21.8 C
Caracas
jueves, 29 septiembre, 2022

La suerte de Trump y Maduro

-

El piso de Trump se mueve. Y a Maduro le puede caer el techo encima.

El presidente norteamericano está enfrentando una inesperada “tormenta perfecta” que obviamente no ha podido ni sabe controlar. Y en las próximas semanas tendrá un pico de contagios y decesos que sacudirán profundamente la confianza de los ciudadanos en su credibilidad, cada vez más menguada por sus constantes mentiras y exageraciones autoindulgentes, pero sobre todo en su capacidad de darle respuestas concretas al sufrimiento físico y económico del norteamericano promedio.

En política siempre se habla de un famoso e imponderable “cisne negro”. Un evento fortuito que puede cambiar, para bien o para mal, el curso de los acontecimientos. Pues bien, a Trump le llegaron tres cisnes negros, uno detrás del otro.

El primer cisne negro fue la resurrección política de Joe Biden. De apático postulante a evidente, sereno y confiable líder del Partido Demócrata. El segundo cisne fue la desproporcionada cantidad de infectados de coronavirus COVID-19 en pleno corazón de Nueva York, feudo inmobiliario, financiero y electoral de Trump. El tercer cisne es la vertiginosa subida del desempleo, producto de la parálisis social y económica, que multiplicó por diez la cantidad de solicitantes de ayuda social. Esto último es realmente notorio porque apenas en febrero la economía norteamericana estaba viviendo su mejor momento bursátil y laboral, con una baja histórica en el número de desempleados. Hoy, repito, multiplicada por diez.

LEE TAMBIÉN

Barcos navales de Estados Unidos se movilizarán cerca de costas venezolanas

¿Y todo esto qué tiene que ver con Maduro y su combo?

Que la suerte de Maduro dependerá directamente del escenario electoral de Trump. Que hará todo lo posible por postergar elecciones o ganar dramáticamente vestido de héroe nacional.

Si Joe Biden sigue creciendo entre el electorado latino y el voto duro republicano sigue bajando por la epidemia de contagios, miedos y desempleo, sin recibir una respuesta oficial que lo alivie, la suerte de Trump dependerá de la flota desplegada en el Caribe, que obviamente no está pescando.

En la medida que a Trump se le compliquen las elecciones, pierda votos latinos y confianza de las clases bajas norteamericanas, la tentación de apelar al patriotismo y la fuerza heroica en contra de Maduro crecerá.

El republicano puede, en un acto de desesperación, practicar sus cada vez más frecuentes “huye atacando” ordenando una acción contra Maduro o alguno de sus compañeros. Esto para aglutinar el voto latino y movilizar la economía norteamericana a través de su industria bélica, convirtiendo su acción en Venezuela en una proeza electoral.

Trump se la jugó completamente atacando al militar de más alto rango e influencia de Irán, que es una potencia bélica en el inestable Medio Oriente. Eso lo sabe el entorno de Maduro. ¿De verdad piensan seguir frivolizando la situación y confiando ciegamente en Putin? Es bueno destacar que toda Rusia tiene una economía más pequeña que el estado de California, por no mencionar Texas o Nueva York. ¿Qué es lo que los hace sentir tan seguros? ¿De verdad creen que Trump pensará más en los miedos y negocios con Rusia o China que en la posibilidad real de perder vergonzosamente la presidencia de Estados Unidos y ser enjuiciado en su propio país?

LEE TAMBIÉN

Claves | Estados Unidos denuncia sistema criminal y de corrupción de Maduro y Cabello

¿Y qué pasa si eso no sucede porque el coranavirus le desvía todos los fondos económicos?

Es poco probable que en medio de esta contingencia histórica el presidente Trump acepte entregar mansamente su mandato, sobre todo por su carácter arrogante, ególatra e impulsivo. Y si eso llegara a suceder y Biden fuera electo presidente, también sería bueno recordar que el demócrata fue el vicepresidente de Obama, el presidente que neutralizó a ocho de los diez enemigos más buscados por los Estados Unidos. Entre ellos Osama Bin Laden. Así que, de todas, todas, al chavismo boliburgués y militar le llegó su hora y le conviene sacar la calculadora. Una Venezuela sin gasolina, paralizada y quebrada es mucha tentación. Si quieren tener sillas en la próxima cena, hagan su reserva.

Tarek Yorde es periodista, consultor en comunicación institucional y marketing político. @tarekyorde

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a