Extorsión policial en Venezuela: ¿La “matraca” está de moda?

390

Por. Nehomaris Sucre

¿Qué se encierra en las matracas? ¿ruido o silencio? en la tradición católica española el sonido de este instrumento se ha usado para sustituir las campanadas y simbolizar el final de las tinieblas durante Semana Santa. En Venezuela, cuando hablamos de matraca, nos referimos a un hecho nada célebre: la extorsión policial y militar. En las próximas líneas conversaremos respecto a este tema tan escabroso.

No es secreto que los ciudadanos perdimos control sobre los organismos de seguridad del Estado. En un extremo el gobierno alardea de una supuesta “democracia plena”, pero el rostro de nuestra realidad es distinto y no existen mecanismos que nos permitan siquiera regular de forma efectiva la actuación policial.

Nicolás Maduro instó a las alcaldías, gobernaciones y otros entes estatales a denunciar los abusos de la policía. Al no tratarse de un llamado a la ciudadanía en general, sino a miembros del Estado-Psuv, esto entre líneas nos indica la reafirmación del control de la élite sobre los funcionarios policiales. En cambio, el ciudadano de a pie, quien es el principal afectado de estos abusos, queda al margen y al pronunciarse es desestimado por el gobierno.


Valentina Quintero denuncia matraca en alcabalas: el peligro en las carreteras es la autoridad

Valentina Quintero dijo recientemente que “el auténtico peligro de las carreteras venezolanas es la autoridad, las alcabalas, la matraca”. El ministro de Interior Remigio Ceballos le respondió que “Es una irresponsabilidad generalizar y pretender opacar la labor policial y militar”. Así se desaprueba la denuncia ciudadana.

Las alcabalas son para muchos una pesadilla en cámara lenta, sobre todo en estados fronterizos donde su uso suele ser excesivo. Además, estadísticamente su eficiencia para capturar delincuentes es muy baja, de apenas 2%, según estudios de expertos criminalistas.

Remigio Ceballos a Valentina Quintero por denuncia sobre alcabalas: “Es una irresponsabilidad generalizar”

Lo cierto es que las alcabalas son necesarias en casos puntuales, como cuando se busca a reos fugados o se quiere frustrar el robo a un banco. No obstante, en condiciones normales y específicamente en el contexto venezolano, tienden a favorecer la corrupción policial.

Las temidas matracas desencadenan un efecto dominó en el caos reinante. Cuando las víctimas son los transportistas de alimentos la principal consecuencia es que los productos llegan a la población con un costo hasta 3 o 4 veces mayor, tal como lo ha señalado la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro). Esto explica por qué en muchos casos los artículos de producción nacional terminan siendo más costosos que los importados.

En estas malas prácticas policiales intervienen los bajos sueldos de funcionarios que, en promedio, no superan los 100$ como es el caso de los integrantes de la Policía Nacional Bolivariana (Pnb).

En definitiva, para reducir el problema del matraqueo es importante visibilizarlo denunciando públicamente, pero más allá de eso a este país le urge una restructuración institucional.


NEHOMARIS SUCRE | @Neho_Escribe

Politóloga y militar retirada.

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe necesariamente las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.