La persecución a Guaidó y diputados opositores de un contralor nada amoroso

484

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

El 2021 comienza muy agitado en Venezuela en lo político, a pesar de la depresión económica que sufre la mayoría de los venezolanos. El 5 de enero se instaló sin demoras la Asamblea Nacional de Nicolás Maduro, presidida por Jorge Rodríguez. Esto implicará que las leyes que promuevan los Rodríguez desde Miraflores pasen con mayor facilidad por el Legislativo, consolidando aún más el poder de este clan en detrimento de otros como el de Diosdado Cabello o Tareck El Aissami. Como parte de la ofensiva contra Juan Guaidó y la oposición, reaparece uno de los alfiles de Miraflores, Elvis Amoroso, Contralor General de la República. Amoroso comenzó el año con una gran tarea, inhabilitar a la mayor cantidad de políticos de oposición de la saliente Asamblea Nacional del año 2015, para evitar con creces pérdidas de gobernaciones y alcaldías de cara a las elecciones regionales a llevarse a cabo en el último trimestre de 2021 o quizás antes.  

Los primeros torpedos de Amoroso son las famosas “Declaraciones Juradas de Patrimonio”. Esto es un cumplimiento legal, pero Maduro y Amoroso lo usan como arma política. De presentar la declaración jurada, quedarían renunciando o finalizando su mandato como diputados, que es lo que públicamente desea mostrar el régimen, dejarlos desnudos para que Venezuela y el mundo observen que su periodo terminó. De no hacerlo, igual estarían sancionados por Amoroso, por lo contemplado en las leyes y normativas del ente contralor. Para maquillar aún más la mentira, Amoroso habilitará un operativo para que diputados electos en 2015 emitan de forma rápida, segura y confiable sus respectivas declaraciones juradas de patrimonio en las oficinas de la contraloría.

“No vayan a decir que no tuvieron oportunidad y que no se les notificó”, advirtió Amoroso a los diputados de la Asamblea Nacional de 2015, para dejar a la Contraloría General de la República como responsable legalmente ante la mirada de los venezolanos. Llama la atención que Amoroso pone énfasis en las declaraciones juradas de patrimonio de los diputados salientes de la oposición de 2015, pero no en las de los diputados del Psuv de esa misma Asamblea electa en 2015. Tampoco llama a los “constituyentes” de la difunta Asamblea Nacional Constituyente de Diosdado Cabello a realizar esta declaración jurada de patrimonio. Curioso, ¿cierto?

En este tema acerca del control interno en la administración pública, hay muchas preguntas para el contralor que no da respuestas. Por ejemplo, una es saber cómo él siendo contralor y siendo público y notorio el caso de Alex Saab por las noticias que llegan desde Cabo Verde, no responde a los venezolanos que se preguntan, ¿se puede ser funcionario diplomático del Estado y a la vez ser proveedor estratégico de alimentos para los Clap? Solo una pregunta en un verdadero laberinto de irregularidades en el caso Clap.


Los primeros torpedos de Amoroso son por medio de las famosas “Declaraciones Juradas de Patrimonio”. Esto es un cumplimiento legal, pero Maduro y Amoroso lo usan como arma política. De presentar la declaración jurada, quedarían renunciando o finalizando su mandato como diputados, que es lo que públicamente desea mostrar el régimen, dejarlos desnudos para que el mundo y en Venezuela aprecien que ya su periodo terminó

Rogelio Guevara Cantillo

La misión está dividida así, Jorge Rodríguez desde su nuevo cargo de presidente de la Asamblea Nacional comenzó a lanzar sus proyectiles contra una administración Guaidó aparentemente confundida y sin rumbo claro para este 2021. Rodríguez desde la artillería comunicacional, política y legislativa, Tarek William Saab desde su puesto de combate en lo jurídico y como fiscal del régimen de Nicolás Maduro hará lo suyo. Desde el poder judicial, Maikel Moreno instó a revisar varias leyes para su modificación, entre ellas la ley contra la corrupción, para atacar a la disidencia desde el flanco del poder judicial. No olvidemos a Iris Varela, quien apoyará desde el Legislativo a impulsar sanciones de todo tipo contra Guaidó y diputados opositores. Jorge Rodríguez también anunció que solicitará investigaciones contra Guaidó en países como Paraguay, Panamá, Argentina, España, Colombia o Estados Unidos con relación a actos de corrupción del líder opositor. 

Por su parte, del otro lado del Atlántico, el Consejo Europeo rechazó las elecciones legislativas en Venezuela de diciembre de 2020 y pidió la liberación inmediata de todos los presos políticos. Para la Unión Europea la única salida a la crisis en Venezuela es reanudar negociaciones políticas con prontitud y en transición que conduzcan a elecciones reales, no ficciones. Pero estas exigencias chocan con la realidad. En los hechos, la Asamblea Nacional ilegal de Maduro próximamente estará designando un nuevo Consejo Nacional Electoral para las elecciones de gobernadores y alcaldes, suceso que trancará aún más este complicado ajedrez del poder en Venezuela. Así mismo, la Unión Europea exige a Maduro garantizar la libertad y seguridad de Guaidó. En el mismo seno de Miraflores hay discrepancias, y podemos apreciarlas por ejemplo en extremos como el de Varela que solicita cárcel para Guaidó y en declaraciones recientes de Pedro Carreño, que pide recuperar el dinero de “ellos” en el exterior, pero sin aplicar sanciones penales a Leopoldo López, Guaidó y opositores. Declaraciones de Carreño, que surgen por temor a recibir más sanciones. En este mismo abanico de posiciones políticas, algunos partidos “pseudo” opositores como Avanzada Progresista, liderada por Henry Falcón, expresaron su inconformidad por la decisión del Parlamento Europeo de reconocer a la Asamblea Nacional de 2015 de Juan Guaidó y no a la Asamblea Nacional de Nicolás Maduro del 6 de diciembre de 2020.

Al día de hoy, Venezuela tiene dos Asambleas Nacionales. Guaidó todavía es visto por Estados Unidos, ahora con Joe Biden, y Gran Bretaña, con Boris Johnson, como el líder legítimo de Venezuela, pero los Estados de la Unión Europea no reconocen a Guaidó como presidente interino de Venezuela, aunque se le otorgó el título de «interlocutor privilegiado». Desde Madrid, España, Leopoldo López llama a la unificación opositora, pero ¿en qué consiste esa unificación de esfuerzos que pide el líder opositor? ¿Cómo se concreta la misma tras años?  


Del otro lado del Atlántico, el Consejo Europeo rechazó las elecciones legislativas en Venezuela de diciembre de 2020 y pidió la liberación inmediata de todos los presos políticos. Para la Unión Europea la única salida a la crisis en Venezuela es reanudar negociaciones políticas con prontitud y en transición que conduzcan a elecciones reales, no ficciones. Pero estas exigencias chocan con la realidad. En los hechos, la Asamblea Nacional ilegal de Maduro próximamente estará designando un nuevo Consejo Nacional Electoral para las elecciones de gobernadores y alcaldes, suceso que trancará aún más este complicado ajedrez del poder en Venezuela

Rogelio Guevara Cantillo

Sobre esta situación en el país, conversé recientemente con el politólogo Luis Aguilar, quien considera que con respecto al apoyo a Juan Guaidó, la Unión Europea es clara en su resolución cuando afirma que siguen apoyándolo, pero como un actor de la oposición política más y con ciertos privilegios. No reconocen la presidencia interina ni tampoco a la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre del año 2020, mucho menos reconocen la vigencia de la Asamblea Nacional del año 2015. “Es evidente que la comunidad europea le baja el estatus político e institucional a Juan Guaidó; el Grupo de Lima y la nueva administración de Joe Biden apuestan a una solución política y pacífica a la crisis en Venezuela. Existen altas probabilidades de que se produzca un acercamiento entre los actores del gobierno de Nicolás Maduro y de Joe Biden para negociar condiciones electorales en Venezuela con observación internacional con respecto a lo que establece la Constitución y leyes, como la ley orgánica de procesos electorales. Que se lleguen a acuerdos para la liberación de presos políticos, habilitación de organizaciones políticas y se genere un ambiente competitivo en los futuros procesos electorales”, analiza el experto Aguilar.

Aguilar añade que el gobierno de Nicolás Maduro, a pesar de sus vicisitudes, sigue vivo política y organizacionalmente. El presidente Maduro, en un acto del Psuv, dijo que este año se están preparando para las elecciones de gobernadores y alcaldes y considera que los sectores de la oposición venezolana no están organizados desde el punto de vista partidista ni electoral. Esto podría generar condiciones adversas desde las fuerzas políticas y en lo interno en los partidos políticos para ganar en las regiones, pero también se creó una desconfianza en el elector como mecanismo para solucionar problemas y la mayoría de las grandes victorias de la oposición han sido en el terreno electoral, no en el terreno de la confrontación y la violencia. La historia del poder en este país continúa escribiéndose este 2021, en medio de una ciudadanía que trata de sobrevivir a un naufragio social llamado “Venezuela”.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.