Hacer realidad nuestras iniciativas

73

Por: Ramón Chávez Rosas

Cualquier proyecto para convertirnos en PROFESIONALES INDEPENDIENTES o CONSULTORES nace de una iniciativa personal y forma parte de nuestro proceso de transformación humana. Cuando un cliente se me acerca solicitando ayuda en esta área, básicamente tiene en mente una idea (muchas veces buena; otras no tanto) pero mi rol es ordenar ese juego de scrabble que tiene en su mente ¿Cómo convierto una idea en una posibilidad que sea realidad?

Es un proceso ya comprobado que consiste en partir de la premisa de que, si necesitamos transformarnos, lo hacemos por voluntad propia, es decir generamos un producto que parte de un pensamiento original que se llama Iniciativa. Esa iniciativa es algo que normalmente buscamos causar, tratamos de que ocurra.

Los estudios dicen que entre 85% y 90% de las iniciativas, se quedan allí. Justamente porque no tenemos un paso a paso que posibilite que se haga realidad. Allí es donde el rol de un asesor entra en juego, buscando desarrollar un proceso para lograr que esas ideas se concreten.  Aquí es importante resaltar que las iniciativas necesariamente tienen que estar enmarcadas en la transformación humana y deben ser relevantes para la sociedad.

Ahora bien, de transformación se ha hablado mucho a lo largo de la historia y tiene muchos nombres (gestión del cambio, cambio cultural, etc), pero hoy se le añade el factor tiempo. El mundo interconectado que vivimos necesita que estas iniciativas se hagan de forma rápida y acelerada. Por eso, el camino debe ser sencillo, transversal y simultáneo y, por ende, digital; donde la conexión con las personas es lo más relevante.

Entonces partimos desde una INICIATIVA, es decir, una motivación o situación que puede resolver un asunto a la sociedad.  Esa es la creación que se va a ir transformando. Como segundo paso, debo repensar mi iniciativa y sentarme yo con yo, en una SESIÓN INSTROSPECTIVA. Allí nos motivamos a repensar la iniciativa, la vemos desde una visión práctica. Aquí comenzamos a ver posibilidades y oportunidades reales que tiene la idea originaria, es decir, comenzamos el proceso de expansión de nuestra iniciativa.  

Ya con la expansión del pensamiento de la sesión introspectiva, nos toca rescribir lo que hemos hecho en un PROGRAMA DE TRANSFORMACIÓN, en donde le empezamos a ver utilidad y cómo se puede aprovechar desde el punto de vista comercial. Encontramos una nueva manera de hacer las cosas. Ahora esta iniciativa, ya revisada y rescrita, se ha vuelto transversal, es decir que se extiende de un lado a otro, de forma complementaria.   

Una vez que esa iniciativa se ha reescrito, debemos enriquecerla, entonces hay que llevarla a la gente porque de lo contrario se queda en la individualidad y no transforma. Para eso te proponemos la POSIBILITACIÓN COLECTIVA, donde la idea se pule, se le agrega la innovación y esto permite que se vuelva simultánea.  Hemos recorrido el camino para que ese pensamiento, de donde iniciamos todo, sea una realidad y genere una posibilitación colectiva y simultánea para la sociedad.

En resumen, para reinventarnos debemos armar un camino donde pensamos una idea transformadora; la repensamos, para genera nuevas conexiones, y que esas nuevas conexiones nos lleven al nuevo pensamiento, el cual reescribimos, lo llevamos a nuestro ADN, a maneras de hacer y trabajar y para eso tenemos que pensar diferente. Allí es donde hacemos realidad nuestros sueños, que por cierto, para que dejen de ser sueños, lo debemos convertir en plan.

RAMÓN CHÁVEZ | @chavezrosas

Comunicador social, posibilitador, capacitador y fundador de la plataforma de Alianza Internacional de Empresarios Digitales.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe necesariamente las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.