José Cristóbal de Mendoza Montilla, un ucevista que fue el primer presidente de Venezuela

566

Por: Alberto Navas Blanco

Correspondió el honor de ser el primer Presidente del poder ejecutivo en Venezuela independiente a un egresado de la Real y Pontificia Universidad de Caracas, hoy Universidad Central de Venezuela. Se trató de don Cristóbal de Mendoza, quien nació en la ciudad de Trujillo (actual Estado Trujillo) de los Andes venezolanos, el 23 de junio de 1772, hijo legítimo de Luis Bernardo Hurtado de Mendoza y de Gertrudis Eulalia Montilla Briceño, en el seno de una familia principal de su región que luego de darle una educación de esmero en su propio núcleo familiar decidió mandarlo a realizar estudios superiores en la Universidad de Caracas hacia el año de 1788, cuando contaba con 16 años de edad. Cristóbal fue un estudiante destacado quien logró alcanzar tres títulos Universitario, al que se agregó luego el de Doctor en Derecho Civil y Canónico (denominado Ambos Derechos) en la Universidad de Santo Tomás de Aquino en 1794 en la isla La Española de Santo Domingo.

Consta en el Libro de Egresados de la Universidad Central de Venezuela (Tomo I, p. 247) que en el año 1793 obtuvo los títulos de Licenciado y Maestro en Artes Filosofía. No obstante, notamos que en ese mismo libro no aparece registrada la referida la obtención del título de bachiller (*). Fue necesario recurrir directamente al repositorio del archivo histórico de la UCV para acceder a tales datos, en ese sentido fue posible localizar en el manuscrito: Libro de Actas de Grados de Bachiller, N.º 1, 1725-1850, Volumen N.º 33, Folio 117 (original en tinta de hierro) o Folio 119 (en creyón azul), el acta correspondiente a la colación del grado de Bachiller en Artes a don Cristóbal Mendoza siendo Rector de la Universidad el Pbro. Dr. Domingo Briceño, quien le confirió dicho título en un inusual acto colectivo, denominado “general de colación”, celebrado el 1 de abril de 1791, reflejados en una lista de 30 estudiantes en la que Cristóbal Mendoza ocupaba el primer lugar en orden de méritos, todo ello certificado por el Secretario de la Universidad Dr. Agustín Arnal.

Por otra parte, también localizamos en el Libro de actas de Grado de Licenciado, N.º 2, 1725-1850, Volumen N.º 34, Folio 57 (original tinta de hierro o 57 posterior en creyón azul) el Acta de Conferimiento del Grado de Licenciado en Artes a don Cristóbal Hurtado de Mendoza el 17 de mayo de 1793, siendo ese año Rector de la Universidad el Dr. Nicolás Osío, para efectos de reseñar el modelo de documento transcribimos dicha Acta:

“En diez, y siete de mayo de mil setecientos noventa y tres el señor Maestrescuela Doctor Don Luis Mendes Quiñones confirió el Grado de Licenciado en Artes a Don Cristóbal Hurtado de Mendoza con todos los honores, y privilegios de derecho observándose todas las formalidades de estatuto según resulta del expediente del asunto a que me remito, y de ello certifico”.

                                                                                                 Dr. Agustín Arnal

                                                                                                  Secretario de la Universidad”

Bachiller, licenciado y maestro en Artes de la Universidad de Caracas, así como Doctor en ambos Derechos de la Universidad de Santo Domingo, Cristóbal Mendoza era ya para 1794 y reputado profesional venezolano, quien realizó prácticas en destacados bufetes de Santo Domingo, Trujillo, Mérida, Barinas y Caracas, logrando obtener en 1797 el reconocimiento de la Real Audiencia de Caracas, que le confiere el Título de Abogado. Se construyó desde entonces un prestigioso perfil como abogado e inclusive como profesor en el Colegio Seminario de Buenaventura de Mérida en 1795. En la Provincia de Barinas se destacó como protector de intereses de los indígenas y agricultores, llegando a litigar contra el propio comandante político de dicha provincia, coronel Miguel de Ungaro en 1799. Para 1807 resultó electo Alcalde de primer voto en el Cabildo de la ciudad de Barinas, lo que significaba su paso inicial a la vida política en los años finales del régimen colonial en Venezuela.

Llegada la crisis política del 19 de abril de 1810 el Dr. Cristóbal Mendoza se unió al movimiento como vocal y secretario de la Junta de Gobierno de esa localidad de Barinas el 7 de mayo de dicho año. En 1811 resultó electo diputado al Congreso Constituyente junto a su hermano Luis Ignacio Mendoza. Dicho Congreso Constituyente lo designó el 23 de marzo de 1811 miembro del Triunvirato Ejecutivo que ejerció el poder en Venezuela, luego de haberse declarado la independencia absoluta de España el 5 de julio de ese mismo año. Como ya lo señalamos le correspondió al Dr. Mendoza ejercer el primer turno en la presidencia del Triunvirato, que alternaría con Juan Escalona y Baltasar Padrón, siendo siempre la figura descollante el Dr. Mendoza, correspondiéndole refrendar el Acta de la Independencia como Presidente de turno en el referido Triunvirato, acto que cumplió el 8 de julio de 1811.

Caída la Primera República en 1812 el Dr. Mendoza se refugió en la Nueva Granada (Cartagena y Tunja) y desde allí le siguió los pasos a la causa apoyando la campaña de los ejércitos de Simón Bolívar de 1813, primero como Gobernador Político de Mérida y luego como Gobernador de la Provincia de Caracas en agosto de 1813. Fue un activista del liderazgo de Bolívar auspiciando tanto el conferimiento del título de Libertador el 14 de octubre de 1813 como el otorgamiento del poder supremo a éste en enero de 1814. Más tarde, la llamada Rebelión Popular de 1814 que aunada a las campañas del comandante realista José Tomás Boves derribaron la Segunda República, obligaron al Dr. Mendoza y a su familia a refugiarse en la isla de Trinidad, desde donde se mantuvo en campaña periodística e ideológica en favor de la independencia. 

La etapa final de la vida del Dr. Cristóbal Mendoza transcurrió principalmente en Caracas, donde regresó hacia 1821 para desempeñarse como primer Presidente de la Corte Superior de Justicia del Departamento de Venezuela, luego como abogado y periodista, así como historiador y recopilador de documentos junto a Francisco Javier Yanes. Desde 1826 fue designado Intendente del Departamento de Venezuela dependiente de la Unión Colombiana, desde donde le correspondió enfrentarse al movimiento insurreccional de la Cosiata y a los elementos proclives a la separación de Venezuela de dicha Unión. Esta pugna lo obligó a exiliarse en la isla de Saint Thomas, francamente enfrentado al poder del Gral. José Antonio Páez, pero de inmediato y con la última presencia de Bolívar en Venezuela se le restituyó en la referida Intendencia en 1827. No obstante, la precariedad de su salud le impuso el retirarse del mando del Departamento de Venezuela mediando el año 1828, para luego fallecer al poco tiempo en Caracas el 8 de febrero de 1829 faltando algunos meses para la muerte de Simón Bolívar, el 17 de diciembre de 1830 y del definitivo derrumbe de la llamada Gran Colombia. Los restos de Cristóbal Mendoza reposan en la Iglesia de Altagracia (Esquina de Carmelitas de Caracas) y no han sido recuperados para su merecido traslado al Panteón Nacional. Los hijos, nietos y biznietos descendientes de Cristóbal Mendoza han dejado en los dos siglos de vida republicana una trayectoria constructiva en el campo del empresariado y desarrollo económico de Venezuela, destacando entre ellos Lorenzo Mendoza Fleury (1897-1969) fundador del grupo de Empresas Polar el más importante y productivo de la economía privada venezolana de fines del siglo XX y comienzos del XXI.

La UCV como Universidad de Caracas fue el eje del proyecto nacional venezolano desde el siglo XVIII, sus próceres civiles hicieron la República independiente desde 1810 en adelante y la democracia liberal moderna nació de entre sus aulas desde aquel entonces hasta nuestros días.

(*) Libro de Egresados de la Universidad Central de Venezuela, 1725-1995. Caracas, Ediciones de la Secretaría, Tomo I, 1996.      

Archivo Histórico de la Universidad Central de Venezuela, Caracas, Actas de Grado de Bachiller 1725-1850, N.º 1, Volumen N.º 33. Actas de Grado de Licenciado 1725-1850, Nº 2, Volumen Nº 34.


ALBERTO NAVAS BLANCO |

Licenciado en Historia de la Universidad Central de Venezuela, doctor en Ciencias Políticas y profesor titular de la UCV.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.