La aciaga realidad del bolívar: mayor denominación, menor poder adquisitivo

189

EL PODER EN ESTE PAÍS


Por: Rogelio Guevara Cantillo

El Banco Central de Venezuela anunció desde su página web el día viernes 5 de marzo, la incorporación de nuevos billetes. Los nuevos billetes tienen un valor nominal de 200.000, 500.000 y 1.000.000. El billete de mayor denominación es de 1.000.000, cuando en países con inflación controlada entre 3% y 4% anual, el billete de mayor valor es de 100 unidades. La liquidez monetaria en Venezuela al 26 de febrero era de 833.706.703 millones de bolívares y los billetes en circulación era de 15.810.254 millones de bolívares, lo que apenas representaba un 1,9% de toda la liquidez monetaria. El aumento de la liquidez monetaria desde el 1 de enero al 26 de febrero, según estadísticas del Banco Central de Venezuela, ha sido de 42,6%.

Hasta ahora las agencias bancarias estaban ofreciendo por taquilla entre 200.000 a 400.000 bolívares a los ahorristas, monto que representa una exigua cifra en materia de bienes y servicios en una economía como la venezolana. Este monto representa apenas un viaje urbano en transporte público en una ciudad como Caracas. Antes del anuncio del día viernes 5 de marzo, la agencia de noticias Bloomberg reveló, a finales del año 2020, que la administración de Nicolás Maduro había importado material para la fabricación de unos próximos billetes de bolívar. Este anuncio del Banco Central de Venezuela contradice a Miraflores con lo relacionado al uso del sistema de “Bolívar Digital”.

También crea dudas e incertidumbre, ya que a la par Maduro está impulsando una campaña de creación de cuentas en divisas, liderada por el banco insignia del sistema nacional, el Banco de Venezuela. Por ahora se suspende la esperada reconversión monetaria. En este sentido, para conocer las impresiones y análisis de distintos actores en el área empresarial y económica del país, conversé con Aquiles Martini Pietri, Santiago Olalquiaga, Alejandro Castro, Andrés Guevara, Rafael Álvarez Loscher y Alejandro Grisanti. 

Para el empresario Aquiles Martini Pietri, con el nuevo cono monetario que anunció el Banco Central de Venezuela se reconoce una política económica equivocada reflejada en la hiperinflación, devaluación de la moneda y disminución del poder adquisitivo. Así mismo añade que es increíble ver como por efectos de la liberación o contrabando de productos importados, vemos que sus precios están por debajo de los que producen los empresarios venezolanos. Esto quiere decir que poco a poco las industrias del país van a ir cerrando sus puertas porque no son competitivas.


Hasta ahora las agencias bancarias estaban ofreciendo por taquilla entre 200.000 a 400.000 bolívares a los ahorristas, monto que representa una exigua cifra en materia de bienes y servicios en una economía como la venezolana

Rogelio Guevara Cantillo

En este contexto, desde el punto de vista macroeconómico, Santiago Olalquiaga considera que el nuevo cono monetario resultará absolutamente inútil e intrascendente. Estos nuevos billetes no tendrán efecto alguno sobre la hiperinflación, la dolarización ni nada más. Todos los problemas de fondo de nuestra economía siguen ahí: la monetización del déficit fiscal, las políticas macroeconómicas distorsionantes y desacertadas, las infinitas dificultades de hacer negocios y sostener actividad económica con regularidad.

Por otro lado, el economista Alejandro Castro destaca que el régimen de Maduro busca ganar algo de tiempo con la emisión de la ampliación del cono monetario. Continuará la dolarización de facto, la hiperinflación y la pérdida del poder de compra de los billetes en bolívares. Ampliar el cono monetario sólo brindará un alivio en el muy corto plazo. 

La opinión del experto en mercados financieros Andrés Guevara es: “Esto no es más que la aplicación del mito de Sísifo a la policía monetaria y tragedia venezolana. Sísifo estaba condenado a cargar una roca desde el comienzo de la montaña hasta el pico y cuando llegaba a la cúspide, la roca volvía a caer y tenía que hacer una y otra vez lo mismo y condenado a la eternidad a hacer eso. Hay tres billetes que tienen una alta denominación desde el punto de vista nominal”. 

La aplicación de nuevos billetes en la economía nacional tendrá repercusiones económicas y por supuesto sociales. Rafael Álvarez Loscher, analista de entorno político y económico, comenta que el efectivo que manejaba la banca era insuficiente para atender las necesidades de movilidad de la población. Por otro lado, todo apunta a que estos billetes también se quedarán cortos, toda vez que seguimos en hiperinflación. Esto no significa que no venga la reconversión monetaria, la cual se sabe vendrá próximamente, añade.

Alejandro Grisanti, conocedor del tema bancario financiero tanto en Venezuela como a nivel internacional criticó la irresponsable actuación del Banco Central de Venezuela. “Que difícil que el BCV nos presente como un gran logro un billete con seis ceros y que vale tan sólo 50 céntimos de dólar. Es necesario parar la hiperinflación que tanto empobrece a los más marginados; a los que no tienen acceso a divisas”. 


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.