Gente que se ocupa de los jóvenes

165

Por: Luisa Pernalete

No estamos para Carnavales, porque no hay que disfrazar la situación: los jóvenes en este país están huérfanos de presente y de futuro. Cada vez que me acuerdo de ese dato de la Encovi –en su encuesta de finales del 2019 y principio del 2020– según el cual 35% de los jóvenes entre 12 y 17 le dijo a un profesor que “estudiar en Venezuela es un lujo”, el corazón se me arruga. Sin embargo, también es parte de nuestra realidad que hay organizaciones que, a pesar de las adversidad, siguen con esperanza de labrar un mejor presente y futuro para ellos.

Son experiencias diversas, nada volátiles, algunas con décadas de existencia, pero que se han ido reinventado para responder a los retos que van surgiendo.

Comencemos por una del interior: “Cátedra de la Paz y derechos humanos Monseñor Oscar Arnulfo Romero”, adscrita a la Dirección de Cultura de la ULA (@catedradelapaz). Fue fundada en 1987. Promueve la cultura de paz entre niños, adolescentes, jóvenes, docentes… Nos dice su coordinador, Walter Trejo, que hoy tienen presencia en 11 estados con equipos de voluntarios de paz y alianzas con organizaciones locales. Es muy activa. Tiene diversos proyectos, les menciono algunos:  Niños y niñas por la paz, Jóvenes de la paz, Constructores de paz, Educándonos para la paz, Pedagogía de paz, Previniendo contigo, Voluntariado internacional. Esta cátedra es una referencia regional y no sólo atiende a niños y jóvenes de la ciudad de Mérida. La cuarentena no la ha paralizado.

Sigamos con Cecodap, (@Cecodap) cuyas siglas significa Centros Comunitarios de Aprendizaje, pues nació en 1984 con la intención de ser “un centro”, pero se desarrolló como una organización que promueve, desde entonces, los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, con énfasis en la participación de ellos. Sus fundadores, Fernando Pereira y Carlos Misle, parecieran tener el don de la ubicuidad, dada la cantidad de cosas que hacen, lo cual les ha permitido ser referencia en todo el país. Han ido ampliando sus actividades: investigan, generan informes sobre la situación de derechos de los niños y adolescentes, promueven el Buen Trato de manera subrayada,  ofrecen un diplomado en Disciplina Positiva para educadores… les dan voz a adolescentes a través de múltiples espacios en donde esa población se expresa… dan acompañamiento y atención psicológica a NNA… Carlos Trapani, abogado y actual coordinador, es voz de las denuncias sobre violaciones a los derechos de la población que atienden. Abel Saraiba, psicólogo, orienta, alerta. Me cuenta que el año pasado atendió a más de 3.800 chamos en consulta.  Muy movidos con sus redes sociales. Ciertamente unos verdaderos aliados de los niños, niñas y adolescentes de este país. La cuarentena no los ha inmovilizado, nada más lejos de su dinamismo. Siempre con mano extendida.

Vamos ahora con Opción Venezuela (@opcionvenezuela), una red de emprendimiento juvenil creada en el 2002 con la intención de capacitar en tecnología y en promover la capacidad de emprender en jóvenes. Su fundador y coordinador, Félix Ríos, nos cuenta que uno de sus programas, “Opciones para Venezuela”, busca recopilar experiencias exitosas en el país, en donde se vean que si hay opciones. Llevan unas cuantas, las recogen y las socializan. Eso es esperanzador en medio de tanto drama. Otro programa, el de Opción Emprender, forma jóvenes a través de una perspectiva lúdica, les enseña a desarrollar un modelo de negocios, a tomar decisiones, trabajar en equipo, ejercitar la creatividad, resiliencia, motivación… Forman jóvenes y también docentes. Son muy entusiastas y contribuyen a fortalecer el tejido social.


Ciertamente unos verdaderos aliados de los niños, niñas y adolescentes de este país. La cuarentena no los ha inmovilizado, nada más lejos de su dinamismo. Siempre con mano extendida

Luisa Pernalete

Sigo con Huellas: la apuesta de pastoral juvenil de la Compañía de Jesús en Venezuela, nacida en 1989, con el padre Miguel Matos SJ. Se ha ido extendiendo, tienen un simpático y creativo itinerario para formar líderes que no se restringe a colegios de la Compañía, se ha extendido a 52 colegios de Fe y Alegría, pero que también trabaja en parroquias católicas y en algunas comunidades, con sedes propias. Un simpático itinerario: Huellas blancas, para alumnos de primer año de bachillerato; huellas rojas, segundo año; verdes, tercer año; azules, cuarto y quinto año. Tienen una inteligente manera de permanecer, pues los “asesores” pueden surgir de sus propias filas, y los más grandes asesoran a los más pequeños. Tienen 48 colaboradores y 714 voluntarios, un gran número de aliados. Ofrecen formación espiritual, cultivo de la interioridad, para formar el sujeto deben saber que la bondad es buena para la salud y además es contagiosa… En estos tiempos de pandemia han diversificado sus actividades mezclando jornadas presenciales con jornadas on line. Han salvado a muchos chamos de no terminar en bandas delictivas, pues les ayudan a hacer sus proyectos de vida. Los campamentos de misión dejan marcas importantes en sus participantes.

Una vez, hace unos años en la frontera, una señora me dijo que Huellas salvaba a jóvenes de ser reclutados por grupos irregulares, pues les ampliaba la mirada, el horizonte, era muy atractiva su propuesta. Ya están pensando en internacionalizarse… Colombia, República Dominicana, Perú… 

No podemos olvidar que los colegios católicos, donde hay religiosos y religiosas, suelen tener sus grupos juveniles… Ese valor agregado es de gran utilidad para ampliar la mirada, para tener herramientas que les ayuden a protegerse de “tentaciones” del entorno…  Recordemos que en Venezuela el delito organizado ha ido creciendo y ello es un riesgo para cualquier joven.

Uno se alegra de la existencia de organizaciones como las que he reseñado muy brevemente.  Sabemos que con tanto muchacho fuera de la escuela, no es suficiente, pero son como “velas en medio del apagón” de esta realidad venezolana y son semillas de esperanza, pues cada una de ellas acumula relatos, testimonios de chicos y chicas que se han “salvado del mal camino” gracias a ese trabajo y han salido muchos líderes positivos.  Uno valora la creatividad, la perseverancia de esta gente que se ocupa de los jóvenes. Reduce la orfandad de esta población. 


LUISA PERNALETE | @luisaconpaz

Educadora en zonas populares por más de 40 años. Utiliza el sentido del humor como herramienta pedagógica.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.