La conexión iraní en Venezuela, según Mario Iván Carratú Molina

428

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

Semanas atrás el presidente de Colombia, Iván Duque, denunció la intención del régimen de Nicolás Maduro de adquirir y/o desarrollar junto a Irán misiles de mediano y largo alcance en territorio venezolano para amenazar a Colombia. En tono molesto, Maduro replicó: “No es mala idea, Iván Duque, no lo habíamos pensado, de verdad. Cuando escuché a Iván Duque dije: Dios mío, y por qué no habíamos pensado eso, si Irán tiene tremenda tecnología”. La penetración y avance de las fuerzas iraníes no es broma. Actualmente es un fuerte aliado de Maduro en el tema de la gasolina y otros. Ante esta preocupación, conversé días atrás con el vicealmirante retirado de la Armada, Mario Iván Carratú Molina, quien fue jefe de la Casa Militar durante la administración de Carlos Andres Pérez en su segundo mandato.

La conexión islámica es una penetración estratégica en Venezuela. En palabras de Carratú Molina, la misma comienza subrepticiamente, conocida por un grupo de personas. Destaca que el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos también tienen conocimiento de los pasos de los iraníes en el país. El experto asegura que personalmente le entregó a los estadounidenses información importante de la presencia de los asiáticos en este territorio, camuflados como miembros de bancos y de empresas que estaban instalando aquí. Estas evidencias que relata Carratú Molina, ocurrieron en el año 2004–2005.

Según las afirmaciones del militar retirado, en un viaje realizado por él a los Estados Unidos, trajo información de 23 personas que estaban asociadas a la embajada iraní en Venezuela. Entre ambos países existe un intercambio muy fluido, inclusive en el ejército venezolano circulaba la especie de que los cubanos no querían que Venezuela le comprara armas a Irán y que estaban presionando. Carratú Molina agrega en su análisis los vuelos semanales Caracas-Teherán-Damasco, que llevaban a personas de turismo y desde esos países venían funcionarios de origen iraní, sirio e iraquí a Venezuela con documentación  actualizada como venezolanos. Sostiene que un grupo iba para Valencia y el otro directamente a la frontera con Brasil a Santa Elena de Uairén. Los que iban a Santa Elena de Uairén tenían como destino Ecuador, Bolivia y la zona llamada como “La Triple Frontera” en Sudamérica, que es la confluencia de los ríos Paraná y frontera de Argentina, Brasil y Paraguay. 

Lo que ocurre en nuestro país es grave y continúa transcurriendo sin ver soluciones. Carratú Molina afirma que: “No es desde ahora que está encendida la luz roja por la presencia o la intención de Irán de venderle a Venezuela misiles o sistemas misilísticos de medio y largo alcance. La penetración ha sido vulgar y grande desde entonces. Yo considero que el objetivo geopolítico de Irán son los Estados Unidos y para poder ocupar una plataforma de amenaza cercana al territorio norteamericano. Ya tienen a Venezuela bajo control, el objetivo inmediato es Colombia y después podría ser Panamá y Costa Rica”.


La conexión islámica es una penetración estratégica en Venezuela. En palabras de Carratú Molina, la misma comienza subrepticiamente, conocida por un grupo de personas. Destaca que el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos también tienen conocimiento de los pasos de los iraníes en el país

Rogelio Guevara Cantillo

El análisis del exjefe de la Casa Militar en la era de Carlos Andrés Pérez es oportuno y los hechos actuales lo confirman. Carratú Molina analiza lo siguiente sobre el liderazgo opositor actual: “El descuido, la ignorancia estratégica de seguridad de Estado que hay en el liderazgo político venezolano y quizás en el colombiano, por las peleas internas, hace que pase desapercibida la penetración islámica en el continente. Si esos sistemas misilísticos son vendidos y violan el veto que finaliza el 18 de octubre próximo significa que los países de América Latina están subestimando la presencia geopolítica y con fines de control territorial”.

La conexión islámica parte del interés geopolítico contra occidente y en particular nadie ha detectado o analizado el trasfondo de esta penetración. Han mimetizado, han ocultado esa penetración con aspectos de ayuda humanitaria, asistencia técnica, asistencia militar y asistencia al gobierno de Venezuela a cambio de mucho dinero o a cambio de compra de sistemas de armas, explica Carratú Molina. Esos sistemas si se llegan a comprar es para darle una mayor capacidad militar a Venezuela sobre Colombia porque las fuerzas militares venezolanas están diezmadas, pero equipándose con sistemas de alta tecnología y alcance medio a largo, podrían voltear una situación de control militar y control fronterizo, explica el experto.

¿Por qué si existen tantas evidencias de colaboración Irán–Venezuela, los Estados Unidos no actúan? La situación venezolana es grave, en especial la falta de altura para el momento histórico que afronta el país por una oposición que naufraga. Para Carratú Molina mientras los sectores opositores a la dictadura no se pongan de acuerdo y unifiquen objetivos, no podrán trabajar juntos para salvar al país de la conexión islámica. Agrega que es importante conocer y tomar medidas respecto a los problemas de seguridad de Estado.

Carratú Molina añade que Venezuela se ha manejado torpemente en lo político, porque se dejó a un lado la seguridad de Estado, porque casi ninguno de los miembros de la oposición maneja los conocimientos o no tiene la experticia en esta área y todo se reduce a los enemigos del partido por el poder político temporal. Completa además que los grupos comunistas e islámicos sí van por objetivos claros y trabajan sin límite de tiempo. Ellos avanzan hasta que asumen el control total. “Los problemas de seguridad de Estado no pueden ser manejados deportivamente ni en las oficinas ni en los restaurantes. Los problemas de seguridad de Estado se tienen que manejar de forma coherente todos los días y a toda hora, porque el enemigo aprovecha y un descuido nuestro, como ha sido evidente, ha sido aprovechado de una manera inmensa y estos señores que actualmente dirigen la oposición, que yo llamo jovenzuelos porque son inexpertos, no entienden lo que significan los problemas de seguridad de Estado”.  


La conexión islámica parte del interés geopolítico contra occidente y en particular nadie ha detectado o analizado el trasfondo de esta penetración. Han mimetizado, han ocultado esa penetración con aspectos de ayuda humanitaria, asistencia técnica, asistencia militar y asistencia al gobierno de Venezuela a cambio de mucho dinero o a cambio de compra de sistemas de armas

Mario Iván Carratú Molina

Actualmente, estamos penetrados por la guerrilla colombiana, cubanos, iraníes, chinos y rusos. Entonces esta nueva oposición, ignora realmente lo que está ocurriendo en el país y no pueden ser garantía política de los venezolanos. Carratú Molina agrega que ya perdieron su tiempo, por ignorantes, por no ser estadistas, por no conocer los problemas de Estado. El Estado tiene tres variables importantes que son fuerza, poder y autoridad y si no ejerce estas tres variables, el Estado no existe, como está ocurriendo en Venezuela, reflexiona.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @rogeliogcmundo

Especialista en comercio internacional.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.