La paz que necesita Venezuela

110

Por Fernando Luis Egaña

En nuestro país no hay paz. Nada más lejos de ello. Un despotismo depredador no puede generar paz, sino destrucción, violencia abierta y encubierta, complicidad, acomodo, injusticia y desigualdad. De nada de eso surge algo que sea verdadera paz.

La supuesta paz de las burbujas del poder son una caricatura de paz para la abrumadora mayoría de la población. Son una cruel bofetada para las necesidades del pueblo.

Sin democracia no hay paz. Con una hegemonía disfrazada de democracia no hay paz. Los mandoneros del poder lo saben y sus cómplices también. Acaso estos sean peores que aquellos. A ninguno les interesa la paz, sino la quietud forzada de la nación. Y eso no es paz.

Sin derechos políticos, económicos y sociales no hay paz. Sin pluralismo, convivencia y tolerancia no hay paz. Una catástrofe humanitaria en salud, educación, alimentación y seguridad es lo contrario de la paz.

La propaganda para suscitar expectativas de una mejoría nacional no lleva a la paz, sino a mayores frustraciones. Lo opuesto de la falsa paz no es la guerra. Es el camino a una paz de verdad.

¿Ese camino es posible iniciarlo y recorrerlo? Sí lo es. Pero ello pasa por la superación de la hegemonía despótica y depredadora. No nos engañemos al respecto.

La paz que necesita Venezuela es la paz bendita del sosiego, del trabajo, de la libertad, de la justicia, del respeto, de la esperanza. Bendita sea esa paz que necesitamos.

FERNANDO EGAÑA | @fegana

Abogado. Periodista. Exministro de Comunicación

El Pitazo no se hace responsable por este artículo ni suscribe necesariamente las opiniones expresadas en él

Escriba al correo [email protected] para algún comentario sobre nuestras
publicaciones.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.