Las mujeres valientes

129

Por: Gloria Cuenca


Con entusiasmo y emoción recibo la historia de Frances Hauguen, la ingeniera de sistemas que enfrenta al gigante de FaceBook (no escribo el nombre del tipo, por enredado y maluco). En seguida pienso, en todas las cosas malas que a diario nos suceden, y soy consciente de la grandeza de esta joven mujer, apenas 37 años, que decide enfrentar con toda entereza los desmanes socio-morales de la corporación FaceBook.

Nuestro Libertador siempre preocupado por el problema ético, decía: “El talento, sin probidad es un azote”. Su preocupación y la consciencia sobre la trascendencia de los valores, hace que exprese, posteriormente: “Moral y Luces son nuestras primeras necesidades”. Nótese, pone la moral primero que las luces. ¡Ah, un genio sin duda alguna! La grandeza se puede recrear en su magnífica obra, para intentar aproximarnos a lo que significó su presencia para la Independencia.

Produce una gran alegría que existan en el mundo personas como ella, esa joven ingeniero capaz de todo por cumplir con la ética. No se amilanó cuando estuvo frente a los congresistas de los Estados Unidos, no es cualquier cosa, para un ser humano común y corriente.

Denuncio cómo se ha dañado a niños y jóvenes de la manera más cínica puesto que ellos sabían que se podían cometer graves delitos —terribles realmente—, mediante esa tecnología, entre la población más vulnerable: jóvenes e infantes.

    No sorprende para nada, la escueta, hipócrita y falsa respuesta que da el dueño ante semejantes acusaciones. Ya había estado en ese mismo recinto, por violación de la privacidad y su actitud y respuesta, nos dieron a conocer a una especie de zombi con talento, pero sin nada de ética, menos de moral.

No menos trascendente resulta la acción de las chicas de la Vinotinto, que se atrevieron a denunciar, todas, al entrenador como acosador sexual. ¡Dios! ¿Qué les pasa a esos hombres? ¡¿No se dan cuenta de que el mundo cambió?! La falta de respeto es asombrosa y no hay excusa que valga frente a este tipo de cosas.

Lo peor, que algunas mujeres juegan con esto, también, y crean situaciones ambiguas y desagradables. Todo ocurre ante la realidad de las mujeres de Afganistán, quienes sufren una situación de minusvalía, —penosa y dolorosa— además de vivir, como si estuviéramos en el siglo XII o XIII.

   Sin embargo, la cuestión no termina allí. Deberemos enfrentar, la realidad de las cosas. ¿Seguirá el magnate adelante con su mente perversa? ¿Qué pasara con el entrenador? Sin duda, va a depender de las sanciones que les impongan. ¿Qué ocurrirá en Afganistan? ¿Seguirán las protestas femeninas? Eso esperamos.

En otra oportunidad, a Marc Zukerberg lo sancionaron con una multa de más de 5 mil millones de dólares que pagó sin rechistar. Sigue en lo mismo y peor, porque frente a sus empleados admitió que lo más importante para él era el ingreso económico. ¿Cuánto pensará llevarse cuando muera? Porque inmortal, no es.  Interesante saberlo.

GLORIA CUENCA | @editorialgloria

Escritora, periodista y profesora titular jubilada de la Universidad Central de Venezuela

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.