¡La decadencia del voto madurista!

95

Por: Marcos Hernández López

El pasado 21N quedó revelado ante el país y el mundo que algunos votantes en Venezuela experimentan una parálisis por el cambio de paradigma socio – político, mientras otros sufren una desmotivación conectada a la desesperanza que se expresa negándose a participar en los procesos electorales.

Es significativo apuntar que existen otros factores psicoemocionales que inciden al momento de votar. La campaña electoral comenzó y terminó en medio de una general apatía en un país que transita una interminable crisis económica, política y social.

Más de 21 millones de ciudadanos estaban convocados a las mesas de votación que se habían habilitados en 14.000 centros educativos a lo largo y ancho de Venezuela. Al menos 70.244 candidatos de 37 partidos nacionales competían por 3.082 mandatos, según el Consejo Nacional Electoral (CNE). Acudieron a las urnas electorales según el organismo electoral 8.050.000 votantes.

Los resultados de este proceso revelaron una decadencia en el capital político electoral de la revolución en comparación con las elecciones parlamentaria realizadas el 6 de diciembre de 2020. Entonces, obtuvo 4.321.975 votos, y el 21 de noviembre de 2021, casi un año después, en el contexto de los comicios regionales y municipales, logró 3.722.656 votos.

Pero además, según esas cifras, el Gran Polo Patriótico junto con el PSUV perdieron cerca de 1,9 millones de votos en comparación con las votaciones regionales de hace cuatro años.

Las divisiones en la oposición se hicieron más evidente con los resultados del domingo. No obstante, Maduro continúa ganando en minoría gracias a las divisiones en la oposición.

Lo que se llamó el  anclaje popular del chavismo se ha debilitado profundamente con el paso de los años. El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) está enfrentando dificultades para motivar a sus dirigentes comunales, UBCH y promotores del voto en las zonas de bajos estratos sociales D/E. Sin embargo, con una alta abstención y con sólo moverse con apoyo de su Big Data lo que les queda de militancia tuvo suficiente para ganar la mayoría de gobernadores y alcaldes.  

También es significativo resaltar que existe una oposición en crisis, interpelada. Las elecciones les pasaron factura a sus errores: perdieron músculo electoral en cuatro años de boicot, anunciaron la participación demasiado cerca de la fecha de la contienda y llegaron a la misma dividida y sus dirigentes peleados. No hay en la población mucha motivación para votar, tal vez por la falta de verdaderos líderes políticos acordes con el momento histórico.

En síntesis, el oficialismo continuó en baja electoral, sus números de votación se desplomaron en comparación con procesos electorales recientes. Según el primer boletín del CNE, la tarjeta del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) obtuvo 3,7 millones de votos, cuando, en las regionales de 2017, sumó cerca de 5,6 millones de boletas a su favor.

La oposición venezolana suma 117 alcaldías de las 335 que estaban en juego el pasado domingo, según el último boletín oficial: la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ganó 59; Alianza Democrática, 37; y otros partidos 21.

La oposición acudió a las elecciones regionales y municipales con diversos candidatos, con unidad según los números hubiese ganado en más de 14 estados de Venezuela. Fue una oportunidad para mirar el 2022 como un año para convocar un referéndum presidencial. El 21N fue una rendija.

MARCOS HERNÁNDEZ LÓPEZ | @Hercon44

Sociólogo, docente universitario | PhD Gestión de Procesos | CEO Consultora Estudios de Opinión. TW e IG: @hercon44

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.