La economía circular en Venezuela

342

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

El cambio climático va avanzando y la humanidad debe actuar. En días recientes la comunidad financiera global ha debatido sobre el efecto negativo que podrían tener la creación de criptomonedas vía minería en el planeta y sus efectos contaminantes. En El Salvador, su presidente firmó la famosa “Ley Bitcoin” y giró instrucciones para aprovechar la energía generada por sus volcanes para la minería de las mismas y brindar una solución “verde” a la sociedad.

La economía circular es una opción beneficiosa para el planeta. Las economías circulares buscan cambiar el ciclo típico de fabricación, uso y disposición a favor de la mayor reutilización y reciclaje posible de distintos productos, como por ejemplo los envases plásticos que utilizamos para los alimentos. Cuanto más tiempo se usan los materiales y los recursos, más valor se puede extraer de los mismos y la Tierra lo agradece.

La economía circular propone cambiar la forma de producir y de consumir para poder tener un crecimiento económico, ya que la expansión del producto interno bruto se basa en un alto porcentaje en la extracción de materia prima de la naturaleza, pero esto está llegando a un punto peligroso para el planeta. 

En Venezuela son pocas las empresas y la conciencia del tema de la economía circular. Una empresa líder en este ramo es Plastitec. Tuve la oportunidad de platicar sobre el tema con su gerente de comunicaciones, Patricia Pérez en la ciudad de Caracas. Aún hay mucho camino por recorrer en nuestro país, pero el futuro de los plásticos es la economía circular y en Venezuela también es posible.

Me explica Patricia Pérez que el Tereftalato de Polietileno (PET) es un tipo de plástico muy usado en la industria del packaging por sus atributos. Es resistente, apto para su uso en el contacto con alimentos, permite ver el contenido de la botella o envase, lo protege, y además es reciclable. “En nuestro proceso de reciclaje y regeneración del PET, mantenemos esos atributos. Esto es posible gracias a la tecnología de punta que usamos certificado grado alimentario, característica de gran relevancia para la industria y que le da confianza a todas las empresas que deseen incorporar en su proceso la resina PET-PCR que producimos en el país”, añade Pérez.


Las economías circulares buscan cambiar el ciclo típico de fabricación, uso y disposición a favor de la mayor reutilización y reciclaje posible de distintos productos, como por ejemplo los envases plásticos que utilizamos para los alimentos

Rogelio Guevara Cantillo

¿Sabían que un kilo de plástico virgen (PET) se compone de 64% de petróleo, 23% de derivados líquidos del gas natural y 13% de aire? El plástico reciclado elimina el combustible fósil de la ecuación, de esta forma el costo ambiental de producirlo es mucho menor. Además, al crear plástico de plástico ya existente, contribuimos a reducir la cantidad de residuos que contaminan los ecosistemas naturales. De esta forma aportamos soluciones a los desafíos ambientales.

La demanda de resina reciclada sigue en aumento a nivel global y va poco a poco ganando auge, empresas como Plastitec ya la producen. La reflexión de todos y la acción de la sociedad son importantes para la sostenibilidad. Me explica Patricia Pérez que al adoptar el modelo de economía circular respetamos este material tan usado tratándolo como recurso o materia prima y no como desecho. De esta forma se extiende su vida útil al transformarlo en nuevos productos.

Pérez comenta que según cifras del Instituto de Investigación para el Desarrollo de Francia (IRD) al menos 1.500.000 de especies marinas mueren cada año por causa del plástico en los océanos. En otro estudio realizado en Australia, examinaron los tractos digestivos de 246 tortugas marinas muertas recolectadas a lo largo de la costa del estado de Queensland, y encontraron que 58 tenían plástico en sus intestinos.

Entre los distintos casos de éxito y de conciencia humana “verde” tenemos que la empresa dedicada a la fabricación de juguetes Mattel y propietaria de la marca Barbie ha lanzado la colección “Barbie Loves the Ocean” hechas con 90% de piezas de plástico reciclado. Así mismo Adidas se unió a “Parley for the Oceans”, organización sin ánimo de lucro que recopila los desechos plásticos en playas y comunidades costeras, iniciativa que forma parte del compromiso de la marca por detener la contaminación.

Explica Pérez que la tecnología de punta que usan permite regenerar el plástico post consumo desechado y transformarlo en resina reciclada️, disponible como materia prima para la industria nacional. “Invitamos a las empresas, marcas y fabricantes de fibra textil, preformas para refrescos carbonatados, agua, industria cosmética, higiene y muchas otras, a incorporar la sustentabilidad en el corazón de sus nuevos desarrollos”, llama a la reflexión Pérez.

Una meditación vital es que el futuro de los plásticos es la economía circular. “Las empresas del futuro no buscan ser las mejores del mundo, sino las mejores para el mundo”, añade Pérez. Por eso adoptar el modelo de “Triple Impacto” basado en producir con valores de economía, ambiental y social es necesario, humano y estratégico.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.