado de valores. De igual manera pasa con las empresas emisoras, a pesar de que en los últimos años ha crecido el interés por la bolsa, sigue siendo un mercado reducido y con limitantes.

La inversión es importante en las finanzas y sobre todo para desarrollar un país como Venezuela. En este aspecto, Carlos Figueredo nos ilustra que la inversión es utilizar recursos económicos para obtener beneficios futuros, por ejemplo, invertir en la acción de una empresa. “Es instrumental para un país por dos razones, para los individuos es una fuente de ahorro, de hecho, en macroeconomía los modelos sugieren una igualdad entre inversión y ahorro. Cultivar el ahorro en la población implica mejor calidad de vida y menor impacto financiero en ciclos económicos”, opina Figueredo.

En el pensamiento de Figueredo, los individuos pueden valerse de la inversión para generar retornos que le permitan incrementar sus ingresos y son parte integral de un retiro planeado. En el caso de las empresas, la inversión es una fuente de financiamiento, un país que invierte, es un país que en términos generales tiene empresas más saludables. Las inversiones promueven el crecimiento económico y generan empleo.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.