Imataca: de cómo el gobierno convierte en infierno un paraíso

114

Imataca es una reserva forestal conformada por más de 3.5 millones de hectáreas de bosques. Podría ser un paraíso para lugareños y turistas, sin embargo, un mal gobierno y años de desidia son capaces de convertir en infierno al más precioso edén, como efectivamente ha ocurrido con esta serranía. Desde el 17 de octubre mineros de esta localidad han denunciado atropellos por parte de militares que incluyen quema de viviendas, destrucción de pertenencias y desalojo forzado de madres con sus niños.

Por: Nehomaris Sucre

Los aborígenes la llamaron Imataca (lugar donde nacen las aguas). Se trata de una reserva forestal que sobresale gracias a sus más de 3.5 millones de hectáreas de bosques, así como una de las biodiversidades más ricas de este continente y cuantiosos recursos minerales, en especial oro y diamantes.

Imataca podría ser un paraíso para lugareños y turistas, sin embargo, un mal gobierno y años de desidia son capaces de convertir en infierno al más precioso edén, como efectivamente ha ocurrido con esta serranía.

Desde el 17 de octubre mineros de esta localidad han denunciado atropellos por parte de militares. Estos excesos incluyen quema de viviendas, quema de una iglesia, destrucción de pertenencias y desalojo forzado de madres con sus niños. Mientras tanto, el Comando Estratégico Operacional se limita a informar a través de redes sociales que están eliminando estructuras de minería ilegal.

Esta situación se suma a los problemas que viven las comunidades de esta sierra producto de la desatención del Estado: proliferación de enfermedades, daños medioambientales, escasez de servicios, etc.

Según los mineros el operativo militar, que se ejecuta desde el 17 de octubre pasado, incluyó la quema de la iglesia del pueblo de Imataca. Alrededor de 200 mineros huyeron hacia la montaña, lugar desde el que hicieron un llamado de auxilio, de acuerdo al información publicada en el medio Crónica Uno.

La Fanb y el Arco Minero del Orinoco

Lo cierto es que cuando hablamos sobre el tema minero y la Fanb surge mucha tela que cortar. Al respecto, la Onu a través de la Misión Independiente de Determinación de Hechos reveló el mes pasado algunos vínculos de militares con actividades ilícitas en el Arco Minero del Orinoco.

Según el informe: “la Fanb no solo tienen un papel especial en el marco de seguridad del Arco Minero, sino que en sus diversas ramas tienen también intereses económicos variados y amplios en la región. Estos van desde entidades de propiedad militar creadas para explotar los recursos naturales, hasta ingresos aparentemente ilícitos generados por oficiales individuales”.

Los hechos ilícitos que implican a la Fanb, de acuerdo a la Misión, son principalmente: contrabando transfronterizo de mercurio, cobro de extorsiones y servicios de seguridad para quienes ejercen la minería ilegal, control en la distribución de combustible en las zonas mineras y control del transporte aéreo en estos lugares.

Asimismo, la Onu identificó casos de colaboración entre organismos de seguridad y mafias mineras, también conocidas como “sindicatos”.  Según el informe, esta cooperación entre fuerzas del Estado y delincuentes incluye alianzas para eliminar a otros “sindicatos” de las minas.

¿Quién controla las empresas militares?

La Misión Independiente señala también que en 2016, dos semanas antes de la creación del Arco Minero del Orinoco, se fundó Camimpeg, empresa de propiedad militar destinada a la industria minera.

Finalizando 2020, Camimpeg registró ganancias netas de aproximadamente 30,9 millones de dólares, pero no hay información detallada sobre sus operaciones a partir de 2021.

En la actualidad no existen mecanismos que faciliten a los ciudadanos el control sobre este tipo de empresas que dependen directamente del ministerio de Defensa y cuyas funciones se saltan el propósito que la Constitución Nacional asigna a la Fuerza Armada: garantizar la seguridad y defensa de la nación.

Sin información oficial clara ni un sistema que permita el control de los ciudadanos sobre el poder político y militar sobran elementos para dudar sobre el buen manejo de los recursos en nuestro país.


NEHOMARIS SUCRE | @Neho_Escribe

Politóloga y militar retirada.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe necesariamente las opiniones expresadas en este artículo.

Escriba al correo [email protected] para algún comentario sobre nuestras publicaciones.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.