Gobierno parlamentario de oposición y Gobierno Abierto.

63

Hubo fallas en el gobierno interino encabezado por Guaidó, debido a que aun con sus limitaciones y censuras por parte del gobierno de Maduro,  pudo haber usado la tecnología y a su gran cantidad de partidarios iniciales,  para comunicar efectivamente su gestión. Ya la nueva directiva de la Asamblea Nacional 2015 ―que recién asume como un gobierno parlamentario alternativo― sabe que la opacidad, las decisiones cupulares exclusivamente y no escuchar a los ciudadanos y sus verdaderas organizaciones, tiene su consecuencia para no contar con legitimidad real.

Por: Radamés Graterol

Era Navidad de 2022, y en Venezuela se preparaban menos hallacas que el año pasado por el supersalto del precio del dólar, mientras el pan de jamón brillaba por su ausencia,  porque  la plata se destinó  para comprar unos jugueticos  para los pequeños de la casa.

De sorpresa para los ciudadanos comunes,  comenzaba la discusión por las redes sociales de la posibilidad de eliminar el gobierno interino de oposición, que había seleccionado del seno de la última Asamblea Nacional de 2015 ―verdaderamente democrática―, al diputado Juan Guaidó como presidente ejecutivo del país.

Y en efecto, así sucedió cuando los diputados de la Asamblea Nacional elegida en 2015, principalmente de los partidos  Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, decidieron sustituir  el gobierno ejecutivo interino por una especie de gobierno parlamentario, a mi juicio.

Este gobierno quedó integrado por las legisladoras Dinorah Figuera que asume la presidencia, Marianela Fernández, la primera vicepresidencia y Auristela Vásquez, la segunda vicepresidencia respectivamente.

Gobierno Abierto

En este artículo no me ocuparé en señalar si estoy de acuerdo o no con esta decisión. Sí aprovecharé la oportunidad para hablar de lo que significa un gobierno abierto, en vista de que la nueva directiva de la Asamblea Nacional 2015 ―designada el 5 de enero de 2023― expresó en sus declaraciones iniciales por redes sociales.

Afirmó en estos pronunciamientos, que asumirán su responsabilidad con transparencia y con rendición de cuentas, dos aspectos que, lamentablemente,  la mayoría de los venezolanos no creyó que  estuvieran presentes en el gobierno ejecutivo interino saliente.

Y es que las democracias modernas exigen iniciativas urgentes que promuevan los espacios de  confianza, reciprocidad, trabajo conjunto entre gobernantes y gobernados para reconquistar la legitimidad perdida, y para ejercer un gobierno abierto.

Según el especialista en asuntos públicos chileno Ramírez-Alujas, Álvaro V. la conquista de estos espacios de confianza implica:  

“Una plataforma para ejercer un nuevo tipo de gobernanza, que sustentada en los principios de la transparencia, participación y colaboración,  sitúa a las personas en el epicentro de la acción política y actúa como vía catalizadora del vínculo entre gobernantes y ciudadanos,  en un contexto donde la confianza y la relación son fundamentales, y cuya materialización se expresa a través del acceso a la información pública y datos abiertos, prácticas que permiten la ampliación de los espacios para la participación y emergentes dinámicas de colaboración entre los distintos actores”

¿Falló el Gobierno interino?

Partiendo de este concepto amplio de gobierno abierto,  considero que hubo fallas en el gobierno interino encabezado por Guaidó, debido a que aun con sus limitaciones y censuras por parte del gobierno de Maduro,  pudo haber usado la tecnología y a su gran cantidad de partidarios iniciales,  para comunicar efectivamente su gestión.

Pudo hacer de la misma un ejercicio participativo donde colaboraran una multiplicidad de actores como la sociedad civil, la empresa privada, la academia, los grupos de presión y la ciudadanía directamente,  a los fines de consolidar su apoyo popular.

Ya la nueva directiva de la Asamblea Nacional 2015 ―que recién asume como un gobierno parlamentario alternativo― sabe que la opacidad, las decisiones cupulares exclusivamente y no escuchar a los ciudadanos y sus verdaderas organizaciones, tiene su consecuencia para no contar con legitimidad real.

Ojalá tome los principios verdaderos de un gobierno abierto ―la transparencia, la participación, la rendición de cuentas, la colaboración y la innovación― para que conquiste nuevamente a los corazones incrédulos de la oposición.

La directiva de la nueva AN 2015 debe comenzar por comunicar efectivamente los objetivos de su creación y su verdadero alcance,  para así no seguir abonando el terreno de las falsas expectativas.

Fuente:

 Gobierno Abierto: ¿Las nuevas ropas del Emperador? Las paradojas de un paradigma en construcción y su reflejo en Latinoamérica Ramírez-Alujas, Álvaro V.

RADAMÉS GRATEROL | @radamesgraterol

Politólogo venezolano egresado de la Universidad Central de Venezuela. Profesor universitario, ex alcalde y consultor político.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Escriba al correo [email protected] para algún comentario sobre nuestras publicaciones.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.