En una nueva negociación con Maduro tiene que estar la Fuerza Armada

507
El procedimiento se llevará a cabo siguiendo las órdenes de Nicolás Maduro y como parte del Ejercicio de Acción Integral Escudo Bolivariano 2020 | Foto: Referencial

Nicolás Maduro, encerrado en una crisis política, económica y social que no tienen techo, sigue aferrado al poder institucional de un país que no gobierna porque es ingobernable. No le importa para nada que su irresponsabilidad esté dejando a Venezuela como un cascarón vacío por la entrega de los inmensos recursos naturales a otros países.

En cierto momento, me contó Aristóbulo Istúriz que cuando se presentó la primera crisis de Hugo Chávez Frías, él con un grupo de ministros le dijeron a Chávez que no aceptara las firmas recogidas por la oposición para activar el referéndum revocatorio consagrado en la Constitución porque en su mayoría eran planas. Chávez se les quedó mirando y le dijo: “Mira Ari, este país como está es ingobernable tanto para ellos como para nosotros. Venimos aquí para gobernar con el pueblo, no para traerle más sufrimientos. Vamos al referéndum, si ganamos gobernaremos al país en paz por 20 años, si perdemos volvemos a la oposición”. Fue así como Chávez ganó el referéndum del año 2004 y se mantuvo en el poder hasta su muerte acaecida en el año 2013.

Igualmente sucedió con Daniel Ortega cuando en medio del conflicto con los Contra accedió adelantar las elecciones presidenciales de Nicaragua, desoyendo los consejos de Fidel Castro. Finalmente los comicios se llevaron a cabo en febrero de 1990 y Ortega perdió contra Violeta Chamarro, pero la violencia armada llegó a su fin en Nicaragua.

LEE TAMBIÉN

MADURO INSTA A LA AN DE PARRA A ELEGIR UN NUEVO CNE

Pero Maduro no sólo bloqueó el referéndum —cuando en octubre del 2016 el CNE, obedeciendo al gobernante, paralizó el proceso al acatar las medidas cautelares dictadas por jueces de primera instancia de Carabobo, Apure, Miranda, Bolívar y Aragua—, sino que ha venido obstruyendo toda salida constitucional o negociada que le permita a Venezuela escapar de la tragedia.

En los últimos días la táctica de Maduro ha sido declarar a los medios que le ha pedido a México, Argentina y España su mediación en el conflicto.  Al tiempo que le vuelve a insistir a Donald Trump que quiere una negociación directa con él. Pero mientras eso ocurre, los cuerpos de seguridad permiten impunemente las agresiones a periodistas en la cobertura de hechos noticiosos, dinamita las instituciones democráticas, mantiene en las cárceles a todo aquel que levanta la voz para denunciar el genocidio que ocurre en Venezuela.

Hasta el momento los llamados a diálogo y las negociaciones que ha entablado Maduro sólo han servido para que el gobierno gane tiempo, se burle de la comunidad internacional y termine debilitando a los sectores de la oposición. Esto ocurre porque los radicales del Psuv han reiterado, una y otra vez, que no van entregar el poder bajo ninguna circunstancia. Con esa posición queda claro que no van aceptar ninguna negociación que concluya en elecciones presidenciales, ya que sería una derrota cantada para Maduro u otro candidato que ellos elijan. No obstante, la comunidad internacional aboga por una salida negociada y democrática para Venezuela, incluso la mayoría del país también se expresa en esa misma línea, ya que permitiría una recuperación más rápida de la nación.

LEE TAMBIÉN

NICOLÁS MADURO PIDE A LA CPI DEFENDER A VENEZUELA

El nuevo llamado de Maduro para entablar una negociación ocurre en el marco de una crisis económica que, pese a la aparente recuperación, está en una etapa terminal. Con un cerco internacional que no le da margen para maniobrar. Una presión más decidida de los Estados Unidos, anudada a la poca ayuda que Rusia y China le puedan aportar.

En este escenario la Comunidad internacional tiene que acelerar un proceso de negociación más rápido (que arranque de inicio un compromiso de elecciones a Maduro), y al mismo tiempo más incluyente, donde tiene que estar presente la Fuerza Armada con un protagonismo visible para que de esta manera funja como uno de los garantes del cumplimiento de lo acordado por las partes.

La FAN es señalada como el sostén de Maduro en el poder. Al mismo tiempo recibe llamados desde Guaidó hasta los representantes de los Estados Unidos para sumarse a su causa, pero resulta ilógico que una institución que tenga el poder lo entregue totalmente gratis. Además, sería una garantía para los chavistas que la caída de Maduro no significaría necesariamente una persecución en su contra como lo que sucede en Bolivia.

Cerrarse a explorar una salida negociada sería un grueso error que conduciría inevitablemente a una guerra civil en el país, y lo más seguro es que nos esperaría es una situación similar a la Libia, Siria o Irak.

Marcos Hernández es periodista y fundador de la ONG Periodistas por la Verdad@hmarcovalor

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO